LA LEY DE LA ATRACCIÓN

LA LEY DE LA ATRACCIÓN

LA LEY DE LA ATRACCIÓN 469 1280 AnaCastroLiz

Es la creencia pseudocientífica de que los pensamientos influyen sobre lo que nos sucede en la vida

Esta ley se relaciona con ciertos textos bíblicos o de otras religiones y tiene “su punto” de inquietante, al margen de que te parezca útil este tipo de ideología o no.

Para poder entender en detalle “La Ley de a Atracción” y porque, para muchas personas les sirve de orientación, sea cosa del destino o una casualidad, considera dicha ley que las fuerzas naturales del orden se fundamentan en un magnetismo que tu generas y proyectas, según sean tus pensamientos: negativos o positivos, así atraerás cosas peores o mejores a tu existencia.

Es decir, tu mente, pensamientos y sentimientos están cargados de un gran potencial, y posees un gran poder que no sabes aprovechar, y sea esta ley cierta o no, ya que carece de fundamento científico, mi pretensión es que puedas permitirte sentir que mereces cosas buenas para poder atraer a tu vida, bien sea porque tú lo provocas y así lo consigas, lo que necesitas o que alguna fuerza celestial quiere premiarte por ello.

De alguna manera ya controlamos nuestro destino actuando según

nuestros valores y creencias

Eres lo que piensas

Esta ley lo que explica es que las cosas de naturaleza similar se ven atraídas hacia sí mismas por una cuestión de similitud de frecuencia. Atraes lo que eres. ¿Tú eres feliz? Pues tenderás a atraer más felicidad. ¿Eres alegre? Tenderás a atraer más alegría a hacia tí.

El “pensamiento positivo”, concepto tan vendido en libros de autoayuda a la hora de motivarnos, y capaz de aportarnos tanta confianza en nosotros mismos, es algo inalcanzable para la mayoría de los mortales además de imposible de conseguir, porque estar siempre en modo “feliz” es muy complicado y poco sensato. La “ley de la Atracción” se apoya algo en este razonamiento, pero podemos matizarlo y llevarlo a un terreno más natural, te voy a poner un ejemplo; si eres fumador e intentas dejarlo, visualizarte cada mañana sin ese pitillo, puede inducir al cambio y marcarte un objetivo de en unos meses conseguir dejar esa adicción e imaginarte cómo te sientes por ello. Así es como tu pensamiento te hará conseguir objetivos.

Y en eso consiste la terapia cognitivo-conductual te enseña que tus pensamientos originan tus emociones y tus conductas, nunca al revés. Si te mentalizas en dejar a un lado las cosas negativas poniéndote firme para conseguir dicho objetivo, finalmente ese pensamiento orientará tu capacidad de conseguirlo.

La acción y el esfuerzo

Si hay que criticar en algo a esta ley, es que se basa demasiado en el mundo espiritual o de las energías, y no todas las personas contemplan eso como parte de sus creencias, además de que si quieres algo debes pedirlo al universo o a una fuerza invisible que nos conecta a todos y eso no está del todo demostrado.

Valora tener una actitud de gratitud y positividad y eso sí que lo puedes copiar de esta ley.

Las soluciones a tu vida no se suceden solo con desearlas para poder así, esperarlas, sino que debe de hacerse una acción por tu parte para que algo suceda.

Esta ley es un primer estímulo ante un cambio de actitud: desear algo, hacer un cambio de pensamiento y que has de esforzarte en conseguirlo. No creas que solo con pensar las energías van actuar por sí solas para darte lo que deseas. Crea tu propio camino día a día y comprende que todo logro tiene detrás un esfuerzo.

Creencias limitantes

Se supone que esta ley de la atracción, está trabajando todo el tiempo en tu subconsciente y no debes despistarte por ello; de tus pensamientos.

Algo que, si puedo demostrar y después de escuchar a muchas personas que ha acudido y acuden a mi consulta durante muchos años, es que sus creencias, esas que están mentidas a fuego desde la infancia es lo que realmente les limita para ser felices. Las creencias limitantes son una percepción de la realidad que nos impide alcanzar todas esas cosas que nos hace ilusión, es algo que no es cierto pero es como si lo fuera para nuestra mente y creemos en ello a rajatabla.

Si me permites te voy a mostrar algunos planteamientos que posees para identificar esas creencias limitantes y algunas pueden ser:

  1. ¿Temes que la gente de tu entorno deje de quererte si creces profesionalmente o te conviertes en alguien más afortunado?
  2. Te metieron frases en tu niñez similares a: “no tenemos un duro pero si somos decentes”, “no hace falta tener dinero para ser feliz, o el dinero lo compra todo, etc”
  3. Según tu religión posiblemente escuchaste: ¿tu vida tiene que ser sacrificada para ganarte el cielo?
  4. ¿Piensas que la vida es una lucha constante, llena de sacrificios y batallas?
  5. ¿Te gusta dar lástima ante tu círculo de que necesitas ayuda?

Si has respondido a la mayoría que sí, es que tú mismo te limitas y debes encontrar las creencias que están manipulando tu existencia, y deshacerte de ellas.

Revisa tus pensamientos

La mayoría de tus pensamientos están conectados con algo que ya te ha pasado, y les das vueltas y vueltas, sin llegar a nada productivo, no tiene sentido seguir pensando en algo que ya sucedió y no puedes cambiar. Pierdes tu vida. Tampoco debes pensar todo el tiempo en el futuro, visualiza lo que deseas en tu presente.

Céntrate en los pensamientos que generas en cada momento, para convertirlos en palabras y acciones, nada pierdes si funcionas asi y aunque esta premisa también la tiene la ley de la atracción, y sea el universo quién motorice la frecuencia para recibir esa misma energía o no, conseguirás más paz y equilibrio mental.

Olvida lo negativo

Quejarse, burlarse, criticar a otros, solo traerá más negatividad. Identifica esa charla interior que te traes de cosas negativas, sustitúyelo por pensamientos positivos; resalta lo bueno de las personas, concentra tu energía en cómo ayudar y ponerte en el lugar de los demás.

Los pequeños detalles

Regala sonrisas, mira a los ojos, agradece lo que te rodea, ofrece palabras afectivas y abrazos, centrándote en comportamientos muy cotidianos, tu vida y enfoque puede cambiar radicalmente. Cambia de perspectiva y así de darás cuenta de que tal y como manejes tus sentimientos será como dirigirás tu vida y tu relación con los demás.

Solo así podrás mejorar tu existencia y ya verás lo que atraes.

¿Qué piensas ahora sobre la ley de la atracción?

Articulo escrito 21 marzo 2020 para El Progreso de Lugo

Dejar una Respuesta