Ana Castro Liz

LA ISLA DE «LOS CUERNOS»

LA ISLA DE «LOS CUERNOS» 469 1280 AnaCastroLiz

¡Imagínate que te encierran en un sitio paradisiaco con un grupo de tentador@s para poner a prueba tu relación!

 

“La Isla de las Tentaciones» es un reality que nos ha mantenido pegados a la televisión como si fuera una telenovela turca. Fue todo un pelotazo que ha visibilizado la cruda realidad y los estereotipos que atraviesan muchas parejas, lleven mucho tiempo juntos o no, sean más jovencitos o maduros, de sus comportamientos tan destructivos y que generan tanta infelicidad.

Curiosamente en esta edición los chicos culpan a sus parejas de que son celosas, según ellos: “los celos enfermizos estropean sus relaciones”. Pero ¿por algo será no?, la gran mayoría de ellas relatan como ellos no se han portado “como unos santos” precisamente, ocasionado justificadamente esas desconfianzas.

La dependencia emocional por ambas partes está muy latente, muchas parejas no están agusto pero continúan juntas pese a todo, comportándose nocivamente muy alejados del respeto y entendimiento mutuo. Pertenezcas a una cierta clase social o tu nivel cultural sea más alto que lo que se muestra en este programa, existen muchos puntos que conectan a estas parejas con el resto de las relaciones que existen actualmente, sino mira a tu alrededor y dime lo que ves, ¿a qué es parecido?

A todo el mundo le gusta gustar, algunas personas se reafirman tonteando con otras para tapar sus vacíos o “inseguridades”. ¿Quién no ha pasado por una “crisis” en su relación y se ha sentido tentado a probar con otras personas, antes que intentar resolver los problemas con su pareja?. Todas estas situaciones tan cotidianas pueden servir para que te identifiques con los concursantes.

Los comportamientos tóxicos que surgen en este programa, sirven para explicar el por qué suceden muchos “cuernos”, tales como:

Guardar Rencor

Si descubres que tu pareja te ha sido infiel, te dejará una sensación de rabia, mezclada con pensamientos obsesivos sobre si volverá hacerlo y una sensación de impotencia por  no poder cambiar los hechos. Supuestamente lo perdonas, no lo olvidas pero se lo echarás en cara siempre.

Se lo “pasas por alto” porque no te imaginas vivir sin él, porque: convivís juntos, estáis integrados en ambos entornos familiares y amistosos, os acostumbrasteis a dormir juntos y veis las mismas series en neflix, etc  (Ejemplo de la relación de: Maika y Pablo, ella se enrolla con otro en el programa por revancha).

Tu Pareja no logra comprometerse y actúa como cuando estaba sin en plan soltero, te promete amor eterno, y que se va a casar contigo al poco de empezar juntos. Desaparece de junto tuya por unos días, pero cuando vuelve te dice que no lo volverá hacer, le crees, hasta que lo vuelve hacer “una y mil veces”. Te vas cargando de resentimiento y rencor, primero hacia ti por pasarle tantas y creerlo, luego hacia él por qué no es como tú quieres. (Ejemplo de la relación de: Melyssa y Tom, ella no tolera cómo él es con ella pero espera que cambie)

En todos estos dos casos, es el propio rencor es el que les engancha más a sus parejas, es tanta la negatividad mental que se ha generado con la auto-culpa y tristeza, que para tolerar esa situación y a esa persona, la compensas haciéndole pagar ese mal, con reproches e insultos, mitigando así supuestamente el daño pero sintiéndose igual de miserable que ellos.

Al liberar el rencor puedes desengancharte de la persona.

Infravalorarse

Un maltrato sistemático y sutil, donde uno no se siente valorado porque el otro miembro de la pareja: no valora su trabajo, le critica el físico, ironiza con respecto a sus opiniones, no le da importancia a sus gustos o no toma en consideración su punto de vista, lo que diga o haga le pone pegas, etc. Se podrían relatar muchas situaciones más, pero la clave aquí está en preguntarte: ¿por qué permites este maltrato? ¿porque estás con alguien que se comporta así contigo?

Debes revisar en ti: cómo está tu autoestima y qué percepción tienes de ti mismo (Ejemplo de la relación de: Cristian y Melody, se siente insegura con sus pareja porque él la ningunea)

La Rutina Súper-Toxica

Te hace sentir mal tu relación, porque te altera, te sientes manipulado, utiliza el sarcasmo o ironía para contradecirte, y no sabes cómo poner fin a esta relación porque lleváis así mucho tiempo, estáis sometidos a un gran desgaste emocional, aunque creéis que podéis volver a ser como al principio. Vivís tan acomodados uno al otro que no os podéis imaginar otro tipo de realidad. Es tal la dependencia emocional, el miedo a quedarse solo y el temor a lo que está por venir, que eso impide tomar cualquier decisión de dejaros, aunque uno o ambos alguna vez se lo hayan planteado o amenazado con hacerlo. (Ejemplo de la relación de: Marta y Lester, su relación se basa en reproches y broncas)

Una relación que llega a este punto donde se vive en un bucle constante de: reproche-bronca-enfado-reconciliación, lo mejor que pude hacer es poner distancia y romper.

 

Un clavo quita otro clavo

Engancharse a alguien nuevo para poder dar el paso de dejar la relación que no funcionaba, es para intentar cubrir la soledad, la angustia y el vacío que deja una separación.

Existen personas que van encadenando una relación tras otra con el único objetivo de taponar la angustia por esa pérdida de identidad, suelen ser personas con problemas de dependencia emocional, frágiles psíquicamente, que no saben cómo enfrentarse a su soledad y que necesitan a una pareja, casi da igual la que sea, para mantener su seguridad.  Es algo que le ha pasado a Tom, Maika y Melody, Marta y Lester.

Educación Emocional

Existen muchísimas relaciones basadas en la desconfianza, celos, posesiones, inseguridades y una comunicación emocional muy pobre. Se necesita una amplia Educación Emocional basada en potenciar valores basados en el respeto mutuo, la confianza y la libertad de ser individuos independientes para desarrollar relaciones sanas.

Este programa es un espejo del tipo de relaciones posesivas y la hipersexualización típico de nuestra sociedad, que nos lleva a querer experimentar con diferentes relaciones, o preferir ser infiel por no afrontar el verdadero compromiso.

Articulo escrito 31 octubre 2020 para El Progreso de Lugo

LAS RELACIONES ABIERTAS

LAS RELACIONES ABIERTAS 469 1280 AnaCastroLiz

Cada vez, son más las parejas que prueban otras formas de relacionarse, ¿es el fin del romanticismo-monógamo?

Brad Pitt y Nicole Porturalski es una pareja recientemente formada, donde el actor y la modelo alemana, aparte de la diferencia de edad (el tiene 56 y ella 27 años) cumplen otra peculiaridad, ella está casada, sí, algo extraño de entender para la mente de los mas tradicionales.

Algo está pasando en la duración de las parejas monógamas, las personas cambian más de pareja que de foto perfil del Facebook, sucediéndose en un breve periodo de tiempo rupturas, duelos y nuevas parejas, sin dejar tiempo a desintoxicarse. Nadie quiere estar solo y a poder ser, a falta de uno a quien querer o por quien ser correspondido, mejor que sean dos a quién atender.

Se han vuelto más cotidianas este tipo de relaciones, pero ¿son la alternativa para que relaciones largas rompan la monotonía y se puedan “entretener” con otras personas? ¿El poliamor y las relaciones abiertas será lo normal a partir de ahora?

La gente más joven tiende a ser más abierta y huyen del compromiso por no parecerse a lo que han visto seguramente en sus padres, y pasan de centrarse en solo una cosa a la vez, tiene poca tolerancia a la frustración y al rechazo, gozan de un nivel de paciencia muy bajo, y quieren vivir muy deprisa, todas estas razones pueden desembocar en este tipo de experiencias amorosas.

