El Progreso

¡HUMANIZEMONOS POR FAVOR!

¡HUMANIZEMONOS POR FAVOR! 469 1280 AnaCastroLiz

El control de la distancia con los demás ha desencadenado alguna que otra fobia social y diferentes patologías con falta de empatía

Adaptarse a tantos cambios en poco tiempo ha favorecido que surja la capacidad de supervivencia, pero también el nacimiento de diversas patológicas psicológicas, fobias sociales, obsesiones y manías como puede ser el síndrome de la cara vacía, de moda en estos últimos tiempos, es la que sufren muchas personas al dejar de usar la mascarilla, que les supone tener miedo al contagio, sienten agorafobia, y terror.

Tiene lógica que donde se ha encontrado una medida de contención para no contagiarse, como se considera que es la función de las mascarillas,la mente humana se ha programado para sentir seguridad, por lo que algunos conciben que quitarla sería perder esa “tranquilidad” que les ha costado tener, por eso surge este síndrome.

Lo realmente preocupante de nuestra realidad actual es cuando se quiere ejercer de policías o jueces sobre lo que hacen los demás, algo que les hace estar en un estado de agitación, agresividad y alerta constante, en vez de ejercer de ser humanos afectivos y empáticos que deberían centrarse más en sus propios pensamientos y acciones, que eso si los pueden cambiar o en la importancia que tiene mostrar la cara y sonreír a los niños más pequeños y facilitarles respirar aire puro para su desarrollo neuronal y emocional, que son los grandes olvidados de las posibles secuelas que pueda traer todo esto.

Para todos aquellos que padezcan este síndrome, les facilito las siguientes herramientas terapéuticas para poder llevarlo lo mejor posible.

¿Cómo enfrentarse al Síndrome de la cara vacía?

 

  1. Aceptación de lo que sientas. Identifica a lo que temes y entiende que forma parte de ser humano sentir emociones.
  2. Respeta aquellas personas que funcionen diferente a ti y sean o más despreocupadas o vivan sin miedo.
  3. Recuerda como era tu vida antes de todo esto y de lo que disfrutabas, intenta recuperarlo dentro de lo que cabe.
  4. Céntrate en respirar al aire libre, pasear en la naturaleza y disfrutar del exterior ahora que es verano.
  5. Vete poco a poco, retirando el uso donde no haya absolutamente nadie, para ir poco a poco sintiendo que puedes ir sin ella en espacios donde exista distancia.

¿Pero qué explicación existe para entender por qué algunas personas les afecta la situación pandémica y le hace perder el contacto con lo más sensible y emocional del ser humano?

El Apego

Es el lazo emocional que establecemos con las personas significativas de nuestra vida, con las que compartimos sentimientos de pertenencia y seguridad. Son “hilos” que nos unen y forman parte de nuestro “tejido” emocional, desde edades muy tempranas, si estos vínculos afectivos son adecuados, generarán seguridad y pertenencia, y fomentarán uniones sanas con otras personas y con nuestro entorno, sin ser dependientes.

Los diferentes tipos de apego negativo que puede desarrollar una persona al ser adulta son:

  • Los adultos que tienen un apego «evitativo» son personas que tienen poco contacto con sus emociones, y llegan a rechazarlas u ocultarlas. Suelen ser solitarios y no muestran el sufrimiento o la queja. Se centran en ellos mismos, tienden a desconfiar del resto. Desarrollan una falsa imagen de fortaleza y frialdad, acaban generando síntomas de ansiedad, personalidades de este tipo llevan peor todo lo que estamos atravesando.
  • Los adultos que tienen un apego «ansioso-ambivalente» suelen ser personas temerosas, pasivas o agresivas, y con baja autoestima. No se sienten responsables de nada por lo que tienden a culpar al resto de sus problemas. Sus reacciones emocionales son excesivas (sienten agresividad o tristeza descontrolada), suelen tener poca contención emocional, generan muchos conflictos por estas reacciones con los demás y no suelen modificar esos comportamientos.
  • Los adultos que tienen un apego «desorganizado», surge como resultado de vivencias infantiles violentas física o emocionalmente, algo que genera en la personalidad de un adulto comportarse con mucho miedo, incertidumbre, y falta de coherencia y orden. Necesitan que los demás satisfagan sus necesidades. Si no lo hacen, contendrán sus emociones, pero cuando éstas afloren, serán exageradas y descontroladas. En la vida adulta pueden desarrollar psicopatías, trastorno límite de la personalidad o histriónico.

Cuando este tipo de apegos no son tratados con terapia, podrían derivar en psicopatologías mucho más complicadas de soportar.

Como ser más humanos

La combinación de los sentimientos y nuestra manera de usar la racionalidad es lo que nos da esa capacidad de ser humanos. Somos capaces de amar, llorar, reír, divertirnos, pero también de vivir con ansiedad, de darle vueltas a las cosas de usar la lógica y llegar a conclusiones, de conversar, y ser empáticos.

Cuando dejamos de tener pensamientos positivos o de sentir emociones bonitas el instinto nos relega a ser totalmente: fríos, manipuladores, calculadores, racionales, obsesivos. Los asesinos reprimen sus sentimientos de manera total y dejan de ser humanos para poder enfocarse en el daño que ocasionan.

Si te sientes desconectado de tu existencia, te facilito los siguientes pasos para reconectar con tu parte más humana:

  • Demuéstrate que te gusta ser humano: reflexiona sobre tu vida y todas las situaciones en las que estuviste cerca de tus emociones, y de las personas que quieres.
  • Confía en las personas que dices querer y te quieren.
  • Sé transparente y usa la sinceridad.
  • Acepta tus compromisos con alegría y agradecimiento.
  • Conecta con tus hobbies, trabajo y tiempo libre, intenta crear situaciones que te hagan sentir útil.
  • Pasa tiempo de calidad con los tuyos, comparte lo mejor que poseas para hacer sentir bien a tu gente.
  • Si hay algo de tu entorno que difiere de tus gustos o preferencias, usa la crítica constructiva y sobre todo el respeto.

Artículo escrito 17 julio 2021 para El Progreso de Lugo y El Diario de Pontevedra

¿ERES LA MADRE DE TU PAREJA?

¿ERES LA MADRE DE TU PAREJA? 751 2048 AnaCastroLiz

Si no te sientes deseada como mujer, en tu relación de pareja deberías analizar cuál es tu forma de comportarte

En muchas ocasiones, el apetito sexual no coincide con el de la pareja y esto genera mucha inquietud y rechazo, en la persona que sí quiere tener sexo, y evasión en el que no quiere tenerlo porque no sabe cómo gestionar esa situación.

Cuando una mujer acude a terapia y te explica que se siente rechazada por su pareja, porque él nunca tiene ganas de acostarse con ella, y que su vida doméstica, familiar y social funciona perfectamente bien, y quiere entender qué le sucede y sobre todo buscar una solución, aparte de lidiar con la frustración de esa persona y su baja autoestima que le ha generado la situación, para averiguar cuál es el motivo de esa inapetencia sexual, se tiene que analizar cómo se relacionan, como se hablan, como se tratan y cómo se comportan en general entre ellos y con los demás.

Causas posibles

Es verdad que el deseo sexual de una persona puede descender por muchos motivos: desde el estrés, estilo de vida diferente a la pareja, enfermedades, conflictos familiares, etc. es muy importante mostrarse comprensiva y tratar de dialogar con la pareja para saber cuál puede ser el origen del problema pero cuando todo aparentemente funciona bien, sorprende cuando se descubre que el origen de esa situación puede ser la “manera de amar”, o bien excesiva y protectora por parte de la mujer hacia el hombre, si actúa educándolo, orientándole, previniéndole de todo y ejerciendo un papel de extrema responsabilidad hacia él y hacia todo su entorno, que suele desembocar en reproches y quejas de ella hacia la pareja, del estilo de: “cuantas cosas hago por ti” “que buena soy y no te das cuenta” … para terminar por creerse una absoluta imbécil al sentirse despreciada en la cama y pasándolo realmente mal.

