El Progreso

SEXO EN EL IMPERIO

SEXO EN EL IMPERIO 751 2048 AnaCastroLiz

El Arde Lucus representa como vivían los romanos que con su lujuria y placer lo dominaban todo

Los romanos vivían el amor y el sexo como si fuera un gran regalo de los dioses, que debían disfrutarlo al máximo. Sin ir más lejos los frescos y grafitis que aparecieron en Pompeya ya demostraban la importancia que le daban, buscaban siempre el placer y la felicidad.

El viajar aporta mucho mundo, eso lo vivió Baco, el Dios Romano del Vino, que hizo patria por toda Asia y a su regreso a Roma quiso compartir todo lo aprendido con los demás. Fue un trotamundos y maestro de la diversión, precursor de la liberación sexual y de los excesos. Los romanos de aquel tiempo, se convirtieron en los reyes de las borracheras colectivas, entregados a un vino que nada tiene que ver con los que tenemos aquí en nuestra tierra lucense.

El falo

Los romanos adoraban a los objetos con forma de “falo” ya que era algo cotidiano porque era un instrumento que garantizaba la fertilidad según el dios romano Fascinus. Las matronas romanas eran las encargadas de llevarle flores, cuya misión consistía en alejar el mal de ojo (fascinum) que tanto les preocupaba a los antiguos romanos, favorecía la germinación de las plantas y facilitaba el alumbramiento de las hembras estériles.

El poder, el estado social y la buena fortuna se expresaban frecuentemente en términos fálicos. Los hombres romanos tenían que ser parte activa en todo lo referente a la sexualidad. No se entendía la pasividad sexual en un hombre, pues suponía la pérdida del control, y esta era la máxima virtud valorada en Roma.

Los hombres romanos podían tener relaciones con prostitutos y con mujeres, y esto era aceptado socialmente.

Homo y bisexualidad

Las leyes “Lex Scantinia”, “Lex Iulia” y “Lex Iulia de vi publica” regulaban la homosexualidad entre hombres libres. Un hombre, que disfrutaba siendo penetrado, era llamado pathicus o catamita. Se le consideraba pasivo y en consecuencia era presentado como hombre débil y femenino.

Estas leyes sobre la homosexualidad no se aplicaban cuando eran los esclavos o los bárbaros quienes la practicaban, pues no eran considerados como seres humanos. El hombre romano era bisexual y la educación que se daba a los hijos, iba encaminada a ser bisexuales. El hombre era el dominante y superior en la familia, sociedad, política y en la guerra. Mandaba en casa y lo decidía todo. Además sodomizaban a los enemigos venidos y los esclavos que vivían en sus casas.

En una clara herencia de la cultura griega, no se consideraba homosexual a un hombre que mantenía sexo con otro hombre, siempre y cuando éste hiciera el papel activo, es decir, cuando penetraba a esclavos, prostitutos o prisioneros, pues esto era visto como un signo de autoridad.

Matrimonios pactados

La educación bisexual de los romanos estaba orientada a demostrar su poder. La sociedad romana era profundamente machista y muy jerarquizada. Un hombre no se podía casar sin tener experiencia sexual. La virginidad femenina en las clases pudientes representaba un gran valor social en la mujer.

Los romanos no se casaban por amor, sino para reproducir y engrandecer el imperio, exclusivamente movidos por intereses sociales y económicos, había poca intimidad. Tenían mas relaciones con los esclavos y esclavas siendo considerado lo más normal y que el esposo buscara satisfacción sexual con otras personas fuera del matrimonio.

Las mujeres romanas

Los genitales femeninos y la menstruación eran vistos de manera negativa. El sexo oral hacia la mujer era muy controvertido. Las mujeres de clase baja, las extranjeras y las esclavas, tenían mucha más libertad sexual que las de clase alta.

El placer femenino era totalmente ignorado. La moral sexual romana se basaba en el binomio de someter y ser sometido. Someter era un honor, mientras que ser sometido era absolutamente vergonzoso y más si éste era un varón adulto libre. Sin embargo, si era un esclavo o una mujer se consideraba de lo más natural.

Las féminas una vez casadas no debían esperar ningún placer del acto sexual, solo tenían que procrear. Además, debían aceptar las infidelidades de sus maridos, siempre y cuando las amantes no fueran casadas, pues, como hombres, era una muestra de su virilidad.

El cunnilingus (sexo oral) se consideraba una práctica sucia, ya que la persona que lo practicaba se encontraba en la postura de un perro. Era común que los “statio cunnulingiorum”, osea los prostitutos masculinos, esperaran en las esquinas de algunos baños a mujeres que solicitaran sus servicios.

Anticonceptivos

En el siglo II, el médico Sorano de Éfeso aconsejaba introducir una bola de lana empapada de vino u otras sustancias gomosas en la vagina, para taponar la entrada del cuello del útero. Menos científica era la costumbre de saltar siete pasos hacia atrás o hacer girar la rueda de un molino cuatro veces por la noche, como apuntaban otras costumbres de la época, que posiblemente no frenaron el nacimiento de muchos guerreros romanos que más tarde fueron posiblemente o Pretorianos o de las Cohrs.