No te inquietes porque en este articulo conoceremos estos asombrosos conceptos tan novedosos para ti, y que tanto pueden surgir en el mundo rural como en el urbano.

¿Qué son las relaciones abiertas?

Cuando una pareja no considera la monogamia necesaria para mantener su unión de forma sana y estable, pactan la posibilidad de mantener relaciones con otras personas. Pueden desde tener solo sexo o compatibilizar una relación supuestamente “estable” con una o más personas aparte de la previa y contando a la pareja de origen cuáles son sus citas y con quién está. Para que funcione esta situación, que para muchos se puede definir como, “cuernos consentidos”, es prioritario instaurar una serie de normas, lo más explícitas posibles, y cumplirlas para no llevarse sorpresas ni que sufra la relación ya establecida. 

 Si tu pareja te lo propone, ¿qué harías?

Aquí no existen los secretos, ni las mentiras, ni tener que poner excusas o buscar quien te cubra las espaldas, en este tema ambos conocen lo que sucede y que les lleva a: disfrutar de otras relaciones esporádicas o no, tener aventuras sexuales y “amigos con derecho” o incluso hacer intercambio de parejas, con la libertad de vivir lo que uno necesita, sexual o afectivamente sin perder de vista a su pareja originaria.

La mitad de los hombres y mujeres, según datos estadísticos han sido infieles por lo menos una vez en su relación de pareja, luego están los que quieren ser infieles y no lo son porque no encuentran con quién, y las parejas que no tienen sexo y siguen conviviendo juntas, ósea muchas de las parejas que tienes a tu alrededor y crees que son ideales, no lo son. Una relación abierta te ofrece una posibilidad de vivir sin sentimiento de culpa y sin renunciar a la estabilidad de tu hogar, eso es en la teoría y visto desde fuera, pero si tu pareja te lo plantea, ¿qué le dirías?

Los riesgos para terminar en ruptura son altos por mucho que en una de las normas seas: no enamorarse del “nuevo”. Además ¿cómo te comes los celos, las inseguridades de compararte con el “nuevo” y las ganas de preguntar y saber todo lo que hizo tu pareja “con pelos y señales”?

No todo el mundo está preparado para disfrutar de una relación de este tipo, tiene mucho que ver la moral, ética y valores personales con los que cuentes. Siempre existe el riesgo de engancharse sexualmente del “nuevo” y alejarse afectivamente de la pareja.

¿Cuándo funciona?

Lo primero que piensas cuando te lo plantea tu pareja, es: “ya no me quiere”, “no le gusto ni me desea”. Suele ser el caballero quien lo propone a su pareja, aceptándolo ella, mayoritariamente por temor a que se acabe la relación.

Para que una situación de este tipo funcione, es necesario que se cumpla lo siguiente:

  • Tener el mismo deseo de pactar una relación abierta.
  • Poner el mismo grado de confianza, sinceridad y ser prioridad uno para el otro.

Pasos a seguir

Debes conocer los siguientes pasos para que funcione:

1. Analizar en el momento en el que os encontráis como pareja. Si pretendéis salvar vuestra relación de esta manera porque estáis atravesando una crisis de monotonía, o es que no tenéis sexo, o si es por ampliar nuevas alternativas.

2. Nunca debéis hacerlo si uno de los dos se siente obligado o por contentar al otro. La finalidad tiene que ser la de aumentar el bienestar de ambos y ser felices. Solo sale bien si por conjunto se desea hacerlo.

3. Poner vuestras propias normas y límites de lo os podéis permitir y lo que no.

4. Ser extremadamente comunicativos. Ser abiertos a la hora de expresar vuestras necesidades, pensamientos, y emociones de una forma sincera, con empatía, y fomentando mucha seguridad para que no existan malos entendidos.

5. No pueden existir celos ni egoísmo.

6. Es vital ser sincero con el “nuevo”. Debe saber que situación tenéis como pareja y en el lugar que ocupará el/ella.

7. Y lo más importante es proteger y cuidar de vuestra relación cada día.

 Te guste o no este tipo de relaciones, es algo que seguirá sucediendo. La sociedad juzga más a quién funciona de esta manera que al que es infiel o ningunea a su pareja. Todavía nos falta mucho para avanzar con el concepto de amor y no tener tantas expectativas hacia el concepto “ideal de relaciones de pareja”, porque existen muchas heridas por sanar con respecto a la infancia sobre el vínculo establecido con los padres, y desarrollar más autoestima para descubrir lo que es amar, respetarse y aceptarse de verdad a uno mismo para luego poder sentirnos unidos con verdadera conciencia hacia la persona decimos querer o ser felices sin buscar una relación sentimental.

Articulo escrito 19 septiembre 2020 para El PROGRESO de Lugo 

¿UN FUTURO SIN ABRAZOS?

¿UN FUTURO SIN ABRAZOS? 469 1280 AnaCastroLiz

El distanciamiento social y el estrés que produce el coronavirus podría reducir querer ligar en estos tiempos

Este verano el ocio y los planes sociales son diferentes a cualquier otro año de nuestras vidas, ya que debido a esta “nueva normalidad”; la higiene de los geles en las manos, los cubre bocas, y respetar la distancia física recomendable, nos recuerdan que existe un virus que nos puede jorobar bien la vida y a la de nuestro entorno más vulnerable. El miedo al contagio y los brotes continuos, hacen que se repriman las ganas de salir de fiesta o acudir a eventos sociales donde el riesgo de transmisión puede ser mayor y que a muchos se les quiten las ganas de ligar en cualquier plan al aire libre.

En la mente de los solteros o recién separados, revolotea la idea de ¿qué será del sexo? ¿se podrá ligar igual?.

Poco se sabe si aparte de por las gotitas que pueden trasmitirse de boca a boca, o nariz a boca, se puede contagiar el SARS-CoV-2 por los flujos que intervienen en las relaciones coitales sin usar preservativo o tampoco se sabe mucho si el hecho de protegerse sexualmente pueda evitar el contagio. Somos seres emocionales, necesitamos el contacto físico para vivir, nos han retirado la posibilidad de darnos besos o abrazos a nivel social, solo nos queda esperar a una vacuna para que todo vuelva a ser como antes, pero mientras tanto, la gente quiere seguir viviendo, divertirse y conocer a posibles candidatos o candidatas con quien interactuar sentimentalmente, pero ¿se está tardando ahora más en llegar a tener relaciones por el miedo al contagio y se da más tiempo a conocerse poco a poco?.

Las prisas no son buenas

Según la edad y tu situación previa, tendrás más ganas de ir directo al grano o esperar un poco más. El aumento de buscar en aplicaciones conocer a personas nuevas o las horas que se invierten en las redes sociales para chatear, se ha disparado increíblemente. Vayas por donde sea, observas a cualquier persona pegado a su móvil durante largo tiempo; ya sea en una terraza, en la parada de un bus, o andando por la calle, y es que la adicción a estar conectados, nos ha acercado a comunicarnos casi solo de esta manera, por lo que puede ser una medida de contención positiva en estos tiempos, ya que permite un espacio para relacionarnos y conocernos de forma más segura y comedida, alargando las conversaciones para poder conocerse mejor y retrasando la intimidad por el miedo al contagio, dando cabida esta manera, a averiguar si existe más afinidad o no, y a partir de ahí determinar si habrá sexo o no, más adelante.

La duda de muchas personas, para tener relaciones sexuales seguras, además de los métodos adecuados, sería si es conveniente llevar mascarilla en la boca, complicando los besos suaves o pasionales, que sabemos que es algo que facilita la excitación sexual.

Empezar una nueva relación en verano es muy emocionante porque parece que existen más alternativas de pasárselo bien y hacer más cosas que en otra época del año pero aun así no tienes garantías de que la persona que tienes delante no pueda infectarte, la conozcas de antes o no.