Educadora Emocional

Algo que altera por completo la dinámica de una relación es convertirse en la maestra, guía espiritual o educadora de tu pareja. En vez de tener a un hombre a tu lado que te acompañe, parece que tienes un hijo más que criar, porque le repites las cosas varias veces, se despista totalmente de asuntos comunes o tuyos y lo peor, no te tiene en cuenta y porque va a su aire, sintiéndote más madre que pareja y desgastándote totalmente a nivel emocional.

Si bien es cierto, suele existir una gran diferencia en muchas parejas que podamos conocer a nuestro alrededor, con respecto al nivel de madurez entre ambos miembros, en este caso cuando la mujer es la que adopta el papel responsable y gestionador de absolutamente todo: la cuentas, las labores del hogar, los hijos, las decisiones, organizar actividades, elige la ropa de él, en definitiva, y se encarga de cualquier asunto por no molestarlo, tirando constantemente de la relación para que esta funcione, si ella no hiciera nada de eso posiblemente no habría razón de existir para esa pareja.

Una posible explicación a algunos tipos de “cuernos”

Un hombre que se comporta como un hijo o adolescente, y que siente que debe complacer a su pareja-madre, porque ésta lo quiere dominar en todos los aspectos, dándole órdenes constantemente, se sentirá ahogado y perderá la visión de tener sexo como un disfrute, pudiendo dejarla de desear como mujer por muy atractiva físicamente que ella sea.

A este varón le quedarán dos alternativas: someterse a su pareja, funcionando como un “calzonazos” sin criterio y anulado, o comportándose como un adolescente rebelde o niño mal criado, que acabará buscándose a otra que le deje hacer o ser más libre.

¿Por qué te conviertes en una “Wendy”?

El complejo de Wendy, es el que padecen aquellas mujeres que dedican su vida al cuidado, y protección de los demás, ejercer este comportamiento es súper dañino para una relación de pareja, ya que terminará por ser una mujer poco deseada.

Cuando una mujer trata a su pareja como un hijo, es porque ha desarrollado ese papel desde su infancia: porque han criado a sus hermanos, cuidado a sus padres o protegido a sus amistades, madurando en ese aspecto antes de tiempo y esto ha provocado que desarrollara un amor estilo maternal. También influye el comportamiento que se ha observado que ha adoptado la madre como cuidadora, si ha sido servil hacia todos, callada y complaciente con un alto grado de sacrificio, es posible que tengas más tendencia a desarrollar este papel, con lo cual es algo heredado.

Cómo dejar de comportarse de esta manera

Lo primero que tienes que hacer es liberarte de la obligación de cumplir con todas las responsabilidades y necesidades de los demás y sobre todo de tu pareja, eso lo encuentras en los patrones de conducta repetitivos y las creencias que has aprendido desde tu infancia, es algo que debes identificar, para poder trasformar.

Además, es muy importante que reestructures el concepto de en qué consiste ser mujer, la feminidad, la maternidad y la forma correcta de amar, para permitirte recibir amor a partir de ahora de otra manera.

Algunos consejos que pueden ayudarte a romper con este papel de madre son:

  • No estés tan pendiente de las equivocaciones o despistes de tu pareja, que el mismo por si solo se dé cuenta, hazle sugerencias, pero nunca le impongas nada.
  • Pídele ayuda y no seas tan autosuficiente, de vez en cuando actúa como lo hace él para que le hagas de espejo de su comportamiento equivocado.
  • Cuida de ti misma, de tus asuntos y amistades, concédete mimos, fomenta actividades que te hagan sentir bien y centra un poco más de atención en tus necesidades.
  • Exprésale a tu pareja cómo te sientes y lo que piensas de la forma que el tiene de comportarse si te parece poco implicado, o que le pasa contigo a nivel íntimo, respetando sus opiniones y diferencias.
  • Y por supuesto, aprende a dejar de querer controlarlo todo.

El amor sano ofrece libertad, quien te quiere de verdad te permite ser quien quieres ser y si tú lo quieres de verdad deberías de amarlo como es, si tu pareja tiene demasiadas cualidades que no encajan contigo, déjalo, pero no lo quieras cambiar.

Articulo escrito 29 mayo 2021 para EL PROGRESO de Lugo y El Diario de Pontevedra

LA SEMILLA DEL MAL

LA SEMILLA DEL MAL 469 1280 AnaCastroLiz

El efecto que ha producido el documental de Rocío Carrasco ha visibilizado que cualquiera puede sufrir violencia de genero

Muchas mujeres que nunca se habían atrevido a contar su historia sentimental repleta de angustia, empiezan a dar el paso a denunciar o salir de las encrucijadas que han germinado en un calvario de sufrimiento, o toman convivencia sobre su situación de pareja que no es del todo sana, porque se han dado cuenta al empatizar con las situaciones que relata Rocío Carrasco en su documental de la televisión, que han sido o son mujeres maltratadas.

No todos los hombres son maltratadores, y algunas mujeres también ejercen un abuso de poder y violencia hacia sus parejas que silencian ellos y nadie conoce. Vivimos en una sociedad que ha normalizado los micromachismos, sexualizaciones, y ciertas conductas que se justifican constantemente, minimizando los efectos nefastos que ocasiona padecer todo ese “maltrato” en el equilibrio emocional de una persona. Además, una pareja que funciona de esta manera, si tiene hijos, ellos sufrirán las consecuencias y tendrán bastantes posibilidades de copiar o la conducta del maltratador o de la víctima, convirtiendo en forma de bucle generacional un comportamiento tan toxico que reproducirán con sus parejas futuras y así, esto nunca se va a acabar.

Algunos de las definiciones que se han puesto de moda y pueden ayudarte a identificar si sufres un maltrato son los siguientes:

El ciclo de la violencia

Las estrategias que emplea el agresor para lograr su propósito y controlar a la víctima se conoce como el Ciclo de la Violencia, teoría ideada por la psicóloga Leonore Walker y está formada por tres fases:

  1. La acumulación de tensión donde el maltratador mediante: reproches, chantajes emocionales, manipulaciones, silencios, castigos, reta a la víctima, pero esta cede para evitar discusiones.
  2. Explosión y bronca, cuando aparecen las agresiones verbales, físicas, sexuales o psicológicas intensificadas.
  3. Alejamiento, distancia o semi-ruptura, que es cuando hay más posibilidades de que una persona pida ayuda o rompa con la relación, pero el maltratador despliega sus medios para meditante su “arrepentimiento” regresar.

Este ciclo se repite incansablemente y desgasta la autoestima a la víctima. Cuando el maltrato se va normalizando es más difícil salir de esa relación, porque se van deteriorando notablemente la capacidad de reaccionar y verbalizar a las victimas lo que les sucede.

Luz de Gas o Gaslight,

Es un término que tiene su origen en la película Gaslight, de George Cukor, en 1944 que relata la convivencia de una pareja y el hombre hace creer manipulando a su mujer que los ruidos que aparecen en su casa, a la que acaban de mudarse, son fruto de sus alucinaciones.

Para que alguien ejerza este tipo de manipulación, tiene que utilizar de forma muy sutil su lenguaje para culpabilizar a su víctima, con frases del tipo de: “fuiste tú quien me dijo eso …”, «los celos te están volviendo loca», “tú no eres normal”, “tú también tienes fallos, pero nadie se atreve a decirte nada, te lo digo yo que te quiero” o repetirle incansablemente que se lo inventa, por culpa de su carácter, que está mal de la cabeza o que le comen los celos.

