¿VIVES DESCONECTADO?

¿VIVES DESCONECTADO?

¿VIVES DESCONECTADO? 469 1280 AnaCastroLiz

El ego es aquello que crees ser y no eres, pero mientras no sepas lo que eres, ¿quién eres?

“Ego” significa “yo”, es como una persona se reconoce como ella misma, y es consciente de su propia identidad. Si tu ego te domina podrías vivir desconectado de los demás, porque creerás que tienes la razón en todo y que el resto del mundo vive equivocado.

El ego es esa máscara tras la que te ocultas. El ego tiene miedo de abrirse completamente porque está repleto de represión, guarda fantasmas del pasado (sentimientos de culpa, odio, rabia, etc) por eso tienes esas broncas con tu entorno: pareja o amigos, porque proyectas sobre ellos, lo que en realidad posees tú pero no soportas verlo en el comportamiento ajeno, identificar esas cosas que te irritan en los demás, puede liberarte de ese ego y sanarte a ti mismo.

Para poder mejorar tus relaciones personales y poder crecer, trasforma tu forma de ver el mundo exterior y cómo reaccionas ante él y podrás conectarte con tu verdadera esencia, donde no aunque no lo creas no existe sufrimiento.

¿Estás desequilibrado?

Si quieres saber si tu ego lleva el control de tu mente, pregúntate estas cosas: ¿Te sientes ofendido por cualquier cosa?, ¿Te tomas cualquier opinión de forma personal, aun cuando muy probablemente no tiene nada que ver contigo?, ¿Necesitas siempre quedar por encima de los demás o que te entiendan?, ¿Quieres tener siempre la razón?, ¿Tienes que ser superior a los demás o tener más que nadie?, ¿Desconfías de todo el mundo? Si te respondes a casi todo que sí, vives en cierto desequilibrio y tu ego te domina.

Eres un insatisfecho porque crees que solo eres: un hombre o mujer, más guapo o feo, con tal profesión u oficio, cargado de ciertos valores y creencias y te has hecho una idea mental muy delimitada sobre ti mismo y eres más que eso. Cuando te identificas con tus pensamientos, el mundo que te rodea y con la historia de tu vida, es cuando surge un falso sentido del “yo”, ese es el personaje ficticio llamado ego.

Esta idea te separa de entender a los demás, porque desde muy niño se fue programando tu mente a través de la educación, sistema cultural y social cargado de creencias limitantes que acabaste adoptando para ti mismo. Descubre quien eres ahora y renace a una nueva persona con lo que encaje en tu vida presente, muchas personas copian comportamientos y vidas ajenas, sin saber cuáles son sus verdaderos placeres porque han copiado cosas de los demás.

El modus operandi del ego

La mente del ego está dominada por el pasado y se identifica cuando dices: “mi casa”, “mi pareja”, “mi ex”, “mi trabajo”, cuanto más grande sea la fuerza de lo que consideras como algo “tan tuyo” estableces términos de propiedad. Además, clasificar las cosas como: buenas o malas, acierto o error, más limitado estarás, al buscar identificarte continuamente con tener un valor determinado sobre lo que sea. Todo pensamiento donde aparezcan conceptos como: “quiero eso” “necesito esto”  “tengo miedo”, o “yo tengo razón”, “¡escúchame!”, de forma impositiva son “el ego”, mientras no reconozcas esto en ti no podrás frenar ese ego tan puñetero.

Si te crees que si tienes dinero serás más feliz, y si lo pierdes serás infeliz, será el ego el responsable de la dualidad: felicidad-infelicidad.

Quien vive solo en ese ego se convierte en alguien arrogante, inconformista y obsesivo.

¿Qué tipo de ego tienes?

Existen varios tipos, a ver con cual o cuales te identificas:

SABELOTODO: se cree tener la razón, le gusta dar consejos, contesta, aunque no sepa, tiene respuesta para todo, no se calla por nada.

PROTAGONISTA: no le gusta pasar desapercibido, llama mucho la atención con su forma de ser o aparentar.

“TOCA PELOTAS”: interrumpe permanentemente, nunca deja que los otros terminen de hablar, lo que tiene que decir siempre es más importante que lo de cualquiera.

ENVIDIOSO:  no soporta los triunfos y éxitos de otros.

“LIKE”: busca reconocimiento constante y admiración en todo lo que hace.

APROVECHADO: saca partido de lo que otros dicen para justificar sus propias intervenciones, es un copión.

CONFERENCIANTE: nunca escucha, le gusta hablar sólo a él.

MANIPULADOR: engaña, miente o justificando lo que sea a su favor.

ORGULLOSO: Es aquel ego competitivo, discutidor, que no le gusta perder.

EL JUEZ: es criticón, hipócrita y lleno de juicios llenos de comparaciones.

Jesucristo era tan humilde, porque no tenía ego.

Aprende a detectarlo

El ego te distancia de los demás, el mejor antídoto contra él es utilizar: la Humildad. El mayor enemigo para el ego, es vivir en el presente. Las emociones negativas como la ira, el odio, los celos, el sufrimiento quieren que vivas separado de los demás y eso se mantiene gracias al ego. Cuanto más conflicto se tienen con los demás, más ego se tiene. Los trastornos mentales son claros ejemplos de grandes egos.

Transfórmate

Si deseas realmente trasformar tu realidad y aquietar tu ego debes de poner en práctica lo siguiente:

-Acepta que lo que tienes ahora, es lo que hay. Estén en paz con lo que haces, aunque no te guste mucho. Si tu trabajo te hace ser como no quieres; mentir para conseguir resultados, aguantar a personas que te hacen la vida imposible o no te hacer sentir útil, déjalo. Lo mismo aplícalo para las demás situaciones de tu vida

-Disfruta con todo aquello que te ocupe tiempo.

-Pon entusiasmo, enfócate en objetivos.

-Escucha antes de responder. Haz el esfuerzo consciente.

-Practica el silencio cada día, estén tranquilo con tus pensamientos, aunque sea 5 minutos al día.

-Evita sacar conclusiones apresuradas.

-Procura eliminar de tus frases, el “yo” iniciando todas tus frases. Puedes cambiarlo por: “desde mi punto de vista”, “humildemente considero esto …”, «creo que …”. Etc.

-Vive intensamente lo que haces en tu presente.

-Busca ayuda si no das dominado tu ego y deseas trasformar por completo tu vida.

Articulo escrito 29 febrero 2020 para El Progreso de Lugo

Dejar una Respuesta