Ana Castro Liz

MASTERCLASS EN SEXO ORAL

MASTERCLASS EN SEXO ORAL 683 1861 AnaCastroLiz

¿Cómo decirle a alguien de una manera digna, que no te gusta cómo te está realizando un “cunnilingus”?

Conoces a alguien con el que crees tener química, y os vais a la cama y descubres que, ¡es horrible en cuanto a introducir su lengua para acariciar tu templo sagrado!. ¿Es posible tener mucha atracción con alguien y que luego sea un autentico inútil en cuestión de sexo oral? ¿Esa relación ya no tiene futuro? ¿Se puede remontar después de no dar pie con bola en ese tema?.

Muchas veces te puedes encontrar con situaciones que no sabes muy bien cómo reaccionar, ni sepas cómo decirle; “me estás haciendo fatal el cunnilingus”, por ejemplo, pero peor es, que sea tu pareja de muchos años esa persona y no sepas como pedirle que mejore, en cualquier caso quizás te interese seguir leyendo este artículo para que se ponga las pilas, esa pareja o tu le enseñes.

Si ese caballero o fémina, lamentablemente no es nada habilidoso con algo que para ti es muy importante, no debes guardarte esa información. Ser lo más clara y sincera posible, sería ideal. Coméntale tus gustos y preferencias, dale pie a que él te cuente si lo hace solo complacer y no le gusta, o si le gustaría aprender y mejorar.

Frustraciones razonables

Tal vez el sexo en sí no haya sido tan malo en una relación esporádica, la primera vez con alguien, se tienen nervios, poca confianza, es normal porque ambos os estáis conociendo.

Si hay buena complicidad y comunicación, es bueno darse una segunda oportunidad. A veces una mala experiencia sexual no significa que dos personas no puedan congeniar en ese terreno más adelante, sobre todo hay que saber pedir como deben de hacértelo mejor e investigar juntos.

Lo que no hacer

“Tocar con brusquedad”, “dar golpecitos sobre el clítoris cómo si fuera un tambor”, “intentar sin éxito la penetración con la lengua, a la vagina o no dar introducido bien los dedos”, “mordisquear o chupar”, “ser agresivo o muy bruto y frotando como si estuvieras prendiendo fuego con una cerilla”, “no encontrar el punto G ni interesarse si lo estás consiguiendo o ni preguntar después de la experiencia si ha gustado”, son algunas de las innumerables quejas de las mujeres que cuentan lo que les sucede con el sexo oral ejecutado por sus parejas, ya sean pasajeras o estables.

La falta de juegos preliminares, moverse bruscamente, besar como si los morros fueran una metralleta lazando balas a discreción y meter la lengua hasta la glotis, o no tener ni idea de cómo se quita un sujetador, ni tan siquiera con ambas manos, le baja la libido a cualquiera y te quitan las ganas de repetir. Es que hay caballeros que por muy maduros que se crean, o mucha experiencia digan tener, no tienen ni idea de que va eso de seducir en la cama o dar placer a una dama.

¿Sincerarse siempre?

Nadie nace aprendido, muchas veces las cosas que a ti te pueden poner a cien, no siempre se corresponden con lo que le ha gustado a las anteriores parejas de tu actual pareja, así que actualízalo, ofrécele una “masterclass sobre cómo funciona tu pedazo de cuerpo”.

La comunicación entre las sabanas es muy importante. Si no te entiendes entre ellas es difícil que lo hagas fuera de ellas, curiosamente guarda un cierto paralelismo. Si finges lo único que conseguirás es que él se sienta un “macho engrandecido pero engañado”, aunque no tengas pensado repetir con esa persona, tampoco estaría mal que se lo dijeras, puede aprender de esa experiencia contigo y mejorar para el futuro.

El cunnilingus “ideal”

No hay técnicas infalibles para convertirse en el perfecto “ejecutor del sexo oral” algunos son torpes, van rápido y, lo que es peor, está convencidísimos que saben dar placer, posiblemente no se han topado con demasiadas mujeres que supieran pedir lo que querían.