Tergiversar conversaciones, para desprestigiar a la víctima y hacerla dudar de todo lo que ocurre. Quien lo sufre tiene una sensación de irrealidad permanente, de que se inventa las cosas o de creerse que está loca.

Violencia vicaria

Es un maltrato específico que se produce contra los hijos e hijas. Es la que se ejerce contra una persona a través del daño contra otras, es decir, para dañar a una expareja, un maltratador dirigirá violencia a sus hijos para que repercuta en su madre.

Los hijos son instrumentos u objetos, que se usan para manipular, controlar y someter a la mujer, al ya no convivir juntos utilizan ese nexo común para dañar.

Revictimización

La “doble victimización” es cómo las víctimas no solo tienen que asumir el daño ocasionado del maltrato que han sufrido, sino también cuando no son creidas a nivel judicial e institucional, o de su entorno y a nivel de los medios de comunicación les desprestigian. Se les cuestiona lo que dicen, y por ello sienten mucha vergüenza, lo que provoca un trauma añadido, por el sentimiento de culpa que se les genera también a raíz de todo esto.

Claros ejemplos de este hecho, es: cuando se publican fotos de una víctima de abuso de “cualquier manada”, donde se ofrecen todo tipo de detalles de lo que ha sufrido una mujer y lo que tiene que soportar a nivel judicial descalificaciones por parte de los abogados de la parte contraria, periodistas o mundo mediático en general, y por supuesto de la opinión acida en las redes sociales.

¿Porque tolera al menos incialmente, una mujer este tipo de comportamiento? 

Las primeras veces que una mujer detecta un maltrato de este tipo, sigue al lado de su pareja sencillamente porque cree que tiene que demostrarle, que está equivocado, que ella no es así. Luchará justificándose y explicándole sus propios argumentos, porque pudiera ser que lo que él le dice es cierto, pero si no lo es, como su autoestima es frágil, se siente vulnerable o cree que es inútil, que no vale nada, unido todo eso a su exceso de empatía y autocritica, le hará dudar de si ella pudiera estar equivocada, dando más credibilidad a lo que le dice su maltratador.

Mujeres de carácter más fuerte, pueden entremezclan su orgullo o arrogancia que provocará que deseen ver un cambio de comportamiento en el otro, es decir, creerse que: “yo me encargo de rehabilitar a este” “te voy a demostrar que estas equivocado”, generando un gran sentimiento de culpa en el subconsciente, que al saber que no lo están haciendo bien porque también se comportan de forma toxicas: porque les contestan o piensan negativamente, creen que se merecen ser “queridas” de esa manera.

La verdadera clave para salir de una relación de este tipo, es descubrir que no se tiene que rescatar a su maltratador, que no se debe aleccionarle o educarle en nada, no tiene que cambiarlo, solo puede cambiar dándose más amor así misma.

Articulo escrito 24 abril 2021 para El Progreso de Lugo

EL ENFRIAMIENTO SEXUAL

EL ENFRIAMIENTO SEXUAL 469 1280 AnaCastroLiz

La “Ley de las Polaridades” explica por qué se produce la pérdida de atracción en las relaciones

 

El Tantra ofrece una explicación muy interesante, sobre porque surge la atracción y química sexual entre dos personas, en términos de polaridad con dos energías: masculina y femenina, poseas el género que sea, en una sola persona conviven ambas polaridades. La energía femenina es puro amor, receptividad, es intuitiva y amiga de los cambios. La energía masculina es activa, lógica y busca resultados.

Para el tantra, la unión sexual es la creación de armonía y bienestar, la sanación y la trascendencia de la conciencia, además nos indica cómo circula la energía por nuestro cuerpo y cómo desbloquearla.

Llevo unos años investigando sobre este tema, a raíz de la información que puedo obtener en las terapias de pareja que realizo, algo que he plasmado también en mi ultimo libro TU CUARENTENA. Como viajar a tu interior, Editorial Vadeletras, 2020. con el fin de poder explicar los conflictos que surgen entre una pareja y como solucionarlos, debido al desconocimiento del potencial o inversión de sus polaridades.

En este artículo te voy a ofrecer de una manera más consciente cuales son los motivos porque al trascurrir el tiempo en una relación de pareja, se enfría la pasión. Además, que explicación tiene que tengas mucha química al principio de una aventura con alguien, que se pueda esfumar en un santiamén.

Quédate hasta el final para que saques tus propias conclusiones.

Ley de la Polaridad

Parto de la premisa de que vivimos en un universo que es dual, donde todo convive separado con dos polos, aparentemente antagónicos, extremos de una misma cosa, a eso se le conoce como la Ley de Polaridad. Esta ley dice que todo tiene su par de opuestos, idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado, como, por ejemplo: el polo posito o negativo, la luz y la oscuridad, el frío y el calor, la belleza y lo feo, el nacimiento y la muerte, lo femenino y lo masculino… Pues bien, esta ley nos dice que, en realidad, no son contrarios sino que todo puede ser complementario.

Lo extremo nos llama más la atención, todo lo que está separado tiende a unirse. La atracción se hará más fuerte cuanto más diferente sea alguien a nosotros, ¿ahora entiendes por qué en las relaciones toxicas se mueven en verdaderas montañas rusas emocionales? Por lo opuestos que son sus integrantes y más intento que unión tendrán.

A mayor unión menor erotismo

Los polos opuestos de dos imanes simples son atraídos el uno al otro, o los protones y los electrones bailan y componen un átomo.

El hombre se representa como el “fuego” y la mujer es “agua”, un profundo orgasmo constituye un delicado equilibrio entre las energías sexuales, que aparece cuando el hombre y la mujer vibran al mismo ritmo porque forman un circuito completo.

Una de las “leyes” de la polaridad dice que la atracción tiende a disminuir en proporción al tiempo que dos amantes pasan juntos. Es decir, a medida que pases más tiempo en pareja, a la larga se acabará alterando la pasión. Dormir juntos, ofrece una sensación de cercanía, pero está considerado como uno de los mayores enemigos de la polaridad ya que amabas energías tienden a mezclase durante el sueño.

A medida que la distancia ente los dos amantes se acorta, la tensión erótica disminuye. Nos encontramos con una gran incongruencia porque se tiende a buscar en una pareja que ofrezca seguridad e intimidad al mismo tiempo se quiere mantener la pasión y la atracción, pero es que ambas cosas son opuestas.

¿Cómo avivar la pasión?

Para las mujeres no funciona tanto eso de poner distancia o para todas aquellas personas que tengan su polaridad emocional dominada por la energía femenina puramente afectiva, porque necesitan sentir unión para que les apetezca tener sexo.

Por eso es muy importante no descuidar la intimidad y no solo me refiero a los momentos de sexo, sino a la convivencia y las costumbres que se adopten una vez dos personas se levantan, desayunan, comen y cenan juntas, deben cuidar los pequeños detalles.

Aparte de investigar cuales son las polaridades que influyen en tu personalidad y en tu pareja, para analizar en qué conectáis y que debéis mejorar, si deseas recuperar la pasión, te propongo que pongas en práctica las siguientes estrategias:

  • Distancia física

Tomar distancia por un tiempo breve, uno del otro es una manera excelente de recuperar un poco la atracción. Y en algunos casos incluso ni convivir, ni dormir juntos cada noche.

  • Distancia mental

Tener hobbies o actividades en las que tu pareja no participe ni incluso tenga mucho conocimiento de que se trata o con quién las tienes, para reavivar el misterio. Es algo que se debe decidir juntos pero manteniendo al mismo tiempo el vínculo de confianza y sinceridad.