Las caricias

El sexo más seguro es con uno mismo, incluso tu pareja estable puede contagiarte porque ahora todos salimos a la calle y en cualquier lugar puede existir riesgo, ¡no puedes bajar la guardia!.

Tocarse, acariciarse y utilizar posturas sexuales que no sean de cara a cara, podría asegurarte un menor riesgo de contagio.

La falta de contacto físico provoca que se necesite más, y sobre todo si has pasado o estas atravesando una situación vulnerable, requieres de más atención y afecto, y lo que antes podía curarte como es; un gran abrazo, ahora tienes que pensarte muy mucho con quien dártelo.

La gran mayoría de las personas sobre todo en edad adulta, han invertido tiempo en estos meses atrás en meditar sobre su vida al pasar tanto tiempo en su casa, y eso ha reforzado la autoestima y descubrir que es lo que se quiere con respecto a las relaciones sentimentales.

On-line

Otro método muy seguro si deseas tener relaciones sexuales es tener sexo virtual, ya que mientras exista distancia y dure la desconfianza, es algo que puede muy bien suplir los deseos, en esas relaciones incipientes que puedan surgir en este verano, sean con finalidad estable o esporádica.

Esto no quiere decir que muchas otras personas no se lancen o atrevan a tener sexo esporádico, porque a algunos parece que se les ha olvidado la situación que estamos viviendo a nivel mundial y el miedo les ha abandonado.

La tecnología ayuda a tener citas virtuales, es una forma cómoda y rápida, puedes conocer a mucha más gente y sentirte como si viajaras. Centrarse en buscar el amor puede ser un buen antídoto para no caer en angustia o preocupaciones constantes, ya que la ilusión de conectar con alguien te ayudará a tener más ánimo. Además conocer a una persona en una situación de este tipo puede unirte más al ser una situación excepcional de incertidumbre mundial.

Consejos para tener relaciones seguras

  • Conversa mucho. Tómate tiempo para descubrir si eres afín con quien estas conociendo, y si compartís la misma visión de vida. La primera conexión debe ser la conversación, si esta fluye correctamente, y te sientes cómodo, puede ser un perfecto inicio de algo duradero.
  • Se responsable, y procura mantener tus medidas de seguridad y que puedas confiar en que la otra persona también las cumpla, antes de conoceros o que le abras las puertas de tu casa. Con pandemia o no, si no conoces da nada a esa persona, se prudente y no compartas todos tus secretos ni toda tu vida, sin saber con quién estás.
  • Hazte la prueba. Es la mejor garantía si quieres tener intimidad, haber pasado el Covid-19 o que una prueba de anticuerpos te dé positiva no es una garantía definitiva de que eres inmune a la infección y no te olvides que, si existen dudas, el sexo debe ser con mascarilla.

Convivir con el virus puede ser visto como una oportunidad para crear conexiones más profundas con los demás y buscar lazos afectivos mucho más allá del plano sexual, y dedicarse a otros aspectos tan interesantes y placenteros.

Articulo escrito 5 septiembre 2020 para El Progreso de Lugo

LOS HOMBRES “HUECOS”

LOS HOMBRES “HUECOS” 469 1280 AnaCastroLiz

Un aborto provoca un impacto emocional que afecta también al padre

El hombre que acompaña en la gestación de su pareja, también comparte la ilusión por tener ese bebe, observar su imagen y evolución en las ecografías, o compartir los primeros movimientos en el vientre son experiencias que refuerzan el apego de ese futuro papa con su retoño que está por nacer.

Algunos hombres animan a su pareja a abortar, otros la abandonan o amenazan con hacerlo fomentando así ese no-nacimiento.

Pero otros hombres no están al tanto del aborto de su pareja hasta que ya ha sucedido, incluso los hay que ofrecen apoyo de algún tipo o que se oponen a ese aborto, dejando claro su punto de vista, respetando aun así la decisión de la madre. También los hay que sufren manipulación por parte de sus parejas, chantajeándoles con abortar para encontrar en ellos mayor “atención”.

Existen casos en que los dos miembros de la pareja no se comunican adecuadamente, sobre sus temores y deseos, por lo que acaban decidiendo algo nefasto que les acaba afectando con el paso del tiempo.

La reacción es diferente según sea el vínculo con madre de ese bebe y cuales sean las causas del aborto.

Me gustaría dar visibilidad en este artículo a todos esos hombres que han sufrido emocionalmente una perdida por aborto, ocasionándoles graves daños psicológicos.

El trauma invisible

Curiosamente algunos varones experimentan cambios físicos o enfermedades psicosomáticas después de un aborto y suelen ser los siguientes:

– Acumulación de grasa abdominal, echan barriga.

– Problemas de erección o próstata u otras disfunciones sexuales.

– Problemas renales, etc.

Enfermedades que se suelen solucionar cuando superan el duelo por aborto.

Este tipo de perdida se traduce en un trauma que se lleva dentro de los pensamientos de forma callada, y que no saben bien cómo explicar, cuando vienen a terapia. Si ese duelo no se ha sabido expresar, se suele tapar bajo emociones cargadas de: resentimiento, impotencia, enfado, agresividad, mucha ansiedad, insomnio, depresión o alguna adicción algo que les generará más aislamiento e incomprensión.

Por cultura social y familiar al hombre se le ha inculcado el reprimir sus propias emociones por lo que no sabe cómo comportarse cuando conoce que su pareja está embarazada, o como decidir sobre un posible aborto, sean cuales sean los motivos, así que tampoco sabrá que hacer después de que éste se haya realizado.

Se suele dejar, pasivamente por este motivo, la decisión sobre esa situación a la mujer.

Los cambios en la relación de pareja

Un aborto suele tensar tanto las relaciones de pareja que muchas acaban en fracaso. Uno de los dos o ambos, suele distanciarse íntimamente. Cuando es el varón, se vuelve más promiscuo buscando reafirmarse con otras mujeres o se convierte en inapetente sexualmente.

El problema mayor es que muchas parejas no hablan sobre sus sentimientos frente al aborto y eso es lo que les acaba enfriando y alejando. Si el hombre siente que no puede hablar de su experiencia o malestar con su pareja porque considera que de esa manera le resta su protagonismo, al ser ella quien lo llevaba dentro tampoco sabrá cuál es su lugar o como debe comportarse en la relación. Creerá que así lastimará menos a su pareja, pero se dañará más a él mismo al callarse. Queriendo complacer, acabará por sentirse rechazado.

El aborto también deja huellas en la propia masculinidad. Para poder superarlo un hombre debe aceptar que ha sido padre, aunque haya perdido a ese feto con días o semanas, y poder elaborar un duelo, ya que, si no se verá “hueco” por dentro, tendrá tanta sensación de “vacío” como hijos haya perdido. Tanto el hombre como la mujer son los creadores de esa vida y ambos vivirán las consecuencias traumáticas, si no las solucionan.

Expresar el dolor Sana

Después de un aborto, el hombre suele centrar sus esfuerzos en consolar a la mujer, dejando de lado su proceso de duelo individual y ocultando en muchos casos, su dolor frente a los demás.

En terapia sabemos que perdonar brinda la total curación emocional psicológica de cualquier situación dolorosa y es que en este tipo de perdidas el sentimiento de culpa que se desarrolla es inevitable, puede desarrollarse de dos formas:

  • Indirecta si fue un aborto espontáneo, se suele cargar la responsabilidad contra: Dios, los médicos o el destino cruel, etc.
  • Directa si fue decisión propia la culpa será de quien tomó la decisión o si es conjunta será de ambos. Sintiéndose así responsable de que esa vida embrionaria no llegara nunca a existir y eso termina por taladrar mucho en la mente en forma de castigo.