Pasos a seguir para que mejorar el sexo oral:

  1. El clítoris, ¡tu mejor amigo! Aprender a interpretar los movimientos de la usuaria, es importante para el que ejecuta esta práctica. Si te retira la cabeza de entre sus piernas, es que no le gusta, si te la aprieta aunque sea sin querer, es que si. Su propio cuerpo ya te indicará el camino correcto. ¡El clítoris, tiene que ser tu aliado!. Dile que te guie, no dudes en hacer preguntas, aunque tú no puedas hablar mucho, ella sí. Si lo que te da reparo es el tema de la higiene o olor, existen trozos de látex para poner en esa zona además de usar lubricantes de olores y sabores.
  2. Mueve la lengua: rápido y lento, pero suave. Los movimientos de la lengua pueden ser rápidos o lentos. Desde clítoris, abrir con tus dedos los labios puede ayudar a despejar mejor la zona y jugar más delicadamente.
  3. Masturba con los dedos. Usar los dedos; anular y corazón, dentro de la vagina como encogiéndolos y estirándolos, a la vez que se utiliza la lengua en las partes anteriormente comentadas, ayuda llegar al clímax mejor y mas rapido.
  4. Mantén el ritmo. Una mujer no alcanza el orgasmo si la estimulación es intermitente. Una buena frecuencia, delicadeza con los toques y buenos movimientos, ponen a mil y dosmil.
  5. Busca la postura adecuada. Para tener un orgasmo hay que estar bien colocado, desde el principio de la experiencia, escoger una postura donde los dos os sintáis súper cómodos.
  6. No escupas. Algunas escenas de cine porno, incluyen este tipo de “guarrada” y eso lo utiliza para lubricar, ¡cuidado con eso!, sabemos que la boca posee muchos más bacterias que ninguna otra parte del cuerpo junto con el ano. Si no está lo suficientemente lubricada usar geles especiales porque no cambiarán el ph de la vagina.
  7. Divertiros. Explorar con sabores como: chocolate derretido, crema de chantillí y aceites, etc. Usar hielo, o la raíz del jengibre para rodear el clítoris, y para dilatar la vagina utiliza aceites, además de realizar masajes alrededor, junto con caramelos mentolados que se repasen por los labios internos, proporcionaran una sensación increíble. Cuidado con dejar residuos o que se introduzcan esas sustancia en el interior de la vagina. Sobre todo hacer el humor y para sentir mas amor.

Articulo publicado 4 mayo 2019, escrito para El Progreso de Lugo

LAS PAREJAS QUE NO TIENEN SEXO

LAS PAREJAS QUE NO TIENEN SEXO 683 1861 AnaCastroLiz

Un 15% de los matrimonios no mantienen relaciones sexuales. Los motivos pueden ser: aburrimiento, rutina, falta de tiempo o desencanto

¿En pareja se puede convivir sin compartir caricias eróticas o orgasmos?.

Cada vez más, escucho en mi consulta, que un gran número de parejas estables de muchos años, tan solo comparten convivencia y no tienen vida sexual, sin presentar problemas mayores o discusiones o ningún otro motivo que supuestamente tenga que influir en dejar de desearse.

Muchos están acomodados y les va bien estar funcionar, sin tan siguiera tocarse pero otros necesitan vivir sus deseos o fantasías y lo pasan realmente mal, frustrándose enormemente. Tener menos de 1 encuentro por mes o que pasen los años y ni tan siquiera se intenten acercar íntimamente uno al otro, es padecer este problema del que os hablo hoy.

¿Opción o imposición?

Se puede vivir sin sexo cuando ambos están de acuerdo y ninguno lo pasa mal por no desahogar, así pueden durar eternamente hasta que la muerte los separe, siempre y cuando nadie se cruce en el camino de uno de los dos.

El deseo sexual es una fuente de autoestima, sentirse deseado o fomentar esa atracción con quien estás sirve para mantener la llama de la pasión y hacer que dure en el tiempo todo un compromiso.

Posiblemente estés rodeado de parejas que no tienen sexo y ni te cuenten su vida intima, mientras que en sus dormitorios este todo tan tranquilo y en silencio como si fuera un templo budista.

Cuando no tienes sexo, solo valoras el afecto que te dan, tu pareja es un miembro más de la familia, valoras lo buen padre o madre que es con tus hijos y los bienes materiales que os unen o el estilo de vida que os ofrecéis uno al otro. Se empiezan a alejar físicamente las parejas, por dar más importancia; al trabajo, a los hijos, a otras actividades y van dejando a un segundo o tercer plano las relaciones íntimas, hasta llegar a perder el interés.