Prácticas sexuales extremas de los romanos

1. Acostarte con la madre

  1. Hacer recorridos por prostíbulos como si de turismo se tratara.
  2. Acostarse con familiares: hermanos, primos, etc.
  3. Convertir a un hombre en mujer para poder contraer matrimonio
  4. Ejercer la prostitución a media jornada
  5. Intercambios de parejas, o tríos
  6. Montar burdeles imperiales.
  7. Montar orgías con adolescentes
  8. Casarse con tu sobrina
  9. Dar rienda suelta a numerosas fantasías o fetichismos de todo tipo.

Habrá quienes representen a pies juntillas como vivían en aquella época, estos días de fiesta en el Arde Lucus, donde estar disfrazado de romano o celta durante unos días, como lo hacían en el antiguo imperio puede írsete de las manos, ¡así que, ten “sentidiño” que luego llega el lunes y tienes que vestirte como en el resto del año!.

Articulo escrito 15 junio 2019, para El Progreso de Lugo

EL ENGANCHE SEXUAL

EL ENGANCHE SEXUAL 469 1280 AnaCastroLiz

¿Te has sentido atrapado en una relación y no entiendes que haces ahí metido o lo que debes aprender?

Mucho se escucha eso de “soltar para avanzar o ser feliz” pero, ¿cómo lo encajas cuando estás muy “metido” en una relación donde algo no te cuadra o todo no es como tu quisieras, pero el sexo que tienes junto a esa persona te atrapa de forma increíble?, incluso si ha pasado mucho tiempo pero sigues recordando a ese ser humano, ¿qué haces con tu vida?.

Cuando te pones pretextos o excusas para no saber cómo dejar una relación que supuestamente puede estar bloqueando tu vida, sería interesante aceptar como te sientes, y luego sentirlo tal y como sea, para luego actuar con madurez y darte cuenta que si todo tu foco de atención esta puesto en esa persona, eso hará que no dejes entrar otra cosa nueva en tu vida por la energía que esa relación te está consumiendo. ¡Solo tú puedes resolver este entuerto y te voy a explicar cómo!.

Hazte estas preguntas: ¿qué te aporta esta persona?, ¿ha mejorado tu vida desde que la tienes? ¿Qué sucedería si no estuviera? ¿Qué sientes cuando no estás con ella? ¿Qué le aportas tú a su vida?

Plantéate como desvincularte y te voy a explicar cómo en este articulo a ver si consigues aclararte.

Idealización sexual

Lo que podría hacer que dos personas estén unidas por un “enganche” es: no tener autoestima y no quererse ni entre ellas y posiblemente tengan miedo a estar solas. Continuarán juntas porque se entienden muy bien en la cama y se han idealizado tanto en este tema, que creerán que están con el mejor amante del mundo y que jamás van a encontrar a nadie igual.

En realidad lo que sostiene una pareja sana es la capacidad de llegar a acuerdos para sobrellevar el día a día, con decisiones de todo tipo, entenderse, respetarse y tener montón de compatibilidades, además de admiración mutua, sinceridad, comunicación, respeto y apoyo.

Pero esta idealización a nivel sexual, cuando estas con alguien de quién no te das desprendido, es por estos motivos:

-Como en el sexo es donde es fácil ponerse de acuerdo y más si esa persona te saca como nadie placer, eso te anima a estar ahí metido.

-Es fácil acostumbrase a la espiral de: “hay bronca, nos enfadamos, te odio, y al final hacemos las paces con sexo”. Eso puede resultar hasta de afrodisíaco y de un gran condimento sexual.

-Cuando hablamos de parejas o relaciones donde la química sexual es muy potente y el comportamiento es muy toxico, es complicado encontrar a otra persona que sintonice con esa forma de funcionar, porque uno se acostumbra a lo que tiene y creen que merecer ese trato.

-Existe un juego en todo este tipo de relaciones: uno es quien domina y el otro es quien es sometido, el sexo forma parte de cualquier situación, encontrando en ese desahogo el momento de relax que tanto necesitan, por eso se produce “el polvo de la reconciliación” .

-Se tiene miedo a si lo dejas a esa persona, a cómo será tu vida después. Se huye de lo desconocido.

-Tenemos un sentimiento de apego muy negativo, desarrollado desde bebes que cuando algo nos atrapa lo hacemos tan nuestro, que todo girará entorno a eso y la costumbre que adquirimos formará parte de nuestra vida para siempre.