Un hombre que se niega lo que siente, o que evita pensar si le hace daño lo que ha pasado con respecto a la experiencia del aborto, aún no está listo para superar ese trauma. Tampoco si reprime sus pensamientos sobre la experiencia, aislándose de todo contacto social por no tocar el tema, o desplazando su enfado hacia otros.

Las formas para solucionar este trauma y superar el duelo, son las siguientes:

  • Debe aprender a expresar cómo se siente para perdonarse a sí mismo y a los demás, es decir lo primero es conectar con sus emociones.
  • Hablar sobre ello con alguien de confianza, ayudará a tener una mayor conciencia de la pérdida y obtendrá una mayor comprensión sobre la forma en que ha reaccionado respecto al aborto.
  • Debe reconocer hacia quien está enfadado, porque si reprime esa ira puede sufrir una infinitud de síntomas psicosomáticos (sobre todo trastornos de ansiedad).
  • Para liberarse de esa ira o enojo hacia quien cree tiene la responsabilidad de lo sucedido puede ayudarle escribir una carta donde pueda elaborar ese “perdón”.
  • Además, puede escribir otra carta hacia ese bebe no-nacido agradeciéndole el breve momento de existencia y lo que ha aprendido debido a esa experiencia. Por ultimo debe ponerle un nombre a ese hijo, eso le va ayudar a darle un lugar en su vida y su corazón.

Articulo escrito 18 julio 2020 para El Progreso de Lugo

PODER DECIR ADIOS

PODER DECIR ADIOS 469 1280 AnaCastroLiz

¿Cómo puedes afrontar un duelo por la muerte de un ser querido en tiempos de covid-19?

Despedir a quien fallece es un rito cultural en nuestra civilización, pero también es una de tantas cosas que el coronavirus ha alterado, y todo este confinamiento, para frenar los contagios que impedía el acompañamiento a los enfermos, acudir a funerales o ir actos públicos, ¡nos ha destrozado a todos!

Hacer una despedida significa querer decir algo que no hemos dicho antes, o hacer lo que no hemos podido hacer con los demás, y abrazar a los que no hemos abrazado, ¿Cómo la puedes hacer de esta forma donde no puedes ver o tocar a tu fallecido ni a tus seres queridos? Y además ¿cómo se puede aprender a vivir con quién siempre echaras de menos?

Un duelo «patologico» aparece cuando es difícil de superar esa despedida que se acaba desarrollando a lo largo de los años sino aceptemos lo sucedido.  Además, a las muertes por el coronavirus se suman también las de aquellas personas que diariamente pierden la vida por causas naturales u otras enfermedades pero que están sujetos a las mismas restricciones donde existe un “duelo desautorizado” que te impide hacer lo que te gustaría en circunstancias normales, que es despedirte con poder ver, tocar y abrazar.

Esto puede suponer que sientas: miedo, insomnio, angustia, rabia y mucha impotencia para los familiares y los propios enfermos, que se ven aislados alejados de los suyos.

El contacto, sabemos que es vital para cualquier recuperación y en esta ocasión, existe una gran privación de este derecho.

El reconocimiento

Un funeral es como un rito de reconocimiento para el que se va de este mundo, además de servir de apoyo social para la familia o seres queridos del fallecido. De esta forma tienes contacto con la muerte, y te ayuda a similar esa despedida que es esencial para garantizar un tiempo de duelo saludable, que puede durar de uno, a dos años.

Saber cómo acompañar en este momento de la despedida es muy importante del mismo modo de lo que es cuando sabes que un ser querido se va a morir.

El ritual de despedida, es decir una ceremonia, tiene una gran importancia en el proceso de elaboración y para poder aceptar una perdida. Ya que posibilitan la oportunidad de conectar con la realidad de la pérdida y cumple una función social de compartir ese dolor con las personas que han conocido y quieren al fallecido. Se sabe en terapia que aquellas personas que no han estado presentes en un funeral o no han podido compartir los últimos días con la persona fallecida, sienten más complicado aceptar ese suceso y por lo tanto superar el duelo a la larga.

Necesitamos participar de esta experiencia para marcar el comienzo del duelo y dejar latente de ese dolor para creernos que esa persona no volverá a nuestro lado.

Recuerda que esa persona siempre estará en tu corazón con su recuerdo y momentos compartidos.

Aceptar lo sucedido

La muerte sea inesperada o de alguna manera, prevista de un ser querido supone un gran impacto emocional intenso. La pérdida deja muchos cabos sueltos, asuntos pendientes, palabras no dichas, arrepentimientos y la desesperación de no haber podido dicho un adiós, si es el caso de no poderte despedir.

La despedida es un acto de aceptación de lo ocurrido y simbólicamente representa el hecho de ser consciente de la muerte del ser querido.

Cualquier suceso desagradable en nuestra vida; un despido de trabajo, una ruptura amorosa, la pérdida de un nivel de vida, es un proceso de duelo, por todos estos motivos, plantear algún tipo de rito de despedida simbólico, puede suponer un avance en la elaboración del duelo.

Cada persona debe buscar la forma de conocer sus ritmos y propios procesos, por lo tanto saber cómo aprender a aceptar lo sucedido es el paso fundamental para sanar cualquier sufrimiento ocasionado por el duelo de perder a un ser querido.

Algunas recomendaciones para aprender a aceptar ese duelo son:

  • Permítete llorar, recordando a esa persona que has perdido y lo que significa para ti, sin reprimir ningún sentimiento.
  • Recuerda que nada dependía de ti. Se consciente de las limitaciones sanitarias actuales debidas a la pandemia mundial.
  • Si no puedes homenajear al fallecido como se merece lo harás más adelante.
  • Conéctate con quienes quieres, aunque sea de manera virtual comparte tu pena y tu dolor.
  • Pide ayuda profesional si no puedes solo, reconoce tu vulnerabilidad.

Cómo hacer una despedida simbólica

Elaborar una despedida simbólica puede organizarse desde: ir a un lugar que sea representativo tuyo y de quien ha fallecido, plantar un árbol, o dedicarle unas palabras por escrito, etc. Debe tener sentido para ti mismo y para todo el que comparta ese “funeral”. Pregúntate: ¿Qué quiero o queremos simbolizar con esa despedida? ¿De qué mejor manera nos podemos despedir?

Si no has podido acompañar en los últimos momentos a la persona que quieres en su momento final, procura tener contacto con las personas de su entorno y entre todos expresar como os sentis y acompañaros.

Evita centrar tus pensamientos en el día de la pérdida después de hacer esa despedida como retroceder en tu máquina del tiempo mental hacia esos instantes de cariño compartido, a esos instantes de felicidad e ilusión constantemente. Esa persona sabía que la querías, y si no se lo dijiste lo suficientemente seguro que se lo mostraste con muchos detalles.

Todas las fases de un duelo implican dolor y resultan muy complicadas.

La aceptación de que no se vas a volver a ver a una persona a la que has querido muchísimo es durísima, pero quizás aprender a vivir sin el ser querido, cuesta aun más. Si has tenido una relación conflictiva con la persona que has perdido, puedes tener sentimientos contradictorios.

Algo fundamental para superar el duelo es tener apoyo emocional, tener a tu lado quien te acompañe, quien te ayude a expresar lo que sientes, y que sepa como distraerte, quien te ayude a retomar tu vida y que ésta tenga sentido para ti.

LOS SÍNDROMES QUE OCASIONARON EL VIRUS

LOS SÍNDROMES QUE OCASIONARON EL VIRUS 469 1280 AnaCastroLiz

Existen comportamientos causados por el aislamiento social que pueden llevarte a no querer salir de casa

Tras más de dos meses de confinamiento para muchos la desescalada, supone una forma de regresar a la rutina, pero para otros, la vida cotidiana, ha perdido todo el interés.