Pero aun así algunos pueden estar abrazados y ser cariñosos diciéndose cosas bonitas, permanecen juntos para resolver en el día a día: facturas, educación hijos o viajar juntos.

Discrepancias

Estar en pareja sin sexo afecta cada vez más a parejas de 40 años que llevan 10 años o más juntas. Quizás esté relacionado con los cambios físicos o hormonales que a esa edad suelen pasar factura o el estilo de vida que va evolucionando a medida que maduras. Existen parejas que tenían más sexo cuando no convivían juntas, solo se acostaban si salían de copas, y una vez más comprometidos, ni salen de noche y ni se tocan. Existen muchas combinaciones posibles.

Esperar que algún día te busquen para tener sexo, puede ser de lo más desesperante y frustrante.

El deseo se puede acabar por dejar de admirar a tu pareja o que te trate como si fuera tu progenitor o se comporte como un crio, entre otras cosas.

Causas comunes

Algunas causas por las que puedes dejar de tener sexo en pareja son:

1) Enfermedades. Padecer dolores en alguna parte del cuerpo, artritis, depresión, cáncer, disfunción sexual, etc puede limitar la actividad sexual.

2) Obesidad o cambios fisicos. Coger peso y que no te sientas con tanta vitalidad y energía como antes puede hacer que te acomplejes con tu físico y no quieras ni tan siguiera desnudarte frente a tu pareja.

3) Monotonía. Utilizar como excusa; “estoy siempre cansado” “es que tengo que madrugar mañana”, o tener horarios diferentes para ir a la cama, puede ser un efecto secundario muy común para alejarse sexualmente. Mantener siempre el mismo tipo de posturas o formas de erotizarse puede acabar aburriéndote y todo por no haber querido experimentar cosas nuevas.

4) El resentimiento. Tener guardado en tu mente algo que no le perdones, infidelidades o mentiras, rencores, o sentir celos pueden alejarte totalmente de desear a tu pareja.

¿La terapia puede ayudar?

No se puede presentar una solución única para todas las parejas, cada uno tiene sus motivos que hay que conocer en profundidad para poder ayudarles a solucionarlo.

Pero algunos pasos que se pueden conseguir son:

Primero, deben comunicarse y compartir como se sienten, de forma sincera, que opinan de no tener sexo y como les gustaría que fuera su vida sexual o si contemplan otras opciones. Que conozcan con total profundidad lo que opina uno y el otro al respecto.

Segundo, ¿Qué les ha llevado a no tener sexo?. Quizás lo han ido dejando por el estrés del día a día, o preocupaciones, deben descubrir el origen del porque han llegado a no tener relaciones sexuales.

Tercero, buscar de forma honesta si quieren encontrar una solución y si se puede asumir un entendimiento en conjunto para recuperar ese deseo.

Si una pareja no consigue resolver este problema es positivo que acudan a terapia de pareja, que les va a servir de ayuda para conocer dónde está el bloqueo y descubrir si hay solución para ambos.

El problema surge cuando uno de los dos expresa su malestar y para el otro, todo está bien así tal y como están.

Una posible solución que pueden empezar a aplicar seria realizar un cambio de contexto. Si durante todos estos años, vuestra habitación os ha servido de descanso, de escenas sexuales, de riñas, de vivir todo tipo de situaciones y momentos, se acaba asociando esa habitación a muchas más cosas que nada tengan que ver con el sexo, y lo veas mas como un lugar solo para dormir o lleno de recuerdos de todo tipo. Cambiar los muebles de sitio, o pintar diferente la habituación puede servir de ayuda y nueva inspiración, introducir algunos cambios en el comportamiento sexual donde se juegue de forma distinta y con otras posturas o jugar a convertirse en otro tipo de personas puede ayudar a fomentar de nuevo la pasión y el deseo.

Tener sexo en lugares diferentes, como pasar un fin de semana fuera de casa, coger el coche e ir a lugares íntimos, buscar escapadas distintas donde se viva el deseo en todo su esplendor, puede ayudar a revivir la pasión sexual.