Falsa creencia

Los enganches los padecen tanto hombres como mujeres, pero las mujeres sufren mucho mas esta creencia, donde desarrollan un comportamiento de “buena amante” para enloquecer a un hombre en la cama, para que el la ame para siempre, para poder manejarlo a su antojo. Pensar que el sexo va a resolver tu necesidad de amor es estar muy equivocado, solo te va a facilitar pequeños momentos de idealización pero el abuso de él, hará que se hagan más grandes tus complejos.

Suelta para avanzar 

Para soltar cualquier persona es importante descubrir qué obtenemos al mantenernos en esa posición de seguir a su lado, reflexiona qué creencias y pensamientos equivocados tienes para estar ahí metido, al descubrirlos puedes hacer los cambios necesarios.

Elabora un buen análisis, honesto, de las emociones que te están afectando, para ver cuál es la causa de ellas y así, darte cuenta de a lo que te estás aferrando, sobre todo hasta que no llegues a la conclusión de lo que debes aprender e integrarlo en ti, no darás cortado con esa persona.

Por un momento, compara esa relación a un globo de helio, llénalo con tu aire, mientras piensas en todo lo bueno que te ha dado y luego lo sueltas viendo como se aleja hacia el cielo, mientras tú le dices adiós con mucha paz.

Deja ir tu pasado para vivir tú ahora, fijando tu atención en todo lo que haces en cada momento. Para dejar ir una relación debes cerrar el círculo y elaborar un duelo, cambiando esas creencias tan adquiridas de toda tu vida que te han hecho sufrir.

Ejercicio de liberación

  1. Piensa en la persona a la que estás enganchado emocional y sexualmente, y en todo lo que has vivido y sentido junto a ese ser, tanto bueno como no tan bueno.
  2. Sitúala en tu presente, imagina a esa persona sentada frente a ti, y pregúntate: ¿Qué sientes ahora estando junto a él o ella? ¿sientes que sigues dependiendo? ¿sigues conectado físicamente? Visualiza un cordón que sale de tu cuerpo y siente si se une a alguna parte de esa persona, ¿lo puedes sentir y notar aun? ¿localiza donde estáis unidos?
  3. Imagina como te sentirías si pudieras cortar eso que te une.
    ¿Cómo te sientes?
  4. Vuelve a centrarte en esa persona y ahora descubre en que te beneficia estar “enganchado a él/ella?
  5. Siente que eres alguien mucho más fuerte, más seguro y llena de cualidades tantas como necesites sentir, eres una versión mejorada de ti y que solo sientes afecto por la otra parte, desde la distancia de haber pasado mucho tiempo sin estar juntos. Corta ese cordón y disfruta al hacerlo.
  6. Ahora nota como ya no existe dicho vínculo, al mirar a esa persona y solo siente agradecimiento por todo lo aprendido y vivido, integrando en ti todo lo bueno.
  7. Proyecta un futuro donde te relacionas con otras personas diferentes, siente tu conexión contigo mismo y cómo quieres funcionar a partir de ahora en el amor.

Articulo escrito 8 junio 2019 para El Progreso de Lugo

MASTERCLASS EN SEXO ORAL

MASTERCLASS EN SEXO ORAL 683 1861 AnaCastroLiz

¿Cómo decirle a alguien de una manera digna, que no te gusta cómo te está realizando un “cunnilingus”?

Conoces a alguien con el que crees tener química, y os vais a la cama y descubres que, ¡es horrible en cuanto a introducir su lengua para acariciar tu templo sagrado!. ¿Es posible tener mucha atracción con alguien y que luego sea un autentico inútil en cuestión de sexo oral? ¿Esa relación ya no tiene futuro? ¿Se puede remontar después de no dar pie con bola en ese tema?.

Muchas veces te puedes encontrar con situaciones que no sabes muy bien cómo reaccionar, ni sepas cómo decirle; “me estás haciendo fatal el cunnilingus”, por ejemplo, pero peor es, que sea tu pareja de muchos años esa persona y no sepas como pedirle que mejore, en cualquier caso quizás te interese seguir leyendo este artículo para que se ponga las pilas, esa pareja o tu le enseñes.

Si ese caballero o fémina, lamentablemente no es nada habilidoso con algo que para ti es muy importante, no debes guardarte esa información. Ser lo más clara y sincera posible, sería ideal. Coméntale tus gustos y preferencias, dale pie a que él te cuente si lo hace solo complacer y no le gusta, o si le gustaría aprender y mejorar.

Frustraciones razonables

Tal vez el sexo en sí no haya sido tan malo en una relación esporádica, la primera vez con alguien, se tienen nervios, poca confianza, es normal porque ambos os estáis conociendo.

Si hay buena complicidad y comunicación, es bueno darse una segunda oportunidad. A veces una mala experiencia sexual no significa que dos personas no puedan congeniar en ese terreno más adelante, sobre todo hay que saber pedir como deben de hacértelo mejor e investigar juntos.