Algunos se niegan a salir de casa o rodearse de multitud, durante las primeras semanas de desescalada. En la Psicología moderna, se le conoce como “la fiebre de la cabaña” y “síndrome de la soledad inquieta”, a síntomas que les sucede a algunas personas adultas o niños, cuando se encuentran en momentos prolongados de aislamiento social.

Estos síndromes pueden sufrirlos quienes han pasado el confinamiento a solas o con menos contacto social, son los que tienen más probabilidad de padecerlo.

El origen de muchos de estos términos, se remontan a la época de los colonos, quienes experimentaron largos inviernos en soledad, cubiertos de nieve sobre sus cabañas hasta el inicio de la primavera. Y también de los navegantes cuando pasaban largas travesías hacinados en pequeños cuartos bajo la cubierta de las embarcaciones, el ejemplo sirve para los presos, o quienes pasan por alguna enfermedad o cualquier otra situación que tengas que sufrir por una etapa larga de aislamiento social.

Existen varios comportamientos a nivel psicológico, llamados “síndromes” que pueden explicarte toda esta situación de confinamiento a nivel emocional y que voy a desarrollar en este artículo, son los siguientes:

El síndrome de la soledad inquieta

Las personas que padecen este síndrome se caracterizan por tener carencias afectivas y con gran tendencia a tener pensamientos obsesivos negativos respecto a la actitud de los demás hacia ellos mismos.

Presentan además miedo por salir a la calle, temor a contactar con otras personas fuera de las paredes de su casa, o a realizar actividades que antes eran cotidianas como trabajar, ir en transporte público, relacionarse con personas conocidas, etc.

Es una consecuencia normal de pasar tanto tiempo confinados, si este comportamiento te impide llevar una vida normal o continua su “confinamiento” más de un mes estaríamos hablando de una conducta patológica que puedes resolver con ayuda terapéutica.

 

La fiebre de la cabaña

También conocido como “síndrome de la cabaña”, si presentas: agitación, inquietud, desesperanza, dificultad para concentrarse, e ira ante la imposición de permanecer privado de libertad. Esto todo es lo que posiblemente muchas personas comenzaron a experimentar al principio de toda esta pandmeia y fue cuando se empezó a buscar ayuda profesional por estos síntomas, porque, además, muchos no conseguían conciliar el sueño como deseaban.

Pero es una reacción natural, cuando el confinamiento se alarga a los dos meses que llevamos.

Esta sensación dio paso, gracias al instinto de supervivencia de cómo te has adaptado a esta situación, al experimentar el confort, seguridad y tranquilidad en las actividades en casa mezcladas con la ansiedad por el mero hecho de pensar en salir a la calle o retomar la vida que tenía antes del confinamiento, lo agusto que ahora estás en tu hogar al conocer mejor tus prioridades, ya sabes cómo quieres que sea tu vida.

 

El resplandor

La película de Stephen King, ‘El resplandor’, dramatizó sobre los efectos del confinamiento prolongado de un grupo de personas en su estado mental y se pudo comprobar las conductas violentas, características sobre todo del protagonista (Jack Nicholson) que reflejó, un posible síndrome de “soledad inquieta” llevado a su extremo, y lo que puede llegar a suceder en una mente ya perturbada de por sí.

El hábito de no tener ningún contacto físico o cercano con otras personas puede haber creado una forma de rechazo a lo que era muy importante antes, que era el contacto con los demás.

Además, no nos olvidemos que la epidemia no está superada del todo, así que el riesgo de contagio sigue existiendo. Con lo que se dan varios miedos; al contagio del virus COVID-19, y como afrontar situaciones sociales o espacios abiertos con múltiples estímulos que escapan al control.

Desescalando el miedo

Para superar todos los miedos que se están presentando es necesario ir poco a poco, sin forzarse a salir sino lo vas a disfrutar. Debes entender que, si tomas las medidas adecuadas, no tiene por qué pasarte nada. De hacer un kilómetro caminando, a hacer algo más en días posteriores, y a la hora de relacionarte socialmente, lo mismo, de tu círculo más cercano a tener encuentros con pocas personas hasta ir aumentando tus citas, gradualmente.

Lo habitual es que, si no presentas; ansiedad, hipocondría u otras patologías, la mayoría de las personas van adaptarse en una semana a las nuevas fases.

Después de estar durante semanas escuchando noticias sobre muertes y hospitales saturados, profesionales desbordados, se debe tener en cuenta que cualquier cambio, incluso a mejor, genera estrés y ansiedad, y exige un periodo de adaptación.

Se necesita que todo el mundo colabore más, empaticen mejor y que mantengan la distancia física con mucho afecto virtual.

¿Qué puedes hacer al salir?

Lo primero escucha tus necesidades, regula lo que necesitas y cuando. Exponerte hacer recados, ir a tu trabajo, al ruido otra vez, a encontrarte con muchas personas debes de mezclarlo con cosas que te agraden y puedas disfrutar, como compartir un paseo con quien te hace bien, disfruta de sentir el sol en tu piel, abrazar un árbol, ver el mar, observar a los niños jugando, visita tu pueblo o ama todas las cosas que te pueden dar placer del exterior.

Todo lo bueno te ayudará a que quieras repetir la experiencia al día siguiente.

Lo segundo sigue las pautas de distanciamiento social: uso de guantes y mascarillas, y lavado de manos, todo lo que te pueda proporcionar cierta sensación de seguridad.

Es normal tener miedo como también es normal querer superarlo. Si sientes que te genera malestar salir buscar ayuda, es un acto de superación hacia ti mismo y puedes conseguirlo.

Articulo escrito 23 mayo 2020 para  El Progreso de Lugo 

EL DESAMOR EN TIEMPOS DE CUARENTENA

EL DESAMOR EN TIEMPOS DE CUARENTENA 469 1280 AnaCastroLiz

El confinamiento más amargo: algunos pasan esta experiencia a distancia de su pareja y otros rompen

¿Estas “aburrido” de ver en Instagram videos donde todo el mundo hace cosas en pareja encantadas de la vida?. Que si cocinando juntos, haciendo ejercicios, gritando su amor con miles de muestras de afecto, mientras que a ti te ha pillado todo esto; separado de tu pareja o acabas de romper tu relación y lo ves todo de color “amargura total”.

No poder hacer ninguna de las rutinas que estabas acostumbrado para desconectar cuando tenías un problema, donde recurrías a; tomarte algo con tus colegas para echarte unas risas, o salir de copas, o te dabas unas vueltas a la muralla, o te “machacabas” en el gimnasio, o ibas de compras, o cambiabas tu look en la peluquería, o te hacías un retiro espiritual, etc, todo este confinamiento provocado por la Pandemia Mundial del Covid-19 ha influido radicalmente en tu forma de reinventarte en tus “momentos más chungos” adaptándote cómo puedes a lo que tienes, que es: tu casa y tu soledad.

 

El espacio que enamora

¿Cuántos días pasarán hasta podernos abrazar? Se preguntarán muchas parejas que les toca vivir todo esto separados. Si antes no eras muy cariñoso, a lo mejor ahora te das cuenta lo que te gustaría hacer si tuvieras delante a la persona que amas. Estás aprendiendo a gestionar todo lo que extrañas, y a mostrar tus emociones, desde lejos, metido a fondo en tu espacio individual donde te estas conociendo como nunca lo has hecho antes para saber cómo convivir mejor después.

Al usar las videollamadas valoras los pequeños detalles. Os tele transportáis al inicio del enamoramiento, con aquellos wasap de; “buenos días cariño, que tal descansaste”, y los “te extraño mucho”, acompañarse en distancia cuando se vive en escenarios distintos, une mucho porque deja aflorar la parte más romántica y se retoman conversaciones trascendentales, donde se establecen proyectos para hacer cuando todo termine.