Articulo escrito sábado 13 abril 2019, para EL PROGRESO de Lugo

CUANDO UNA MUJER TIENE SEXO CON OTRA MUJER

CUANDO UNA MUJER TIENE SEXO CON OTRA MUJER 678 510 AnaCastroLiz

¿Qué le sucede a una fémina supuestamente heterosexual para interesarse por otra de su misma especie?

Los referentes que tienes con respecto a las relaciones de pareja, que suelen ser tus padres o otras parejas que observas desde muy niña, hacen que veas como lógico y normal tener un novio cuando eres adolescente para luego buscar un marido y adaptarte a sus gustos cuando eres adulta. Creer que estas completa al encontrar un amor y tener sexo, o reproducirte porque así te dice el instinto de supervivencia donde debes ser la gran complaciente de tu pareja, y de tu familia, es una creencia que se instala en el software interno mental, que te llevará a la búsqueda de relaciones heterosexuales, en ocasiones encontrándote con hombres que no son de lo más adecuados para ti.

Muchas mujeres al llegar a la madurez se encuentran con grandes diferencias con sus parejas masculinas, y más aún si no han escuchado sus necesidades emocionales ni sexuales, puede ser todo un descubrimiento plantearse tener sexo con otra mujer. ¿Quién mejor que otra hembra para entenderte como mujer por todo lo que has sacrificado, o has dado a los demás? ¿Si arrastras insatisfacción sexual de muchos años es más fácil caer en los brazos de otra mujer o abrirse a nuevas posibilidades sexuales?.

¡Mera curiosidad!

Quien te cuenta sus experiencias al descubrir un nuevo mundo al lado de otra mujer, explica que no se han sentido igual nunca antes. Conectar con alguien de una manera increíble a nivel de comunicación y compartir muchas más cosas que con su pareja masculina, ¡es alucinante! sobre todo a nivel sexual.

Quizás no te dabas cuenta, que ya te atraían las mujeres cuando te fijabas más en un cuerpo femenino desnudo que uno masculino, y creías que era por compararte o desear tener ese cuerpo, podrías estar escondiendo otros deseos que no te atreves a descubrir_ pues así empiezan muchas_ observando y admirando a otras mujeres.

¿Y si todas somos bisexuales?

Las mujeres estamos más abiertas para conectar con otras y establecer una conexión mas fuerte ¿porque no podría darse una atracción sexual?.

Se hicieron varios experimentos en la Universidad de Cardiff donde se han demostrado que las mujeres se sienten tan atraídas por las imágenes ‘sexys’ de otras chicas que por las de hombres.

¿A ver si estamos reprimiendo un instinto natural de intimar también con otras féminas porque nos han metido en la cabeza que solo se puede estar con hombres, y en realidad puedes estar igual de feliz o más, si te planteas relaciones bisexuales?.

Ventajas de estar con otra mujer

Cuando tu relación no te da sexo y de alguna manera te acabas conformando, y un día te surge la posibilidad de tener sexo o tienes que contratar los servicios de mujeres de compañía, ¿a dónde acudes?.

Si vives en un sitio pequeño o eres una persona conocida, ¿cómo puedes buscarte la vida con respecto a cumplir tus necesidades y deseos más íntimos?. El universo del porno está centrado en el mundo masculino o parejas heterosexuales, pero ¿quien ofrece servicios dirigidos exclusivamente a mujeres?.

Una mujer que busca sexo en otra mujer desea que surja una buena conversación, que los gestos acompañen, que existan unos preliminares increíbles, y verte de alguna manera reflejada en tu mejor versión en esa otra mujer.

Las que buscan a otras de forma furtiva, lo llevan en secreto, y lo pasan realmente mal porque tienen que esconder esos encuentros por no romper sus vidas o matrimonios ya vacios.

Modelo de comportamiento de las lesbianas

Las relaciones lesbianas responden a un modelo de pareja igual que las de hombre-mujer, donde una de las dos asume el papel “masculino” y la otra el “femenino”, sucede igual con los gays.