  • Distancia emocional

No estés tan pendiente de tu pareja, hazte un poco el interesante, compórtate como al principio de la relación, con el tonteo y coqueteo justo, cuidando el aspecto y sobre todo ofreciendo erotismo por todos los poros.

No funciona para todo el mundo estas estrategias y menos cuando no hay vuelta atrás en lo que a perdida de interés afectivo o sexual, se refiere. En todo caso, es positivo mantener acuerdos flexibles en como relacionarse y transformarlos según convengan a ambos.

Anafrodisia

O inapetencia sexual es un bajo o nulo nivel de interés sexual, en el cual una persona no logra estimularse ni responder sexualmente con su pareja, provocando insatisfacción en el emisor mientras recibe excusas o simplemente evasión. Esta anorexia sexual, que evita cualquier contacto, y rechaza toda posibilidad de sexo, la padecen aquellas personas que empiezan con mucho entusiasmo una aventura o relación pero al poco tiempo, no les excita.

Una explicación posible del porque sucede esto, es que el inapetente pierde el interés y la atracción cuando cree que le pertenece esa pareja y ya la ha conseguido, dando por segura su pertenencia. Personalidades: narcisistas, egoístas y mujeriegos son a los que les sucede esto, y tiene solución con terapia psicologica.

Articulo publicado sábado 27 marzo 2021 para El Progreso de Lugo

 

LA RESTRICCIÓN PERIMENTRAL DE SAN VALENTÍN

LA RESTRICCIÓN PERIMENTRAL DE SAN VALENTÍN 469 1280 AnaCastroLiz

¿Se revolucionará por completo el concepto sobre el amor, por aprender que para cuidar a los demás, no podemos tocarnos?

El 14 de febrero se celebra el día de San Valentín, fecha especial para los que están enamorados, creen en la amistad y el amor. En estos tiempos tan revueltos de pandemia y cierres perimetrales, es un drama total tener que pasar un tiempo alejado de la pareja, si se vive en lugares diferentes y no tienes manera especial de celebrar dicho acontecimiento como se merece.

Los más jovencillos o parejas recién formadas, con todas sus hormonas revolucionadas y pasión desatada son los que estas restricciones mas han fastidiado y peor parados de esta situación están, por no poder dar rienda suelta a citas en restaurantes, visitar monumentos o descubrir lugares lejos del habitual.

Con todo lo que nos está cayendo se están poniendo a prueba muchas de nuestras fortalezas, sobre todo para el que tiene pareja, porque está descubriendo cómo funcionan juntos al no tener tantos evasivos, ni opciones donde divertirse, o desconectar.

O hablas más que nunca, y aprovechas para expresar tus miedos, angustias, quejas de la pandemia, si te pondrás o no la vacuna, y también los planes se quieren hacer después de todo esto, o te sientes más incomprendido y vacío porque tu pareja no te completa pero aguantas porque ahora es complicado tomar otro rumbo.

Lo que está claro es que esta situación de falta de libertad puede contribuir a un mayor crecimiento personal. Aprender a aceptar lo que sucede, contribuye a que uno profundice en sus potenciales y sepa con quien puede contar. Las crisis son grandes oportunidades no solo para el cambio en la sociedad, sino también en las personas. El cambio se suele producir cuando algo va mal, no cuando va bien.

Estés solo o acompañado, deseo que disfrutes de un día dedicado al amor hacia ti mismo y puedas celebrarlo en distancia o al lado de quién amas, sin tener la bata puesta ni las zapatillas, intenta hacer algo especial para que recuerdes de forma diferente este día.

Las tres posibles situaciones según tu estado sentimental para vivir el día de los enamorados con cierre perimetral son:

13 febrero día del soltero

La mitad de los españoles este solos o en pareja prefieren hacerse un regalo porque más que nada, van a lo seguro, saben que aciertan.

El día del soltero es el 13 de febrero que también coincide con el día de los amantes. Cabe destacar que las mujeres son las que más se hacen regalos en esa fecha (62%) frente a un 39% de los hombres. Así que una bonita forma de celebrar que estas soltero y te quieres, es sobre todo mimándote, ya que simboliza felicidad, siendo un acto de reafirmación personal, que refleja que te cuidas, que tienes autoestima y que sabes tomar decisiones y sabes controlar tu vida. Los Regalos estrella para hacerse pueden ser desde: joyas, perfumes, ropa, comprarse libros, hacerse una buena comida, tomar un vino especial o planificar un viaje, poder darte todo aquello que te gusta es reconocerte a ti mismo como especial, y si además puedes compartir risas, complicidad y momentos con personas que aprecias, como pueden ser: amigos, familiares, vecinos puede ayudar a sentirte mucho mejor, también puedes tener detalles hacia ellos.

Planes en distancia

El que está fecha distanciado de su pareja, seguramente ya esté acostumbrado a saber cómo llevar más fechas desatacadas de la misma manera, pero para dar un toque distinto a este día y sorprender a tu pareja, te propongo una lista de cosas que podéis hacer y son las siguientes:

– Sorprende en el desayuno con enviarle una canción o un poema, dale los buenos días con un video clip o cita amorosa, que pueda trasmitir tus sentimientos, no hay mejor manera que enfrentarse al día que hacerlo sincronizados y con buenos deseos.

– Dar un paseo y compartir las emociones, mantener una conversación por teléfono mientras os aireáis y hacéis algo de ejercicio juntos.

– Prepara una serie de preguntas y hacer un juego donde podáis compartir intimidades, ilusiones y proyectos, además de profundizas mas en vuestro interior para conoceros mas afondo.

– Usar el sexting, tener un momento para disfrutar del sexo con tu pareja, aunque no exista contacto de por medio, existe una aplicación que se llama “Bliss, que transforma el cibersexo en un juego. Podrás elegir tu música favorita, seleccionar qué llevas puesto y tus preferencias para que “Bliss” cree un juego específico para ti y tu pareja.

– Organizar una cena por videollamada romántica, donde poder compartir la última comida del día conectados.

Sesión Vermut en pareja

No es necesario tener dinero para celebrar un día especial en pareja, por eso te propongo el siguiente plan sin salir de tu casa y totalmente asequibles ajustados a estos tiempos, y es organizar una buena fiesta y sesión vermut en pareja.

Este año San Valentín cae en domingo, y para comportaros como auténticos domingueros, no hay nada mejor que sorprende a tu pareja con una yincana casera, por toda vuestra casa. Vestiros todos guapos, comenzar por la Cantina Cocina, con la primera consumición y tapa, seguir hacia el Bar del Pasillo donde podéis simular estar en un museo y comenzar alguna obra, luego al Salón Center Musical para escuchar un concierto por la televisión donde podáis bailar, y comer en el mejor restaurante romántico la Terraza in Love decorar de forma acogedora vuestra terraza o tendal y pedir comida a domicilio. Actuar como unos turistas por vuestra casa, imaginaros que estáis por las calles de una ciudad que os guste o inventar un lugar por conocer.

Después de comer podéis dormir una siesta y por la tarde colocar tarjetas por toda la casa numeradas con pistas a seguir, que guarden desde preguntas, retos a superar y sorpresas.

Terminar la jornada con un spa casero, con masaje y bañera con espuma, adornado con velitas, luz tenue y música ambiental y dar lugar, como no, a la pasión, fantasia y al sexo.

Articulo escrito 13 febrero 2021 para EL PROGRESO de Lugo y DIARIO DE PONTEVEDRA

LOS FOTO-PAJEROS

LOS FOTO-PAJEROS 469 1280 AnaCastroLiz

¿Es moralmente incorrecto masturbarse al deleitarse con la foto de alguien ajeno a tu vida por Instagram?