Lo que no hacer

“Tocar con brusquedad”, “dar golpecitos sobre el clítoris cómo si fuera un tambor”, “intentar sin éxito la penetración con la lengua, a la vagina o no dar introducido bien los dedos”, “mordisquear o chupar”, “ser agresivo o muy bruto y frotando como si estuvieras prendiendo fuego con una cerilla”, “no encontrar el punto G ni interesarse si lo estás consiguiendo o ni preguntar después de la experiencia si ha gustado”, son algunas de las innumerables quejas de las mujeres que cuentan lo que les sucede con el sexo oral ejecutado por sus parejas, ya sean pasajeras o estables.

La falta de juegos preliminares, moverse bruscamente, besar como si los morros fueran una metralleta lazando balas a discreción y meter la lengua hasta la glotis, o no tener ni idea de cómo se quita un sujetador, ni tan siquiera con ambas manos, le baja la libido a cualquiera y te quitan las ganas de repetir. Es que hay caballeros que por muy maduros que se crean, o mucha experiencia digan tener, no tienen ni idea de que va eso de seducir en la cama o dar placer a una dama.

¿Sincerarse siempre?

Nadie nace aprendido, muchas veces las cosas que a ti te pueden poner a cien, no siempre se corresponden con lo que le ha gustado a las anteriores parejas de tu actual pareja, así que actualízalo, ofrécele una “masterclass sobre cómo funciona tu pedazo de cuerpo”.

La comunicación entre las sabanas es muy importante. Si no te entiendes entre ellas es difícil que lo hagas fuera de ellas, curiosamente guarda un cierto paralelismo. Si finges lo único que conseguirás es que él se sienta un “macho engrandecido pero engañado”, aunque no tengas pensado repetir con esa persona, tampoco estaría mal que se lo dijeras, puede aprender de esa experiencia contigo y mejorar para el futuro.

El cunnilingus “ideal”

No hay técnicas infalibles para convertirse en el perfecto “ejecutor del sexo oral” algunos son torpes, van rápido y, lo que es peor, está convencidísimos que saben dar placer, posiblemente no se han topado con demasiadas mujeres que supieran pedir lo que querían.

Pasos a seguir para que mejorar el sexo oral:

  1. El clítoris, ¡tu mejor amigo! Aprender a interpretar los movimientos de la usuaria, es importante para el que ejecuta esta práctica. Si te retira la cabeza de entre sus piernas, es que no le gusta, si te la aprieta aunque sea sin querer, es que si. Su propio cuerpo ya te indicará el camino correcto. ¡El clítoris, tiene que ser tu aliado!. Dile que te guie, no dudes en hacer preguntas, aunque tú no puedas hablar mucho, ella sí. Si lo que te da reparo es el tema de la higiene o olor, existen trozos de látex para poner en esa zona además de usar lubricantes de olores y sabores.
  2. Mueve la lengua: rápido y lento, pero suave. Los movimientos de la lengua pueden ser rápidos o lentos. Desde clítoris, abrir con tus dedos los labios puede ayudar a despejar mejor la zona y jugar más delicadamente.
  3. Masturba con los dedos. Usar los dedos; anular y corazón, dentro de la vagina como encogiéndolos y estirándolos, a la vez que se utiliza la lengua en las partes anteriormente comentadas, ayuda llegar al clímax mejor y mas rapido.
  4. Mantén el ritmo. Una mujer no alcanza el orgasmo si la estimulación es intermitente. Una buena frecuencia, delicadeza con los toques y buenos movimientos, ponen a mil y dosmil.
  5. Busca la postura adecuada. Para tener un orgasmo hay que estar bien colocado, desde el principio de la experiencia, escoger una postura donde los dos os sintáis súper cómodos.
  6. No escupas. Algunas escenas de cine porno, incluyen este tipo de “guarrada” y eso lo utiliza para lubricar, ¡cuidado con eso!, sabemos que la boca posee muchos más bacterias que ninguna otra parte del cuerpo junto con el ano. Si no está lo suficientemente lubricada usar geles especiales porque no cambiarán el ph de la vagina.
  7. Divertiros. Explorar con sabores como: chocolate derretido, crema de chantillí y aceites, etc. Usar hielo, o la raíz del jengibre para rodear el clítoris, y para dilatar la vagina utiliza aceites, además de realizar masajes alrededor, junto con caramelos mentolados que se repasen por los labios internos, proporcionaran una sensación increíble. Cuidado con dejar residuos o que se introduzcan esas sustancia en el interior de la vagina. Sobre todo hacer el humor y para sentir mas amor.

Articulo publicado 4 mayo 2019, escrito para El Progreso de Lugo

LAS PAREJAS QUE NO TIENEN SEXO

LAS PAREJAS QUE NO TIENEN SEXO 683 1861 AnaCastroLiz

Un 15% de los matrimonios no mantienen relaciones sexuales. Los motivos pueden ser: aburrimiento, rutina, falta de tiempo o desencanto

¿En pareja se puede convivir sin compartir caricias eróticas o orgasmos?.