  • La mujer con la apariencia más “masculina”, asume un papel activo, y suele estar con una mujer más pasiva. A veces una lesbiana de aspecto varonil, que esté a disgusto con su cuerpo, prefiere ser dominada por la que da la impresión de ser más femenina, debido a la necesidad de sentirse cuidada por otra persona y que no recaiga sobre ella el peso de la responsabilidad de la relación.
  • La relación madre-hija. Una de las dos asume el “cuidado” de la otra y su protección. Su forma de comportarse es mucho más satisfactoria, que comportarse como “marido” y “mujer”, donde a veces existen más conflictos. El afecto estará lleno de ternura y recuerdos de los afectos de la infancia.
  • La mujer de aspecto más “femenino” estará más preocupada por su físico y su belleza que la mujer de aspecto más “masculino”. Y la más femenina suele tener una dosis de bisexualidad, por lo que puede sentirse atraída por cierta clase de hombres muy masculinos.

Articulo escrito viernes 12 abril 2019, para La Voz de Galicia. Edición Lugo

Enlace

¿TIENES FOBIA AL COMPROMISO?

¿TIENES FOBIA AL COMPROMISO? 1280 720 AnaCastroLiz

La falta de confianza y seguridad en uno mismo, tener temor al futuro o no dar superado anteriores fracasos, son los causantes de padecer filofóbia

¿Te cuesta relacionarte con el entorno de tu pareja? ¿Te parece un “tostón” los compromisos familiares? ¿Te acabas aburriendo con facilidad cuando tienes que implicarte en las cosas que le interesan a los demás? ¿Es complicado para ti llegar a acuerdos y te da pereza razonar? ¿Sueles callarte lo que piensas porque sabes que si lo dices crearía un conflicto? ¿Te cuesta tomar iniciativas? Si en la mayoría de las respuestas has contestado son “si”, quizás, tengas miedo al compromiso, te voy a explicar porque te pasa y cómo hacer para superarlo.

Filofóbia

Es cuando sufres ataques de pánico o mucha ansiedad porque sientes que tu libertad se verá afectada y deseas escapar de esa situación, además tienes dificultades a la hora de entregarte emocionalmente y te cuesta formalizar alguna situación o sientes un miedo intenso que te provoca huir.

El “filofobico” es un maestro del auto-sabotaje para intentar justificarse del porque no debe enamorarse o ir a mas con una persona. Se pasa el día buscando las características negativas en esa persona y todo lo que le puede desunir, así sentirá que es el quién controla el inicio y el fin de esa relación y no sufrirá tanto si se termina.

Profecía Auto cumplida

El que no se compromete suele elegir, curiosamente, relaciones difíciles e imposibles para reafirmar la idea de que: “enamorarse es una perdición”, y no está hecho para mantener nada duradero. Así se explica la “Profecía Auto cumplida” donde, sin ser consciente de esto, seleccionas a personas o las atraes a tu vida, a quien ya no es adecuada inicialmente para ti y así reafirmarás que tus creencias están en lo cierto: “esa persona no va conmigo”, “no me conviene”, “no me entiende o somos incompatibles”, para alejarte del compromiso y no llegar a sentir amor.

Inmadurez Emocional

El miedo a tener una relación, surge ante la expectativa de cambio y a la adaptación a una forma de vida diferente. Si lo que hemos escuchado por parte de nuestros padres, es: “no te cases nunca” “no tengas hijos que te quitan años” etc, son mensajes donde se cree que perdemos más cosas de las que ganamos en una relación. Existe un desequilibrio entre lo que se va a afrontar y los recursos de que dispones para hacerlo, es decir, crees que no tienes lo suficiente para aportar a la otra persona; sea económico, emocional o psicológico.

Desde muy niño un “filofobico” no contactó con su autonomía y responsabilidad, algo que no le han enseñado sus padres, que son quienes forman en este tipo de capacidades y ha sufrido de normas rígidas o ha aguantado muchas imposiciones. Encontrara “peros” para todo, buscará fallos en la pareja para aliviar sus malestares y así evitar sus responsabilidades, si la relación no sigue el curso esperado, romperá culpando al otro por lo sucedido.

Pensar; “todas las mujeres son iguales”, “voy a perder la libertad si me saco novia para hacer lo que quiera”, “me va a controlar”, “o me va a pasar igual que con la anterior pareja”, son ideas típicas que se tienen.

No superar una ruptura o haber sido dejados, les hará no iniciar otra nueva relación y preferirá evitar un posible éxito con tal de no pasarlo mal de nuevo.