El mundo ahora lo contemplas desde tu balcón, desde ahí trasmites tu día a día a tu pareja, le hablas; del que canta, o el que toca una guitarra, del que ameniza con música las 8 de la tarde o cuando tu mirada queda clavada en una ventana donde observas a una pareja que aplaude y te mueres de envidia porque desearías que fueras tú y tu amor.

 

Pequeños detalles

Una relación se salva gracias a los pequeños detalles, si cambia tu actitud hacia como quieres que sea tu vida a partir de ahora, con el tiempo que tienes para reflexionarlo, ¿porque no vas a trasformar la forma que tienes de demostrar afecto? Los pequeños detalles se convierten en grandes gestos de amor cuando se hacen desde el corazón. ¿Cuánto darías ahora por poder disfrutar de una mañana desperezándote lento y mimoso a lado de la persona que quieres?, o prepararle un desayuno y simplemente escuchar como cuenta sus cosas, aunque no te interesen o pararte un momento para mirarla a los ojos y decirle lo que sientes.

¿Cuantas caricias se te han escapado cuando estabais juntos, o besos por disfrutar, hacer sorpresas sencillas para recordarle cuando te importa, hacerle más caso que a la película que estás viendo en la tv o haber hecho más veces el amor?.

Estos pequeños detalles son los que hacen que tu pareja se sienta valorada y querida, quizás todo eso lo estés aprendiendo en soledad para ponerlo en práctica cuando vuelvas a estar juntos, es un tiempo para priorizar lo que realmente importa, para acercarte a lo que quieres de verdad.

La ruptura inoportuna

Si estas repleto de ansiedad frente a la inseguridad de lo que sucede a nivel mundial con la pandemia, que se ceba diariamente con miles de afectados y fallecidos, poniéndote triste por las desgracias ajenas, el estrés postraumático que esto arrastra, si esto fuera poco, atravesar por una ruptura sentimental, es el colmo de las pruebas de fortaleza que te puedan suceder en la vida. Pero siempre puede haber cosas peores.

Pasas de sentirte paralizado y desorientado, negándote lo que vives, sin saber muy bien lo que vas hacer mañana. Perder a quien quieres es un “shock” muy duro. Comerte el mal humor y la tristeza en soledad, piensas: ¿qué será de mi vida después?, pasas por recuerdos buenos, y feos sobre tu ex, en forma de bucle cada día, sin poder recurrir a lo que sabias hacer para animarte. Analizas qué salió mal y de quién es la culpa, llenándote de rabia hacia él o hacia ti mismo por el fracaso, queriendo volver cuanto antes hacer vida normal en la calle y superarlo, pero eso no puede ser aún.

Duelo Colectivo

Estas pasando por dos traumas al mismo tiempo, adaptarte a la situación estresante producida por el coronavirus (pérdida de tu rutina, estabilidad, trabajo y conectar con otros, etc) que es un duelo colectivo y atravesar el duelo sentimental.

Una de las mejores cosas que puedes hacer para afrontar la ruptura en tu vacío doloroso, es: escribir sobre tus emociones, habla mediante un boli y una libreta de cómo te sientes y qué necesitas. Organiza tu rutina y actividades, pero respeta tus momentos de calma y reflexiones, pide ayuda a los tuyos y profesionales, a distancia también pueden acompañarte.

La mejor forma de sobreponerte es también ayudar a otras personas, ten presente la soledad de un anciano que vive solo por el confinamiento, el temor que puede tener un hijo a contagiar a sus padres mayores, la preocupación de un profesional sanitario por desempeñar su trabajo y no contagiarse ni infectar a nadie, la injusticia y frustración de ver como mueren personas sin poder ayudarlas, no poderte despedir de un familiar que acaba de fallecer o saber que te vas a  morir porque estas muy enfermo.

Infinidad de circunstancias complicadas de digerir que ha propiciado un caos emocional mundial que no sabemos cómo ordenar, pero incentivan a todas esas personas a reinventar una nueva existencia.

Permítete estar mal y modula la información que recibes y con quien compartes tus angustias, date tiempo para aprender a convivir con tu nueva vida y volverás a brillar.

Articulo escrito 25 abril 2020 para El Progreso de Lugo 

MIEDO A LA MUERTE

MIEDO A LA MUERTE 469 1280 AnaCastroLiz

El auto descubrimiento es el antídoto para transportarte a estados más elevados de conciencia para poder superar todos tus fantasmas

¿Por qué existe el temor, en la vida de las personas? ¿Por auto protegerse? Cuando no ponemos nuestra mano en el fuego, por ejemplo, no es por miedo, porque sabemos que nos quemaremos. No se necesita al miedo para evitar un peligro innecesario, sólo sentido común.

El miedo se disfraza de muchas maneras, aparece cuando: tienes incomodidad por algo, sientes preocupación, padeces ansiedad, estas nervioso, tenso, con muchos temores y fobias, etc. Te invade una sensación de que algo puede pasar, que ahora mismo, aunque no suceda, pero lo quieres controlar y si vives identificado con ese miedo, perderás todo el contacto con el poder de tu presente y así la ansiedad te acompañará de forma constante. Debes aprender a que nadie puede hacerle frente al futuro ni dedicarte tanto a él, cuando te estás perdiendo tu ahora.

Estar a la defensiva

Sentirnos amenazados genera una emoción intensa de temer la aniquilación, el miedo a la muerte afecta a todos los aspectos de nuestra vida. Por ejemplo, algo tan simple como la necesidad compulsiva de tener razón en una discusión y hacer ver que el otro está equivocado, se debe al miedo a la muerte. Estar equivocado es como estar muerto, por eso muchas relaciones de amistad o pareja, se rompen bajo esta creencia, por imponer razones y buscar los fallos.

¿Qué estás defendiendo cuando temes algo? Algo con lo que te identificas, que has creado una imagen en tu mente, y es algo ficticio. Al hacerte responsable de ese patrón tuyo, puedes dejar de identificarte con él y lo podrás disolver rápidamente. Este podría ser el final de todas las disputas y los juegos de poder, que son tan dañinos en las relaciones. Querer ganar sobre los demás es tener debilidad que disfrazas de falsa fuerza. El verdadero poder está dentro de ti.

El mejor remedio contra el miedo psicológico es tener acción

El antídoto

Si te pones hacer cosas, pensarás menos. Simplemente debes prestar atención a la acción en sí misma. El fruto de lo que realices vendrá más tarde por añadidura, así que en el momento que te centras en lo que haces, es cuando sientes el bienestar, y cuando conectas con:  la deseada alegría.

El autodescubrimiento es un viaje individual que nos regala encontrarnos con nuestro Ser

 La identidad Profunda

Somos un espejo que imita e imita mal. Tenemos muchas formas de comportarnos en función de lo que vemos, nos dejamos contagiar por el temor colectivo. Pero ¿cómo podemos hacer para romper esa identificación profunda sobre todo sobre lo negativo? Observándonos, cuestionando si realmente eso que nos está pasando parte de nuestro interior o pertenece a otro. Cuando miramos dentro de nosotros, podemos observar que nuestro bienestar no depende de si gana nuestro equipo de fútbol o están de acuerdo con nosotros en nuestra forma de encontrar la paz. Presta atención cada vez que sufres o peleas o te resientes porque te estarás identificado con algo externo. Sólo observa. Luego ve a lo más profundo y pregúntate si realmente eres eso, si realmente tu bienestar depende de eso.

Nunca hay viento favorable para el que no sabe hacia dónde va. – Séneca.

 

Auto descúbrete

¿Te gustaría aprovechar este momento de tu vida para transformarte en alguien con más fortaleza?

¿Qué sentido tiene la vida sin tener clara cuál es la razón de ser? o ¿qué es lo que te empuja a seguir adelante con tu existencia? No hay nada más importante que tener muy claro y presente desde que te levantas hasta que te vas a dormir cuál es tu misión. Muchas veces, se nos olvida que lo que queremos en esta vida es ser felices y eso nos puede llevar a movernos por la vida sin rumbo; en muchos casos, por el camino de la amargura.