Cada vez más, escucho en mi consulta, que un gran número de parejas estables de muchos años, tan solo comparten convivencia y no tienen vida sexual, sin presentar problemas mayores o discusiones o ningún otro motivo que supuestamente tenga que influir en dejar de desearse.

Muchos están acomodados y les va bien estar funcionar, sin tan siguiera tocarse pero otros necesitan vivir sus deseos o fantasías y lo pasan realmente mal, frustrándose enormemente. Tener menos de 1 encuentro por mes o que pasen los años y ni tan siquiera se intenten acercar íntimamente uno al otro, es padecer este problema del que os hablo hoy.

¿Opción o imposición?

Se puede vivir sin sexo cuando ambos están de acuerdo y ninguno lo pasa mal por no desahogar, así pueden durar eternamente hasta que la muerte los separe, siempre y cuando nadie se cruce en el camino de uno de los dos.

El deseo sexual es una fuente de autoestima, sentirse deseado o fomentar esa atracción con quien estás sirve para mantener la llama de la pasión y hacer que dure en el tiempo todo un compromiso.

Posiblemente estés rodeado de parejas que no tienen sexo y ni te cuenten su vida intima, mientras que en sus dormitorios este todo tan tranquilo y en silencio como si fuera un templo budista.

Cuando no tienes sexo, solo valoras el afecto que te dan, tu pareja es un miembro más de la familia, valoras lo buen padre o madre que es con tus hijos y los bienes materiales que os unen o el estilo de vida que os ofrecéis uno al otro. Se empiezan a alejar físicamente las parejas, por dar más importancia; al trabajo, a los hijos, a otras actividades y van dejando a un segundo o tercer plano las relaciones íntimas, hasta llegar a perder el interés.

Pero aun así algunos pueden estar abrazados y ser cariñosos diciéndose cosas bonitas, permanecen juntos para resolver en el día a día: facturas, educación hijos o viajar juntos.

Discrepancias

Estar en pareja sin sexo afecta cada vez más a parejas de 40 años que llevan 10 años o más juntas. Quizás esté relacionado con los cambios físicos o hormonales que a esa edad suelen pasar factura o el estilo de vida que va evolucionando a medida que maduras. Existen parejas que tenían más sexo cuando no convivían juntas, solo se acostaban si salían de copas, y una vez más comprometidos, ni salen de noche y ni se tocan. Existen muchas combinaciones posibles.

Esperar que algún día te busquen para tener sexo, puede ser de lo más desesperante y frustrante.

El deseo se puede acabar por dejar de admirar a tu pareja o que te trate como si fuera tu progenitor o se comporte como un crio, entre otras cosas.

Causas comunes

Algunas causas por las que puedes dejar de tener sexo en pareja son:

1) Enfermedades. Padecer dolores en alguna parte del cuerpo, artritis, depresión, cáncer, disfunción sexual, etc puede limitar la actividad sexual.

2) Obesidad o cambios fisicos. Coger peso y que no te sientas con tanta vitalidad y energía como antes puede hacer que te acomplejes con tu físico y no quieras ni tan siguiera desnudarte frente a tu pareja.

3) Monotonía. Utilizar como excusa; “estoy siempre cansado” “es que tengo que madrugar mañana”, o tener horarios diferentes para ir a la cama, puede ser un efecto secundario muy común para alejarse sexualmente. Mantener siempre el mismo tipo de posturas o formas de erotizarse puede acabar aburriéndote y todo por no haber querido experimentar cosas nuevas.

4) El resentimiento. Tener guardado en tu mente algo que no le perdones, infidelidades o mentiras, rencores, o sentir celos pueden alejarte totalmente de desear a tu pareja.

¿La terapia puede ayudar?

No se puede presentar una solución única para todas las parejas, cada uno tiene sus motivos que hay que conocer en profundidad para poder ayudarles a solucionarlo.

Pero algunos pasos que se pueden conseguir son:

Primero, deben comunicarse y compartir como se sienten, de forma sincera, que opinan de no tener sexo y como les gustaría que fuera su vida sexual o si contemplan otras opciones. Que conozcan con total profundidad lo que opina uno y el otro al respecto.

Segundo, ¿Qué les ha llevado a no tener sexo?. Quizás lo han ido dejando por el estrés del día a día, o preocupaciones, deben descubrir el origen del porque han llegado a no tener relaciones sexuales.

Tercero, buscar de forma honesta si quieren encontrar una solución y si se puede asumir un entendimiento en conjunto para recuperar ese deseo.

Si una pareja no consigue resolver este problema es positivo que acudan a terapia de pareja, que les va a servir de ayuda para conocer dónde está el bloqueo y descubrir si hay solución para ambos.

El problema surge cuando uno de los dos expresa su malestar y para el otro, todo está bien así tal y como están.