El modus operandi

Un sujeto que este sin y sea filofobico, se las arreglará para conocer y atender a varias candidatas a la vez y no se quedará con ninguna, me explico; le “dorará la píldora” a varias para asegurarse que está acompañado todo el día y todo el tiempo, siendo él quien dirija ese contacto sin sufrir si alguna se aleja, puesto que ya tiene suplente.

Tiene una idea muy distorsionada de lo que significa amar, son celosos, posesivos y muy inseguros, con un gran temor a sentir rechazo y sin permitirse expresar el sufrimiento, por eso siempre tienen “chorbo agenda” temiendo quedarse sin tener con quien hablar. Les cuesta perdonar, negociar o continuar una relación si algo no les gusta. Su autoestima es baja.

Características

1. Son individualistas. Valorará siempre sus necesidades por encima de quien sea. Difícilmente mostrarán entusiasmo e iniciativa, sino tiras tú de él. Nunca pensará en que una relación de pareja es una unidad sino que son dos partes muy diferenciadas.

2. Es hipocondriaco. Tiende a pensar en el lado malo de las cosas. Teme al futuro, rechazará de antemano cualquier proyecto que limite su libertad en el futuro.

3. No sabe adaptarse. Se suele bloquear pensando que los demás le imponen sus ideas. Suele ser rígido con respecto a valorar las responsabilidades y obligaciones de cada uno, y ni siquiera se le pasa por la cabeza que ese compromiso puede adaptarse a las necesidades de uno mismo y beneficiarse ambos.

4. Juzga sin cotejar información. Va creándose una película en su mente de cómo son las cosas sin tan siquiera comentarlo y ponerlo en común con la otra parte. Saca sus conclusiones y así se justifica para huir de cualquier situación.

En su trabajo

Mostrará una alta necesidad de control y rigidez en casi todo, sobre todo a nivel profesional. Todo lo que conlleve mucha responsabilidad tiende a delegar, su implicación es escasa, si sugiere demasiado esfuerzo, sabe muy bien de quien rodearse para que otras personas lleven el mayor peso del proyecto y él tenga poco que hacer o gestionar, tratando de pasar desapercibido, no implicándose en propuestas que generen más vínculos o directamente desapareciendo. Acaba haciendo las cosas por imposición costándole disfrutar de ellas, si comienza algo está deseando acabarlo.

¿Se puede superar este temor?

Una relación que no tenga compromiso, tarde o temprano romperá. Este problema les suele pasar más a los hombres que a las mujeres.

Si conoces a alguien que merece la pena y no la quieres perder; sincérate contigo, elabora un listado de pros y contras, lo que ganas y que pierdes, cuanto puedes dar, recibir y querer de esa persona, además de la relación.

Sé objetivo, no generalices, cada relación es diferente, no compares con el pasado. El miedo no debe evitarse, solo se supera enfrentándose a él, confía en tus posibilidades. En algún momento de tu vida si tú no decides apostar y parar de dar tantas vueltas, la propia existencia se encargará de que no huyas más. Si te quejas de que no encuentras a la persona adecuada quizás sea que tú no te ofreces a ti mismo el amor que demandas. Empieza por solucionar tus vacios y enfrentarte a tus miedos.

Articulo escrito 5 abril 2019, para La Voz de Galicia. Edición Lugo

Enlace

ENAMORARSE DE UNA AMISTAD

ENAMORARSE DE UNA AMISTAD 266 190 AnaCastroLiz

¿Cómo decirle a esa persona que te entiende como nadie que te ha robado el corazón?

Todavía hay personas que piensan que la amistad entre un hombre y una mujer, no puede darse sin que exista atracción sexual. Los amigos son esas personas con las que compartes momentos increíbles, secretos inconfesables y muchas más cosas importantes para ti que, quizás ni sabrán tu propia familia, además ¿porque no iba a surgir además de todo lo que os une un enamoramiento?.

Confusiones razonables

Si te entiendes perfectamente con esa persona, tenéis gustos similares y pasáis horas hablando, es lógico que acabes confundido en cuanto a los sentimientos. Además si existe atracción física, si os respetáis, aconsejáis, reis juntos, os estaréis ofreciendo lo mismo que se suele dar en una relación de pareja, solo os faltaría tener intimidad. Y si os acabáis liando un día, pues más confusión todavía, sobre todo si conectáis a la perfecciona nivel sexual.