Exhibir fotos por las redes sociales, mostrando “partes del cuerpo” que en tiempos pasados podrían ser censurables, hoy en día, están de lo más normalizas, convirtiendo de esta manera a cualquier mortal, en un protagonista de una portada del VOGUE particular, en su perfil social, sin necesitar ser un famoso. Lucir “cacho” te sube la autoestima hasta el cielo y más allá.

Los más tímidos, ya sea por tener unos determinados principios o por temer las críticas de los que se asoman a sus redes sociales, pueden ser los más reservados a la hora de enseñar, pero eso no quiere decir que no participen en todo esto de la imagen que se expone en Instagram. Son los protagonistas de este artículo por ser anónimos, y por pasar desapercibidos, además saben apreciar la belleza como nadie. Los “voyeristas” de las redes sociales, saben analizar las fotos de los demás con absoluta diseminación, por envidiar la valentía de los que se muestran o por querer copiar esa estética pero la realidad es que muchos son unos “foto-pajeros”, les encanta masturbarse espiando a personas súper- guapas.

¿Cuándo un simple mirón se convierte en voyeur?

El voyeur se caracteriza por la contemplación de personas desnudas o manteniendo relaciones sexuales, consiguiendo así una excitación, que puede terminar en masturbación inmediata (o más tarde, al recordar dicha escena). El riesgo de ser descubiertos actúa, a menudo, como un catalizador de la excitación. En estos tiempos que vivimos, con miles de estímulos por todas partes, los voyeurs del siglo XXI se excitan con una cara anónima, con que lleves puesta ropa sugerente, o como si vas totalmente vestido, y eso no tiene que ser prejudicial, al contrario, es maravilloso poder contemplar belleza en detalles que para muchos otros pueda pasar desapercibido.

El problema surge cuando, esa conducta es compulsiva y que solo consigue dicha excitación por tener sexo de esta manera: observando o añadiendo en su imaginación lo que falta en la escena y eso es lo que se considera un trastorno parafílico. Lo patológico surge cuando este comportamiento se convierte en la actividad más importante de cada día, queriendo hacerlo cada vez más y necesitando más estímulos para poder ser saciado, de forma muy frecuente, o si esa actividad es interrumpida por lo que sea, y el voyeur se comporta ansioso, deprimido y con pensamientos obsesivos, sobre cuando poder hacerlo de nuevo.

 

El problema surge cuando, solo se consigue excitación esta manera

 

Las redes de la lujuria

En los 90 se usaban revistas o pelis porno para conseguir pasar un buen rato a solas con tu “cinco a uno”, en los 2000 comenzaron los chats privados más “hots”, en el 2010 comenzó la especialización de páginas web y miles de peliculas para adultos con todo tipo de temáticas, esa misma libertad, se ha vuelto simple y a partir de este 2020 puede dar autoplacer solo mirar fotos; de tu vecina, conocida o de alguien accesible que puedas terminar conociendo, y sin que existan los remordimientos de gastar en otro tipo de aplicaciones o servicios que requieran un coste o implicación emocional.

Quizás puedas llegar a sentir remordimientos si conoces a esa persona, o si es la novia de un amigo, pero lo destacable de esta práctica es que cada vez existe menos sentimiento de culpa a la hora de ejecutar un acto erótico con el perfil de alguien, incluso atreviéndose a decírselo a esa persona, generando mucho más morbo y placer en poder expresar lo que deseas.

La incorrecta educación sexual (o falta de ella) a la que estuvieron sometidos los varones criados de los años 80 hacia décadas anteriores, contrarresta con la socialización, normalización y liberación de poder expresar hoy en día que masturbarse es sano.

Tanto perfiles públicos como de personas desconocidas, están sirviendo a todo tipo de foto-pajeros para alegrarles el día y sin tan siquiera caer en la cuenta del buen rato que hacen pasar por tan solo una simple mueca que han puesto, por su sonrisa pícara o una pose determinada.

 

El morbo es un lenguaje muy particular que cada uno interpreta según sus creencias eróticas

 

Preferencias mundo del Látex

Las fotos que más impacto dejan en la mente de un posible voyeur, suelen ser las de las vacaciones, porque se luce con menos ropa: con los bikinis y bañadores. Para un foto-pajero es fácil buscar perfiles de personas que viajan mucho o que solo cuelgan fotos de sus momentos de ocio, ya que ese escenario les excita más, metidos en faena (de masturbación) suelen alternar con otro tipo de imágenes o escenas que buscan por internet más explicitas o relacionadas con la pornografía y a partir de ahí, lo pasan en grande.

Cualquiera puede ser una víctima de este “mano a mano”, con mostrar un canalillo, llevar vaqueros o leggins que marquen. El caso es que el voyeur, se imagina vivir situaciones eróticas con esas personas, como será tocarlas, besarlas o tener sexo con ellas/ellos, etc.

El sentimiento de culpa

La conducta del voyeur es desadaptativa, suele reconocer que lo que hace, no está del todo bien ya que, si tiene pareja, puede sentir que le es infiel si busca estímulos sexuales ajenos a su relación.

A un foto-pajero, le es difícil poner fin a dicha conducta, cuando se acostumbra a funcionar solo con su imaginación y mente, desconecta de lo que pueda sentir su cuerpo o escuchar sus emociones, suele generar ideas donde se auto justifica para así reducir su sentimiento de culpa y buscar coherencia con sus actos.

¿Tiene solución este comportamiento? ¿Se debe dejar de hacer?

Es importante identificar las disociaciones que establece al realizar este comportamiento para superar ese sentimiento de culpa “encubierto” que padece, profundizar en las fantasías encubiertas, madurar conceptos sobre las relaciones sexuales y de pareja, aspectos entre otros muchos de la personalidad adictiva que se trabajan profundamente en una terapia psicológica.

 

Articulo 16 enero 2021 para El Progreso de Lugo

¡TODOS SOMOS INFLUENCERS!

¡TODOS SOMOS INFLUENCERS! 469 1280 AnaCastroLiz

¿Qué tipo de opiniones y experiencias quieres reflejar a los demás en estas navidades?

Un “influencer” es una persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y es imagen para publicitar marcas en las redes sociales. En esta era digital en la que la información vuela a velocidades escalofriantes, ¡todos podemos ser “influencers” de los demás!, simplemente por el mero hecho de dar nuestra opinión o compartir información, y por el comportamiento que mostramos a todo aquel que nos observa, bien sean compañeros de trabajo, vecinos, amigos de amigos o conocidos en general, etc.

Cualquier acción que te llame la atención de otra persona y te haga sentir algo especial, puede condicionarte mejor que cualquier producto de un anuncio televisivo sobre tus pensamientos.

Quizás sea porque vemos señales en cualquier rincón, o porque estamos más predispuestos que nunca buscando oráculos que vaticinen nuestras decisiones. Gracias a los amigos que tienes en el Facebook, a las personas que sigues en Instagram o cualquier “youtuber”, tenga montón de seguidores o sea alguien “anónimo”, cualquiera puede ofrecerte eso que necesitas ver, para que tu día rutinario cobre otro sentido. Y tú ¿te dejas influenciar?, o ¿influyes en otros?.

Selecciona Información

Algunas de las opiniones ajenas pueden modificar; tu forma de ver el mundo, tu toma de decisiones, o tus hábitos incluso de consumo y en prácticamente todos los aspectos de tu vida, un claro ejemplo de “influencer Nº1” son tus padres como han condicionado tus conductas, y esas personas que quieres o admiras: amigos o pareja, hijos, etc. Pasamos mucho tiempo buceando en las redes sociales vigilando, criticando y también recogiendo información, pero realmente ¿es una información tan interesante para aprender algo de ella?, ¿cuánto tiempo invertimos de nuestra día a día en ello? ¿la opinión y los pensamientos que nos provoca son positivos?