Una posible solución que pueden empezar a aplicar seria realizar un cambio de contexto. Si durante todos estos años, vuestra habitación os ha servido de descanso, de escenas sexuales, de riñas, de vivir todo tipo de situaciones y momentos, se acaba asociando esa habitación a muchas más cosas que nada tengan que ver con el sexo, y lo veas mas como un lugar solo para dormir o lleno de recuerdos de todo tipo. Cambiar los muebles de sitio, o pintar diferente la habituación puede servir de ayuda y nueva inspiración, introducir algunos cambios en el comportamiento sexual donde se juegue de forma distinta y con otras posturas o jugar a convertirse en otro tipo de personas puede ayudar a fomentar de nuevo la pasión y el deseo.

Tener sexo en lugares diferentes, como pasar un fin de semana fuera de casa, coger el coche e ir a lugares íntimos, buscar escapadas distintas donde se viva el deseo en todo su esplendor, puede ayudar a revivir la pasión sexual.

Articulo escrito sábado 13 abril 2019, para EL PROGRESO de Lugo

MIEDO AL FUTURO

MIEDO AL FUTURO 751 2048 AnaCastroLiz

¿Tienes pensamientos negativos sobre cualquier cosa, lo quieres controlar todo y tu mente te domina?

A eso se le conoce como ansiedad, son muchas las personas que la sufren irrumpiendo una serie de síntomas en sus vidas, que les hace ver peligros constantes (que pueden ser reales o imaginarios) por todas partes. Es una forma de existir, cargada de inquietud constante e intensa, que desbarajusta la vida y provoca que estes disperso.

¿Estás anticipándote para estar preparado a lo que pueda suceder?, ¿ves peligros por todas partes o problemas por resolver, que te acechan a ti o tu entorno, consiguiendo que te paralices, huyas o simplemente te pongas a la defensiva?.

La ansiedad bloquea tu capacidad de vivir el momento presente, consiguiendo que te preocupes sin cesar por lo que pasó en el pasado o vendrá más adelante. Hace que hables de lo que fue, hiciste o te pasó a ti u a otro, o vas hacer, hace que seas muy perfeccionista, tengas fobias, trastornos obsesivo-compulsivo, pánico, agorafobia, claustrofobia, estrés o miedo escénico (tener que hablar en público), por ejemplo.

Te voy a explicar este miedo y cómo puedes superarlo. Sigue leyendo por favor:

¿A que no confías en ti?

En el fondo, la ansiedad te está mostrando que no confías en la vida, ni en ti mismo.

Siempre esperas algo. Esta espera te bloquea impidiéndote sentir y disfrutar de lo que te sucede en tu presente, obsesionándote con lo que pueda ocurrirte, imaginando toda clase de potenciales escenas peligrosas que están por venir o queriendo encontrar señales que puedan confirmar tus sospechas.

Tienes un gran potencial con tu imaginación y este es el problema, ¡mal utilizas ese poder!. La ansiedad te está enseñando que no te valoras y crees que no eres capaz de afrontar con éxito tu vida.

Es tu mente la que te domina, dando paso a montón de temores. Deberías conocer tus capacidades y cualidades, escuchar mas a tu intuición, olvidarte de tener que demostrar siempre a los demás quién y que eres y disfrutar lo que tienes ahora.

Lo quieres controlar todo pero lo que consigues es lo contrario: descontrolarte.

Repites comportamientos de tus padres

Además, la ansiedad suele ser un síntoma heredado comportamental, te explico; nacemos predispuestos para reproducir lo que sufrieron nuestros padres y repetimos sus frustraciones y miedos.

La exposición a ciertas escenas emocionales similares a las que ellos afrontaron hará que somaticemos esos conflictos. Por eso, analiza por un momento como funcionan tus papas (o como se comporta el que más afinidad tienes) con respecto a la ansiedad, al hacernos conscientes de esto tendremos más capacidad para saber resolver esta incógnita y desprendernos de ella.

Encontrar el “para qué” funcionas así te ayudará a desaprender y dejar de hacerlo, al cambiar tus creencias asociadas a esos miedos y temores, te liberaras y desactivarás definitivamente el conflicto en ti.

Herramientas para desactivar tus miedos:

  1. Respeta tu presente. Si después de una experiencia estresante, te quedas pensando: “casi acabo mal”; o “seré más precavido a partir de ahora asi evito que me vuelva a pasar”, o cualquier otra expresión con tal de conectarnos con lo ya vivido, ¡estarás alimentando esa ansiedad!. Al mantener ese pensamiento en tu presente sobre algo que ya ha pasado, hará que tu cuerpo se comporte todo el tiempo como si lo estuviera reviviendo de nuevo. Cuando tomes conciencia de que tus “angustias” forman parte de otro momento temporal, será el primer paso para que tu cuerpo pueda recuperar el equilibrio.

Dejar ir, lo que fue es importantísimo.