Al conocer “sus obras y gracias”, sus sombras y luces, y aun así te sigue gustando, es que lo aceptas tal y como es, si esa complicidad que tenéis la llevas toda la vida buscando en una pareja es lógico que te ilusiones.

¿Cómo saber si podéis ser pareja?

¿Y si se acaba tu mala racha de relaciones fallidas o rotas con esta persona? o ¿porque tendría que salir bien con él o ella?. Miles de dudas y preguntas pueden agolparse en tu cabeza pensante.

Lo primero que debes tener muy claro es preguntarle a tu corazón sobre lo que sientes, ¿es solo pura atracción, o hay algo más?. Para querer saber si eres correspondido, empieza por ahí.

Señales

Para averiguar si te “derrites” por tu mejor amigo o amiga, observa si te sucede esto:

  1. Te diviertes con él más que con cualquier otra persona. Tienes una complicidad, que no es igual que con otras amistades o personas del sexo contrario. Sus historias, o bromas o cualquier chorrada que él te diga es la más mejor del mundo mundial.
  2. Te pasa el tiempo volando cuando estáis juntos o habláis. Cuando te pasa algo especial, lo primero que piensas es en contárselo.
  3. Te molesta que te hable de otras historias sentimentales o sexuales que le han pasado o le están pasando y más si vosotros habéis tenido algún episodio con ese tema intimo.
  4. Buscas meterte con él o llamar su atención, con bromas, discusiones o cualquier tontería.
  5. Buscas su aprobación. Te encanta que te valore y diga cosas bonitas.
  6. Se te ilumina la cara cuando hablas de él con otras personas o sonríes como una tonto si recuerdas situaciones vividas juntos.
  7. Os conocéis profundamente y quizás mejor que nadie.
  8. Saca lo mejor de ti. Es esa persona que hace que tu vida sea mucho más bonita.
  9. Piensas en él a todas horas y fantaseas tener sexo con él o haces planes en tu mente de cómo sería una relación sexual y lo pones en un pedestal. Quieres tocarlo, abrazarlo. En definitiva: es tu prioridad
  10. Temes decirle lo que sientes. Si te asusta que al decírselo te salga mal la jugada, es que estas muy pillado.

¿Qué hacer?

  • Primero: Acepta que te “chifla”.
  • Segundo: Observa su comportamiento, sobre todo si hace contigo lo mismo que tú con él, para averiguar si es mutuo el sentimiento.

Ahora bien, pasemos a la siguiente fase:

Opción 1: Puedes callarte para siempre tu sentimiento y seguir como si nada, porque no ves nada claro que seas correspondido.

Opción 2: Puedes expresar tu sentir con sinceridad,

  1. Aunque no lo ves muy claro que sea mutuo, te invade el espíritu del “sincericidio” y quieres compartir lo que sientes con esa persona sin saber muy bien que sucederá o
  2. Te da señales claras de que es mutuo y das el paso de mostrar tus sentimientos.

Con lo que podría suceder:

Opción 1 (consecuencia): Vivirás para siempre en una eterna duda, de cómo sería tu vida si le dijeras lo que sientes, pudiendo seguir siendo amigos y observando cómo se suceden historias sentimentales en su vida o la tuya pero pudiendo acabar muy frustrada, angustiada y posiblemente deprimida.

Opción 2 (consecuencia) :

  • 1. Te ha dado calabazas pero quiere seguir siendo tu amigo, ¿podrías ser su amigo igualmente, como antes de decirle lo que sientes?
  • 2. Pueden darse dos resultados si ambos os sentís atraídos:
  • Viviréis una Historia de amor clásica: pasa de ser tu amigo a tu novio y sois terriblemente felices comiendo perdices como en el cuento, disfrutnaod juntos del mejor sexo.
  • Según las relaciones de los tiempos modernos: te puede pedir tener una relación abierta, con derecho a roce o que practiquéis el poliamor, porque no se quiere comprometer.

¿Te ha ayudado esta información para arriesgarte y decir lo que sientes a tu amigo o amiga después de leer todo esto?

Articulo escrito viernes 3 mayo 2019, para La Voz de Galicia. Edición Lugo

Enlace

Back to top