Debes empezar por aprender a Planificar tu vida, para dar sentido y dirección a la misma. La capacidad que inviertas en pensar, actuar y decidir determinará el curso de tu vida. Con esta herramienta que te propongo, tu propósito de vida se trasformará en objetivos que te llevará a alcanzar metas realizadas.

Busca una libreta y dedícala a reflexionar sobre estas cuestiones.

Te propongo que realices tu Planificación Estratégica Personal, contestando a estas 4 preguntas:

  1. ¿Quién eres? Describe cuál es tu origen y cuáles son tus gustos.
  • Describe los tres logros o cosas que has superado en tu vida más importantes ¿Qué tienen en común?
  • Describe tus mayores fracasos ¿Qué tienen en común?
  • Describe las cualidades que te gustan de las personas que admiras.
  • Cuáles son tus valores.
  • Cuáles son las creencias que te han limitado durante tu vida hasta hoy.
  1. ¿Qué quieres? Describe que quieres SER y TENER en tu vida.
  • ¿Qué tipo de vida quieres tener?
  • ¿Qué quieres ser en la vida?
  • ¿En qué quieres invertir tu tiempo?
  • ¿Cómo quieres administrar tu dinero?
  • ¿Dónde te gustaría vivir?
  1. ¿Qué cosas sabes hacer?
  2. ¿Dónde debes estar?

 

Este proceso de planificación estratégica divide la vida en 8 áreas que te permiten aclarar en cada área qué quieres y lo que tienes que hacer para obtener en cada una lo que quieres. Las Áreas son: Salud, Dinero, Amor, Trabajo, Desarrollo personal, Amigos y Familia, Ocio, Entorno.

Lo primero que debes de hacer es calificarte tu estado de “felicidad” en cada área, en una escala del 1 al 10 (1 es la más baja y 10 es la más alta). Una vez hecho descubrirás que la mayor parte de tu infelicidad proviene del área en que te has calificado peor. Intenta planificar como te gustaría que fueran cada una de estas áreas desde ahora en: 6 meses, 2 años, 5 años.

Tu mundo exterior es un reflejo de tu mundo interior, para cambiar tu entorno debes empezar cambiar tu mente, pensamientos y creencias. No inviertas tu vida, en hacer cosas que no te llenen, en satisfacer a personas que no te aportan o ni les importas.

Cuanto más claro tengas quién eres, qué quieres y que tienes a favor, y que hacer para conseguirlo, más rápido avanzarás. Es el momento de auto descubrirte para superar todos tus miedos.

 

Articulo escrito 4 abril 2020 para El Progreso de Lugo

LA LEY DE LA ATRACCIÓN

LA LEY DE LA ATRACCIÓN 469 1280 AnaCastroLiz

Es la creencia pseudocientífica de que los pensamientos influyen sobre lo que nos sucede en la vida

Esta ley se relaciona con ciertos textos bíblicos o de otras religiones y tiene “su punto” de inquietante, al margen de que te parezca útil este tipo de ideología o no.

Para poder entender en detalle “La Ley de a Atracción” y porque, para muchas personas les sirve de orientación, sea cosa del destino o una casualidad, considera dicha ley que las fuerzas naturales del orden se fundamentan en un magnetismo que tu generas y proyectas, según sean tus pensamientos: negativos o positivos, así atraerás cosas peores o mejores a tu existencia.

Es decir, tu mente, pensamientos y sentimientos están cargados de un gran potencial, y posees un gran poder que no sabes aprovechar, y sea esta ley cierta o no, ya que carece de fundamento científico, mi pretensión es que puedas permitirte sentir que mereces cosas buenas para poder atraer a tu vida, bien sea porque tú lo provocas y así lo consigas, lo que necesitas o que alguna fuerza celestial quiere premiarte por ello.

De alguna manera ya controlamos nuestro destino actuando según

nuestros valores y creencias

Eres lo que piensas

Esta ley lo que explica es que las cosas de naturaleza similar se ven atraídas hacia sí mismas por una cuestión de similitud de frecuencia. Atraes lo que eres. ¿Tú eres feliz? Pues tenderás a atraer más felicidad. ¿Eres alegre? Tenderás a atraer más alegría a hacia tí.

El “pensamiento positivo”, concepto tan vendido en libros de autoayuda a la hora de motivarnos, y capaz de aportarnos tanta confianza en nosotros mismos, es algo inalcanzable para la mayoría de los mortales además de imposible de conseguir, porque estar siempre en modo “feliz” es muy complicado y poco sensato. La “ley de la Atracción” se apoya algo en este razonamiento, pero podemos matizarlo y llevarlo a un terreno más natural, te voy a poner un ejemplo; si eres fumador e intentas dejarlo, visualizarte cada mañana sin ese pitillo, puede inducir al cambio y marcarte un objetivo de en unos meses conseguir dejar esa adicción e imaginarte cómo te sientes por ello. Así es como tu pensamiento te hará conseguir objetivos.

Y en eso consiste la terapia cognitivo-conductual te enseña que tus pensamientos originan tus emociones y tus conductas, nunca al revés. Si te mentalizas en dejar a un lado las cosas negativas poniéndote firme para conseguir dicho objetivo, finalmente ese pensamiento orientará tu capacidad de conseguirlo.

La acción y el esfuerzo

Si hay que criticar en algo a esta ley, es que se basa demasiado en el mundo espiritual o de las energías, y no todas las personas contemplan eso como parte de sus creencias, además de que si quieres algo debes pedirlo al universo o a una fuerza invisible que nos conecta a todos y eso no está del todo demostrado.

Valora tener una actitud de gratitud y positividad y eso sí que lo puedes copiar de esta ley.

Las soluciones a tu vida no se suceden solo con desearlas para poder así, esperarlas, sino que debe de hacerse una acción por tu parte para que algo suceda.

Esta ley es un primer estímulo ante un cambio de actitud: desear algo, hacer un cambio de pensamiento y que has de esforzarte en conseguirlo. No creas que solo con pensar las energías van actuar por sí solas para darte lo que deseas. Crea tu propio camino día a día y comprende que todo logro tiene detrás un esfuerzo.

Creencias limitantes

Se supone que esta ley de la atracción, está trabajando todo el tiempo en tu subconsciente y no debes despistarte por ello; de tus pensamientos.

Algo que, si puedo demostrar y después de escuchar a muchas personas que ha acudido y acuden a mi consulta durante muchos años, es que sus creencias, esas que están mentidas a fuego desde la infancia es lo que realmente les limita para ser felices. Las creencias limitantes son una percepción de la realidad que nos impide alcanzar todas esas cosas que nos hace ilusión, es algo que no es cierto pero es como si lo fuera para nuestra mente y creemos en ello a rajatabla.

Si me permites te voy a mostrar algunos planteamientos que posees para identificar esas creencias limitantes y algunas pueden ser:

  1. ¿Temes que la gente de tu entorno deje de quererte si creces profesionalmente o te conviertes en alguien más afortunado?
  2. Te metieron frases en tu niñez similares a: “no tenemos un duro pero si somos decentes”, “no hace falta tener dinero para ser feliz, o el dinero lo compra todo, etc”
  3. Según tu religión posiblemente escuchaste: ¿tu vida tiene que ser sacrificada para ganarte el cielo?
  4. ¿Piensas que la vida es una lucha constante, llena de sacrificios y batallas?
  5. ¿Te gusta dar lástima ante tu círculo de que necesitas ayuda?

Si has respondido a la mayoría que sí, es que tú mismo te limitas y debes encontrar las creencias que están manipulando tu existencia, y deshacerte de ellas.