  1. Obsérvate. Para tu mente la vivencia que has tenido y lo que repites en tus pensamientos como tormentosos, es lo mismo, me explico, es como si lo estuvieras reviviendo constantemente. Tu mente interpreta unos hechos y eso fomenta que tengas ansiedad, al creer que todo es sumamente catastrófico, tu cuerpo se activa y empieza a funcionar como si estuviera en alerta constante, ¿entiendes? Y entras en un bucle de síntomas físicos y emocionales, acompañados de tu discurso mental; no valgo, no puedo, no sé nada, no me van a salir las cosas bien, todo irá mal, etc.
  2. Abandónate a la incertidumbre. Es algo difícil de hacer, lo sé, pero es lo que te va a salvar. Tienes obsesión por tenerlo todo controlado. Cuanto más controlada esté tu vida, se supone más seguridad tendrás. Pero eso te agota, y no te deja dormir, ya que estas en alerta constante, no paras de ocultarte frente al mundo.

Solo cuando te quites tu mascara y te muestres como realmente eres, dejarás de padecer esta exigencia.

Supervivencia Inconsciente

Aprendes a controlar los tiempos, las miradas, y las reacciones de los demás, te conviertes en casi un robot, donde todo está cuestionado y milimétricamente analizado. No das paso a lo que sientes o quieres, solo a lo que piensas a cada paso.

No admites criticas, ni te expones a quejas de compañeros, amigos o pareja, en cambio se te da muy bien cuestionarlo todo a tu alrededor. Te molesta el ruido exterior pero no te das cuenta del ruido que tienes en tu mente interior.

Has desarrollado un patrón de comportamiento tan activo en ti que te controla totalmente,

eso es lo que debes romper.

 

Actualiza tu “software”

Imagina que tu mente es como un ordenador y se ha acostumbrado a funcionar con programas (software) y que debes actualizarlos constantemente, eso te indica la ansiedad, que quieres manejar mejor el funcionamiento de tu vida, vas y te bloqueas. La liberación consiste en introducir herramientas psicológicas optimas y de última generación para que puedas expresarte correctamente de: lo que sientes, piensas y quieres, cómo dialogar, exponer tu opinión a los demás y saber tomar decisiones, entre otras cosas, sabiendo que no dependes de lo que piensen tus padres, amigos o pareja de ti.

¡No es fácil, no, pero es posible de realizar!. No todos los problemas de ansiedad se generan por el mismo conflicto emocional, pero puedes conocer mejor tus miedos y ser el dueño de tu vida empezando a descubrir lo que te depara el presente con todo su potencial.

Artículo escrito para El Progreso de Lugo, 30 marzo 2019

Enlace

TETOLOGIA PATRIARCAL

TETOLOGIA PATRIARCAL 235 640 AnaCastroLiz

Hay investigaciones que confirman que los machistas prefieren mujeres pechugonas

Al parecer los hombres más sexistas, prefieren a mujeres con los senos más grandes, porque suelen ser más sumisas y sus protuberancias les invitan a querer procrear. Esta idea ha sido instaurada en la cultura patriarcal que ha construido un concepto de belleza adecuado a sus intereses, donde sitúa al cuerpo femenino en un simple objeto para ser contemplado.

Se nos “cosifica” y al llegar a cierta edad, se desprecia la imagen femenina si no es impecable. Un hombre de 50 o 60 las quiere, 10 o 20 años más jóvenes. Un busto con unas medidas escandalosas gusta pero no a todos los sectores masculinos. El pecho tiene un valor u otro en función del ideal de belleza “fantasiosa” que cada uno tiene sobre las mujeres, generando una gran frustración sobre las que tienen menos de una talla 95 de pecho o son rechazadas por no cumplir ese canon y terminan acomplejadas o operándose.

Es una realidad, a muchos heterosexuales e incluso homosexuales, les fascinan los senos protuberantes, científicamente existe una explicación y es la siguiente: una hormona que se libera durante la lactancia; la oxitocina, crea un poderoso vínculo entre la madre y el bebe, dicha hormona vuelve aparecer en la vida de un varón cuando le atrae una mujer, regresionando a ese recuerdo feliz y obsesionándose, por esas tetas.

Las “lolas” del Ego

Cuando te estimulan las mamas, te pones a mil y ya no te digo cuando te tocan los pezones.

En una relación sexual, si te estimulan los senos a la vez que te miran a los ojos, aderezando con el olor corporal y el tono de voz, el pico de dopamina que acompaña al placer de la relación, se disparará y ayudará a unirte más a tu pareja.

La obsesión por los pechos femeninos es un impulso inconsciente evolutivo, no lo aprendemos, viene dado de fábrica, en nuestro inconsciente colectivo y vuelve a un tío mas cariñoso y vulnerable si esta en el medio de esas dos protuberancias.

Las “lolas” gustan porque mientras se tiene sexo, el hombre al “tocarlas” aumenta su deseo sexual y dispara la hormona de la felicidad (oxitocina).

Para ellos es como: “se las toco para que me desee más y entonces yo la deseo más, entonces yo la toco más, para que me desee más, etc” y asi infinitamente.