Lo que nos impacta incluso aunque no sea real nos influye totalmente. Nos dejamos ir incluso aunque no contrastemos la información. Con tal de que algo concuerde con nuestras ideas decidimos difundirlo sin importar si es verdad o no y así sucesivamente eso va a provocar eso mismo en otras personas. Por eso creo que vale la pena reflexionar sobre la información que mostramos día a día en nuestras redes y sobre el comportamiento que tenemos hacia los más cercanos, las opiniones que ofrecemos y los pensamientos que generamos de cualquier acción, para tratar de crear un cambio positivo en nuestro entorno y por consiguiente sociedad.

Todos podemos influir más de lo que pensamos en quienes nos conocen, ahí es donde entra nuestra responsabilidad.

¿Qué estás contagiando?

Vivimos una época de gran crispación, y las redes sociales sirven de pulpito y escenario a donde subirse para desahogarse, atacar y expresar también odio. La situación sanitaria y político-económica, lo que se comenta en algunos programas televisivos, reflejan un ambiente muy crispado que estamos todos viviendo. Al estar perdiendo de vista el contacto afectivo y las relaciones sociales, se está fomentando cada vez más el individualismo, si perdemos la capacidad de conectar con los demás y utilizar la empatía, nos crispamos y nos volvemos insoportables.

Pero el juicio y la crítica lo muestran quienes tienen una gran falta de amor. Cuando cada uno se refugia en lo propio se pierde el reconocer las necesidades del otro y desaparece el respeto. La incomodidad y agresividad empieza cuando se niega a los demás y se les ve como extraños. Todo lo desconocido tiende asustarnos y darnos miedo.

El desazón y desencanto popular tiende a ser muy contagioso, un estado de ánimo bajo, crispado, alterado y desanimado despierta instintos básicos que hacen vibrar en frecuencias muy baja.

Reflexiona lo siguiente: ¿qué tipo de comportamiento desarrollas últimamente y que te gustaría contagiar a partir de ahora a los demás?

Ahora es cuando más amor y apoyo necesitamos,

¡quién es feliz y estable no necesita herir a los demás!

Los Regalos para esta Navidad

Si deseas dejar huella de tu paso por esta vida, y aportar un poco más de luz para revolucionar los corazones de las personas que te conocen, desarrolla estas 7 estrategias de comportamiento para convertirte en un gran influencer positivo:

  1. Desarrolla Gratitud: Aprecia lo que otros hacen por ti y házselo saber. No racanees en reconocimiento y agradecimiento; son las mejores herramientas para que las personas pongan lo mejor de sí mismas.
  2. Actúa recíprocamente:¿Quieres que te escuchen? Comienza escuchando. ¿No te gusta que te critiquen? No hagas caso de los chismes ajenos ni hables a las espaldas de nadie. Si recibes cosas buenas ofrece lo mismo, si recibes algo malo, aléjate.
  3. Mira a los ojos:No hagas a nadie sentirse inferior, descubre los gestos y las expresiones de quienes te rodean. Hay miles de cosas buenas que te estás perdiendo por no mirar a los ojos. Ten paciencia y se asertivo y desarrolla una autoestima sana y estable.
  4. Mente positiva:Pon un nuevo enfoque mental más positivo en todo aquello que si tienes y lo que deseas desarrollar a partir de ahora, mejora tus hábitos.
  5. Comprométete:Convive congruentemente con tus ideas, acciones, motivaciones, lo que dices con palabras y tus resultados.
  6. Ilusiónate por aprender cosas nuevas:La influencia positiva existe cuando los demás te piden consejo o te consideran una referencia, así que busca cada día algo nuevo por descubrir y conocer para poder trasmitirlo a los demás, tu reputación es la mejor publicidad.
  7. Disfruta con alegría:Enfréntate cada día a cualquier obstáculo con toda la fuerza, prográmate, y visualízate con alegría e ilusión de cuando eras niño es la manera de que puedas contrarrestar todo el miedo y la crispación existente.

Si cumples con estos pasos puedes transformar de manera significativa tu vida y tus niveles de impacto en los demás serán más autenticos.

 

Articulo sábado 19 diciembre 2020 para El Progreso de Lugo

¡QUIERO QUE CAMBIES!

¡QUIERO QUE CAMBIES! 469 1280 AnaCastroLiz

Intentar que una persona se comporte como te gustaría genera mucha frustración cuando ves que no lo consigues

Es frecuente que un miembro de una pareja espere a que el otro “se dé cuenta alguna vez” y se acabe comportando como realmente desea que lo haga, incluso sin llegar a pedírselo, y siendo ésta a veces la única razón de unión, “esperar ese cambio que nunca llega”.

¿Si tu pareja no hace lo que tú esperas es que no te quiere? No tiene por qué ser así, lo que sucede es que se comporta en base a sus creencias, costumbres y principios, que no tienen por qué ser los mismos que los tuyos.

La frase “estrella” más repetida por la mayoría de las parejas que se encuentran con este problema, es: “siempre haces lo mismo, nunca cambiarás” y es realmente muy tóxica.

Pretender que tu pareja realice un giro de 180º con su forma de comportarse solo porque se lo pides, equivale a rechazarla y anularla, es como pedirle que sea quien no es, o que se convierta en otra persona.

Al pasar la primera fase del enamoramiento es cuando empiezan a aflorar los defectos, y se toma conciencia de que existen diferencias. Aprender a negociar y no dar por sentado que tu forma de percibir la vida y de hacer las cosas es mejor que la del otro o la manera más perfecta, es importantísimo, porque si tu pareja no cumple tus expectativas te sentirás frustrado. Existen muchas relaciones de pareja que llevan tiempo juntas y se basan en este comportamiento, de esperar un cambio uno en el otro, algo que nunca llega.

Puedes expresar lo que te molesta y proponer un cambio de actitud a la otra parte con críticas constructivas, pero sin acabar en la imposición del tipo de: “porque yo lo digo” o “tiene que ser así sino te dejo”.

En este artículo pretendo que entiendas por qué quieres cambiar al otro, que puedes hacer y como resolver esta situación de “las falsas expectativas”.

Expectativas e ilusiones

Las creencias limitantes irracionales del estilo de: “si me quiere cambiará”, “nuestro amor puede con todo”, son pensamientos que han surgido a raíz de películas e historias de amor muy dramáticas que llevas metidas en tu mente desde toda tu vida, creyendo que el amor verdadero consiste en tener que luchar por salvar la relación o intentar ajustarte a una persona que quizás no encaja para nada en tu vida.

Por lo que tienes configurado en tu “subconsciente” un concepto del amor y de las relaciones de pareja irreal, pero que aun así pretendes alcanzar y al no conseguirlo surge la desilusión y los conflictos.

Liberarse de las expectativas no es fácil, para eso debes analizar cuáles son tus creencias sobre el amor, y romper con esos ideales si te han hecho daño en tu vida amorosa y aprender a aceptar al otro como es, si es que ambos os beneficiáis.

¿Cambiar por ti o por él mismo?

Las terapias psicológicas sirven para ayudar a las personas a conseguir encajar otros enfoques y perspectivas distintas en su vida.

Situaciones como: la falta de respeto, abuso, desprecio o engaño no son aceptables en una relación y son muy difíciles de cambiar cuando además es algo repetitivo.

El típico: “yo soy así, me coges o me dejas” puede originar en quién lo escucha, una necesidad de tener que “transformar” al otro y por llevarle la contraria, hacer lo posible para que no se comporte más de esa forma.

No seas participe de esa dinámica tan toxica, ya que si: eres infeliz, sufres, no eres tú mismo, no te sientes respetado, y la otra persona no se plantea ningún cambio, debes cambiar tú, y romper. Cambiar es transformarse, despertar la conciencia a una nueva realidad y evolucionar, algo que no se consigue de un día para otro, sino con trabajo interior y mucha paciencia.