Revisa tus pensamientos

La mayoría de tus pensamientos están conectados con algo que ya te ha pasado, y les das vueltas y vueltas, sin llegar a nada productivo, no tiene sentido seguir pensando en algo que ya sucedió y no puedes cambiar. Pierdes tu vida. Tampoco debes pensar todo el tiempo en el futuro, visualiza lo que deseas en tu presente.

Céntrate en los pensamientos que generas en cada momento, para convertirlos en palabras y acciones, nada pierdes si funcionas asi y aunque esta premisa también la tiene la ley de la atracción, y sea el universo quién motorice la frecuencia para recibir esa misma energía o no, conseguirás más paz y equilibrio mental.

Olvida lo negativo

Quejarse, burlarse, criticar a otros, solo traerá más negatividad. Identifica esa charla interior que te traes de cosas negativas, sustitúyelo por pensamientos positivos; resalta lo bueno de las personas, concentra tu energía en cómo ayudar y ponerte en el lugar de los demás.

Los pequeños detalles

Regala sonrisas, mira a los ojos, agradece lo que te rodea, ofrece palabras afectivas y abrazos, centrándote en comportamientos muy cotidianos, tu vida y enfoque puede cambiar radicalmente. Cambia de perspectiva y así de darás cuenta de que tal y como manejes tus sentimientos será como dirigirás tu vida y tu relación con los demás.

Solo así podrás mejorar tu existencia y ya verás lo que atraes.

¿Qué piensas ahora sobre la ley de la atracción?

Articulo escrito 21 marzo 2020 para El Progreso de Lugo

¿VIVES DESCONECTADO?

¿VIVES DESCONECTADO? 469 1280 AnaCastroLiz

El ego es aquello que crees ser y no eres, pero mientras no sepas lo que eres, ¿quién eres?

“Ego” significa “yo”, es como una persona se reconoce como ella misma, y es consciente de su propia identidad. Si tu ego te domina podrías vivir desconectado de los demás, porque creerás que tienes la razón en todo y que el resto del mundo vive equivocado.

El ego es esa máscara tras la que te ocultas. El ego tiene miedo de abrirse completamente porque está repleto de represión, guarda fantasmas del pasado (sentimientos de culpa, odio, rabia, etc) por eso tienes esas broncas con tu entorno: pareja o amigos, porque proyectas sobre ellos, lo que en realidad posees tú pero no soportas verlo en el comportamiento ajeno, identificar esas cosas que te irritan en los demás, puede liberarte de ese ego y sanarte a ti mismo.

Para poder mejorar tus relaciones personales y poder crecer, trasforma tu forma de ver el mundo exterior y cómo reaccionas ante él y podrás conectarte con tu verdadera esencia, donde no aunque no lo creas no existe sufrimiento.

¿Estás desequilibrado?

Si quieres saber si tu ego lleva el control de tu mente, pregúntate estas cosas: ¿Te sientes ofendido por cualquier cosa?, ¿Te tomas cualquier opinión de forma personal, aun cuando muy probablemente no tiene nada que ver contigo?, ¿Necesitas siempre quedar por encima de los demás o que te entiendan?, ¿Quieres tener siempre la razón?, ¿Tienes que ser superior a los demás o tener más que nadie?, ¿Desconfías de todo el mundo? Si te respondes a casi todo que sí, vives en cierto desequilibrio y tu ego te domina.

Eres un insatisfecho porque crees que solo eres: un hombre o mujer, más guapo o feo, con tal profesión u oficio, cargado de ciertos valores y creencias y te has hecho una idea mental muy delimitada sobre ti mismo y eres más que eso. Cuando te identificas con tus pensamientos, el mundo que te rodea y con la historia de tu vida, es cuando surge un falso sentido del “yo”, ese es el personaje ficticio llamado ego.

Esta idea te separa de entender a los demás, porque desde muy niño se fue programando tu mente a través de la educación, sistema cultural y social cargado de creencias limitantes que acabaste adoptando para ti mismo. Descubre quien eres ahora y renace a una nueva persona con lo que encaje en tu vida presente, muchas personas copian comportamientos y vidas ajenas, sin saber cuáles son sus verdaderos placeres porque han copiado cosas de los demás.

El modus operandi del ego

La mente del ego está dominada por el pasado y se identifica cuando dices: “mi casa”, “mi pareja”, “mi ex”, “mi trabajo”, cuanto más grande sea la fuerza de lo que consideras como algo “tan tuyo” estableces términos de propiedad. Además, clasificar las cosas como: buenas o malas, acierto o error, más limitado estarás, al buscar identificarte continuamente con tener un valor determinado sobre lo que sea. Todo pensamiento donde aparezcan conceptos como: “quiero eso” “necesito esto”  “tengo miedo”, o “yo tengo razón”, “¡escúchame!”, de forma impositiva son “el ego”, mientras no reconozcas esto en ti no podrás frenar ese ego tan puñetero.

Si te crees que si tienes dinero serás más feliz, y si lo pierdes serás infeliz, será el ego el responsable de la dualidad: felicidad-infelicidad.

Quien vive solo en ese ego se convierte en alguien arrogante, inconformista y obsesivo.

¿Qué tipo de ego tienes?

Existen varios tipos, a ver con cual o cuales te identificas:

SABELOTODO: se cree tener la razón, le gusta dar consejos, contesta, aunque no sepa, tiene respuesta para todo, no se calla por nada.

PROTAGONISTA: no le gusta pasar desapercibido, llama mucho la atención con su forma de ser o aparentar.

“TOCA PELOTAS”: interrumpe permanentemente, nunca deja que los otros terminen de hablar, lo que tiene que decir siempre es más importante que lo de cualquiera.

ENVIDIOSO:  no soporta los triunfos y éxitos de otros.

“LIKE”: busca reconocimiento constante y admiración en todo lo que hace.

APROVECHADO: saca partido de lo que otros dicen para justificar sus propias intervenciones, es un copión.

CONFERENCIANTE: nunca escucha, le gusta hablar sólo a él.

MANIPULADOR: engaña, miente o justificando lo que sea a su favor.

ORGULLOSO: Es aquel ego competitivo, discutidor, que no le gusta perder.

EL JUEZ: es criticón, hipócrita y lleno de juicios llenos de comparaciones.

Jesucristo era tan humilde, porque no tenía ego.

Aprende a detectarlo

El ego te distancia de los demás, el mejor antídoto contra él es utilizar: la Humildad. El mayor enemigo para el ego, es vivir en el presente. Las emociones negativas como la ira, el odio, los celos, el sufrimiento quieren que vivas separado de los demás y eso se mantiene gracias al ego. Cuanto más conflicto se tienen con los demás, más ego se tiene. Los trastornos mentales son claros ejemplos de grandes egos.

Transfórmate

Si deseas realmente trasformar tu realidad y aquietar tu ego debes de poner en práctica lo siguiente:

-Acepta que lo que tienes ahora, es lo que hay. Estén en paz con lo que haces, aunque no te guste mucho. Si tu trabajo te hace ser como no quieres; mentir para conseguir resultados, aguantar a personas que te hacen la vida imposible o no te hacer sentir útil, déjalo. Lo mismo aplícalo para las demás situaciones de tu vida

-Disfruta con todo aquello que te ocupe tiempo.

-Pon entusiasmo, enfócate en objetivos.

-Escucha antes de responder. Haz el esfuerzo consciente.

-Practica el silencio cada día, estén tranquilo con tus pensamientos, aunque sea 5 minutos al día.

-Evita sacar conclusiones apresuradas.

-Procura eliminar de tus frases, el “yo” iniciando todas tus frases. Puedes cambiarlo por: “desde mi punto de vista”, “humildemente considero esto …”, «creo que …”. Etc.

-Vive intensamente lo que haces en tu presente.

-Busca ayuda si no das dominado tu ego y deseas trasformar por completo tu vida.

Articulo escrito 29 febrero 2020 para El Progreso de Lugo