Para realizar un cambio son necesarias dos cosas:

  1. Darse cuenta de que se quiere cambiar y desear hacerlo con ilusión y
  2. Comprometerse con ello.

Comparte tu sentir

Utiliza estas pautas para aprender a expresar lo que no te gusta:

  1. Propón sin imponer. Coaccionar o ordenar, te colocará en una posición de “creerte superior” o en ofrecer un afecto “maternal”, ambas reacciones provocarán rebeldía o lucha, por ambas partes, y tendrá tendencia tu pareja a hacer justamente lo contrario para demostrarse a sí mismo que tiene libertad en sus actos. Si amenazas o presionas, obtendrás lo contrario a lo deseado. Utiliza frases en positivo del tipo de: “me gustaría que … “, etc.
  2. Es más importante el hecho de expresarte que desear que cambio en el otro. Decir lo que piensas te concede el derecho a manifestar tus necesidades o deseos.
  3. Distingue si lo que quieres es una preferencia o una necesidad. Si necesitas que cambie, te esclavizarás a que lo haga, y todo tu equilibrio girará en torno a ese objetivo.
  4. Revisar vuestras prioridades y valores. Lo que tú puedes ver como negativo a lo mejor tu pareja, no lo valora de la misma forma, así que debéis interpretar las realidades de una manera conjunta, dando cabida a las dos formas de ver las cosas.
  5. No te lo tomes personal. Intenta entender la intención de sus actos y donde se pudieron originar, sin atacarlo o juzgarlo por ello. Plantéale ese cambio en términos positivos:me gustaría que te comportaras asi …” para que tu pareja sepa exactamente qué esperas y por qué. Dar vueltas, una y otra vez, al comportamiento inadecuado de tu pareja, fomentará más negatividad entre ambos.

Transfórmate tú

¿Quieres que cambie para ser más feliz, o que él sufra menos, o que te sientas mejor por conseguir lo que te propones? .

Si quieres que tu pareja cambie, cambia tú, como, por ejemplo;

  • Si no te gusta cómo te habla, habla tú con respeto sin subir el tono.
  • Si un desastre con sus cosas, organiza tú las tuyas.
  • Si no sabe relacionarse socialmente o no tiene amigos, fomenta tu vida social.
  • Si hay algo de que no te gusta o te está haciendo daño, díselo, pero no busques su cambio.

Las relaciones de pareja son tu reflejo, si tú cambias, todo cambia, a lo mejor no como tú quieres, pero al menos podrás darte el derecho de evolucionar tú. Deja de luchar y pelear para conseguir que cambie, es algo que no depende solo de ti, solo eres el responsable de tus actos, pensamientos, emociones y comportamientos.

Articulo escrito 5 diciembre 2020 El Progreso de Lugo

LA ISLA DE «LOS CUERNOS»

LA ISLA DE «LOS CUERNOS» 469 1280 AnaCastroLiz

¡Imagínate que te encierran en un sitio paradisiaco con un grupo de tentador@s para poner a prueba tu relación!

 

“La Isla de las Tentaciones» es un reality que nos ha mantenido pegados a la televisión como si fuera una telenovela turca. Fue todo un pelotazo que ha visibilizado la cruda realidad y los estereotipos que atraviesan muchas parejas, lleven mucho tiempo juntos o no, sean más jovencitos o maduros, de sus comportamientos tan destructivos y que generan tanta infelicidad.

Curiosamente en esta edición los chicos culpan a sus parejas de que son celosas, según ellos: “los celos enfermizos estropean sus relaciones”. Pero ¿por algo será no?, la gran mayoría de ellas relatan como ellos no se han portado “como unos santos” precisamente, ocasionado justificadamente esas desconfianzas.

La dependencia emocional por ambas partes está muy latente, muchas parejas no están agusto pero continúan juntas pese a todo, comportándose nocivamente muy alejados del respeto y entendimiento mutuo. Pertenezcas a una cierta clase social o tu nivel cultural sea más alto que lo que se muestra en este programa, existen muchos puntos que conectan a estas parejas con el resto de las relaciones que existen actualmente, sino mira a tu alrededor y dime lo que ves, ¿a qué es parecido?

A todo el mundo le gusta gustar, algunas personas se reafirman tonteando con otras para tapar sus vacíos o “inseguridades”. ¿Quién no ha pasado por una “crisis” en su relación y se ha sentido tentado a probar con otras personas, antes que intentar resolver los problemas con su pareja?. Todas estas situaciones tan cotidianas pueden servir para que te identifiques con los concursantes.

Los comportamientos tóxicos que surgen en este programa, sirven para explicar el por qué suceden muchos “cuernos”, tales como:

Guardar Rencor

Si descubres que tu pareja te ha sido infiel, te dejará una sensación de rabia, mezclada con pensamientos obsesivos sobre si volverá hacerlo y una sensación de impotencia por  no poder cambiar los hechos. Supuestamente lo perdonas, no lo olvidas pero se lo echarás en cara siempre.

Se lo “pasas por alto” porque no te imaginas vivir sin él, porque: convivís juntos, estáis integrados en ambos entornos familiares y amistosos, os acostumbrasteis a dormir juntos y veis las mismas series en neflix, etc  (Ejemplo de la relación de: Maika y Pablo, ella se enrolla con otro en el programa por revancha).

Tu Pareja no logra comprometerse y actúa como cuando estaba sin en plan soltero, te promete amor eterno, y que se va a casar contigo al poco de empezar juntos. Desaparece de junto tuya por unos días, pero cuando vuelve te dice que no lo volverá hacer, le crees, hasta que lo vuelve hacer “una y mil veces”. Te vas cargando de resentimiento y rencor, primero hacia ti por pasarle tantas y creerlo, luego hacia él por qué no es como tú quieres. (Ejemplo de la relación de: Melyssa y Tom, ella no tolera cómo él es con ella pero espera que cambie)

En todos estos dos casos, es el propio rencor es el que les engancha más a sus parejas, es tanta la negatividad mental que se ha generado con la auto-culpa y tristeza, que para tolerar esa situación y a esa persona, la compensas haciéndole pagar ese mal, con reproches e insultos, mitigando así supuestamente el daño pero sintiéndose igual de miserable que ellos.

Al liberar el rencor puedes desengancharte de la persona.

Infravalorarse

Un maltrato sistemático y sutil, donde uno no se siente valorado porque el otro miembro de la pareja: no valora su trabajo, le critica el físico, ironiza con respecto a sus opiniones, no le da importancia a sus gustos o no toma en consideración su punto de vista, lo que diga o haga le pone pegas, etc. Se podrían relatar muchas situaciones más, pero la clave aquí está en preguntarte: ¿por qué permites este maltrato? ¿porque estás con alguien que se comporta así contigo?

Debes revisar en ti: cómo está tu autoestima y qué percepción tienes de ti mismo (Ejemplo de la relación de: Cristian y Melody, se siente insegura con sus pareja porque él la ningunea)

La Rutina Súper-Toxica

Te hace sentir mal tu relación, porque te altera, te sientes manipulado, utiliza el sarcasmo o ironía para contradecirte, y no sabes cómo poner fin a esta relación porque lleváis así mucho tiempo, estáis sometidos a un gran desgaste emocional, aunque creéis que podéis volver a ser como al principio. Vivís tan acomodados uno al otro que no os podéis imaginar otro tipo de realidad. Es tal la dependencia emocional, el miedo a quedarse solo y el temor a lo que está por venir, que eso impide tomar cualquier decisión de dejaros, aunque uno o ambos alguna vez se lo hayan planteado o amenazado con hacerlo. (Ejemplo de la relación de: Marta y Lester, su relación se basa en reproches y broncas)

Una relación que llega a este punto donde se vive en un bucle constante de: reproche-bronca-enfado-reconciliación, lo mejor que pude hacer es poner distancia y romper.

 

Un clavo quita otro clavo

Engancharse a alguien nuevo para poder dar el paso de dejar la relación que no funcionaba, es para intentar cubrir la soledad, la angustia y el vacío que deja una separación.

Existen personas que van encadenando una relación tras otra con el único objetivo de taponar la angustia por esa pérdida de identidad, suelen ser personas con problemas de dependencia emocional, frágiles psíquicamente, que no saben cómo enfrentarse a su soledad y que necesitan a una pareja, casi da igual la que sea, para mantener su seguridad.  Es algo que le ha pasado a Tom, Maika y Melody, Marta y Lester.

Educación Emocional

Existen muchísimas relaciones basadas en la desconfianza, celos, posesiones, inseguridades y una comunicación emocional muy pobre. Se necesita una amplia Educación Emocional basada en potenciar valores basados en el respeto mutuo, la confianza y la libertad de ser individuos independientes para desarrollar relaciones sanas.

Este programa es un espejo del tipo de relaciones posesivas y la hipersexualización típico de nuestra sociedad, que nos lleva a querer experimentar con diferentes relaciones, o preferir ser infiel por no afrontar el verdadero compromiso.

Articulo escrito 31 octubre 2020 para El Progreso de Lugo

LAS RELACIONES ABIERTAS

LAS RELACIONES ABIERTAS 469 1280 AnaCastroLiz

Cada vez, son más las parejas que prueban otras formas de relacionarse, ¿es el fin del romanticismo-monógamo?

Brad Pitt y Nicole Porturalski es una pareja recientemente formada, donde el actor y la modelo alemana, aparte de la diferencia de edad (el tiene 56 y ella 27 años) cumplen otra peculiaridad, ella está casada, sí, algo extraño de entender para la mente de los mas tradicionales.

Algo está pasando en la duración de las parejas monógamas, las personas cambian más de pareja que de foto perfil del Facebook, sucediéndose en un breve periodo de tiempo rupturas, duelos y nuevas parejas, sin dejar tiempo a desintoxicarse. Nadie quiere estar solo y a poder ser, a falta de uno a quien querer o por quien ser correspondido, mejor que sean dos a quién atender.

Se han vuelto más cotidianas este tipo de relaciones, pero ¿son la alternativa para que relaciones largas rompan la monotonía y se puedan “entretener” con otras personas? ¿El poliamor y las relaciones abiertas será lo normal a partir de ahora?

La gente más joven tiende a ser más abierta y huyen del compromiso por no parecerse a lo que han visto seguramente en sus padres, y pasan de centrarse en solo una cosa a la vez, tiene poca tolerancia a la frustración y al rechazo, gozan de un nivel de paciencia muy bajo, y quieren vivir muy deprisa, todas estas razones pueden desembocar en este tipo de experiencias amorosas.

No te inquietes porque en este articulo conoceremos estos asombrosos conceptos tan novedosos para ti, y que tanto pueden surgir en el mundo rural como en el urbano.

¿Qué son las relaciones abiertas?

Cuando una pareja no considera la monogamia necesaria para mantener su unión de forma sana y estable, pactan la posibilidad de mantener relaciones con otras personas. Pueden desde tener solo sexo o compatibilizar una relación supuestamente “estable” con una o más personas aparte de la previa y contando a la pareja de origen cuáles son sus citas y con quién está. Para que funcione esta situación, que para muchos se puede definir como, “cuernos consentidos”, es prioritario instaurar una serie de normas, lo más explícitas posibles, y cumplirlas para no llevarse sorpresas ni que sufra la relación ya establecida. 

 Si tu pareja te lo propone, ¿qué harías?

Aquí no existen los secretos, ni las mentiras, ni tener que poner excusas o buscar quien te cubra las espaldas, en este tema ambos conocen lo que sucede y que les lleva a: disfrutar de otras relaciones esporádicas o no, tener aventuras sexuales y “amigos con derecho” o incluso hacer intercambio de parejas, con la libertad de vivir lo que uno necesita, sexual o afectivamente sin perder de vista a su pareja originaria.

La mitad de los hombres y mujeres, según datos estadísticos han sido infieles por lo menos una vez en su relación de pareja, luego están los que quieren ser infieles y no lo son porque no encuentran con quién, y las parejas que no tienen sexo y siguen conviviendo juntas, ósea muchas de las parejas que tienes a tu alrededor y crees que son ideales, no lo son. Una relación abierta te ofrece una posibilidad de vivir sin sentimiento de culpa y sin renunciar a la estabilidad de tu hogar, eso es en la teoría y visto desde fuera, pero si tu pareja te lo plantea, ¿qué le dirías?

Los riesgos para terminar en ruptura son altos por mucho que en una de las normas seas: no enamorarse del “nuevo”. Además ¿cómo te comes los celos, las inseguridades de compararte con el “nuevo” y las ganas de preguntar y saber todo lo que hizo tu pareja “con pelos y señales”?

No todo el mundo está preparado para disfrutar de una relación de este tipo, tiene mucho que ver la moral, ética y valores personales con los que cuentes. Siempre existe el riesgo de engancharse sexualmente del “nuevo” y alejarse afectivamente de la pareja.

¿Cuándo funciona?

Lo primero que piensas cuando te lo plantea tu pareja, es: “ya no me quiere”, “no le gusto ni me desea”. Suele ser el caballero quien lo propone a su pareja, aceptándolo ella, mayoritariamente por temor a que se acabe la relación.

Para que una situación de este tipo funcione, es necesario que se cumpla lo siguiente:

  • Tener el mismo deseo de pactar una relación abierta.
  • Poner el mismo grado de confianza, sinceridad y ser prioridad uno para el otro.

Pasos a seguir

Debes conocer los siguientes pasos para que funcione:

1. Analizar en el momento en el que os encontráis como pareja. Si pretendéis salvar vuestra relación de esta manera porque estáis atravesando una crisis de monotonía, o es que no tenéis sexo, o si es por ampliar nuevas alternativas.

2. Nunca debéis hacerlo si uno de los dos se siente obligado o por contentar al otro. La finalidad tiene que ser la de aumentar el bienestar de ambos y ser felices. Solo sale bien si por conjunto se desea hacerlo.

3. Poner vuestras propias normas y límites de lo os podéis permitir y lo que no.

4. Ser extremadamente comunicativos. Ser abiertos a la hora de expresar vuestras necesidades, pensamientos, y emociones de una forma sincera, con empatía, y fomentando mucha seguridad para que no existan malos entendidos.

5. No pueden existir celos ni egoísmo.

6. Es vital ser sincero con el “nuevo”. Debe saber que situación tenéis como pareja y en el lugar que ocupará el/ella.

7. Y lo más importante es proteger y cuidar de vuestra relación cada día.

 Te guste o no este tipo de relaciones, es algo que seguirá sucediendo. La sociedad juzga más a quién funciona de esta manera que al que es infiel o ningunea a su pareja. Todavía nos falta mucho para avanzar con el concepto de amor y no tener tantas expectativas hacia el concepto “ideal de relaciones de pareja”, porque existen muchas heridas por sanar con respecto a la infancia sobre el vínculo establecido con los padres, y desarrollar más autoestima para descubrir lo que es amar, respetarse y aceptarse de verdad a uno mismo para luego poder sentirnos unidos con verdadera conciencia hacia la persona decimos querer o ser felices sin buscar una relación sentimental.

Articulo escrito 19 septiembre 2020 para El PROGRESO de Lugo 

Back to top
Abrir chat