El Prototipo actual

Si en los 80 el mito erótico era Pamela Anderson o Sabrina, la que cantaba el “boys Boys” ahora el ideal de belleza está en señoras tetonas y culonas, estilo Kim Kardashian, y con cintura de la Barbie o morros hinchados como la Yurena. Si idealizamos modelos de belleza inalcanzables, dejaremos de ser nosotras mismas, nos olvidaremos de ser autenticas, independientes o únicas y sobre todo empezaremos a estar exclusivamente al servicio de los demás.

Más de uno sueña con pechos, tetas, mamas, senos, bustos, ubres a lo largo del día, enganchados a fotos o imágenes donde se muestra un prototipo de mujer con esa parte distorsionada.

Si eres más “cazurro” te gustarán más grandes

Los hombres pertenecientes a un nivel social más bajo o muy dominados por sus instintos sexuales prefieren las tetas grandes, debido a algo primitivo que les lleva a excitarse más a observar tal fenómeno. De echo los varones más pudientes económicamente o mas inteligentes las prefieren con los senos mas modestos, ellos se suelen relacionar con modelos delgadas, eso dice un grupo de investigadores de Malasia, cuyo estudio se publicó en PLoS ONE en el 2013.

Otra investigación habla de que se les mostró fotos de mujeres con diferente tamaño de pecho a 66 hombres ingleses que tenían hambre, y a otros 58 hombres que acababan de comer. Asombrosamente, los caballeros que sentían hambre parecían tener preferencia por los senos más grandes, en comparación a los del estomago lleno.

Experimentos sociológicos realizados por toda Europa, indican que donde a mayor talla de pecho existe, mas miradas tiene una mujer, y sobre todo, propuestas para ligar.

Según otra investigación de la Universidad de Wellington, en Nueva Zelanda, a un grupo de hombres se les enseñaron fotografías de mujeres y el 80% de las miradas masculinas se dirigieron instintivamente al escote de las más voluminosas. Las zonas menos observadas de la mujer fueron: los brazos, las pantorrillas y los pies.

La feminidad esta en los ovarios

La valoración del cuerpo femenino suele ser en casi todas las culturas significativamente superior a la del hombre, tanto a ojos de la propia mujer como del entorno. Los pechos se convierten así en un instrumento de manipulación mercantil. El abuso de imágenes donde se muestra solo este tipo de estética de “pechos enormes” por todas partes, no deja más que actuar en contra del avance de la propia mujer que tiene muchas más cualidades que ofrecer al mundo que sus dos pechos. La feminidad está en el corazón y físicamente en los ovarios, útero y vagina, órganos que no poseen nuestros compañeros humanos, los varones.

¿Quieres durar más años?

Según otra investigación de Hot Topics in Hypertension, observar cada día durante al menos diez minutos pechos femeninos de gran tamaño puede aumentar la esperanza de vida entre cuatro y seis años. El razonamiento que ofrecen es que aquellos que siguen a rajatabla esta premisa tienen una mayor presión sanguínea y su corazón funciona mejor. ¿Un poco exagerado, no?.

El Reloj de Arena

La forma de reloj de arena, donde la mujer es ancha en pechos y caderas, y muy estrecha de cintura y de piernas, es al parecer la figura más demandada y atractiva para el macho humano. Este tipo de figura es muy desequilibrada, de forma natural es prácticamente imposible ser así.

Un cuerpo no adelgaza por “parroquias” lo hace por un igual, de todo esto tienen la culpa “celebrities” con las instantáneas que suben a diario al istagram. Las responsables de cambiar estos conceptos patriarcales, somos las mujeres, queriendo nuestro cuerpo tal como es y mostrándolo sin obsesiones ni búsqueda de tallas perfectas.

Articulo escrito para El Progreso de Lugo, 9 marzo 2019

Enlace

EL MINDFULSEX

EL MINDFULSEX 235 640 AnaCastroLiz

Es el arte que te acompaña a ser más conscientes cuando haces el amor, conectando tu mente con el cuerpo de tu pareja

Cada cual tiene su concepto de sexualidad que no tienen que ser el mismo para todos, el caso es que con quien te topes en tu vida sentimental tenga los mismos valores y principios que tu. Para practicar un sexo sano, se debería tener ausencia de emociones tales como: vergüenza, culpa o rabia, cosas que te lastran y restan calidad a tu intimidad, además de tener una actitud y aptitud, plena de conciencia y sentimiento de gratitud.

El sexo es más que el coito, es más que fantasear con la cabeza escenas, es sobre todo sentir por la piel lo que trasmites y te ofrece el otro, porque la piel es el órgano más grande que poseemos, es lo mas erógeno que existe en nuestro hermoso “body”, y esto lo estropea “una mente” secuestrada por el deseo más primitivo; que es cuando me reprimo y etiqueto todo, o me descontrolo y soy compulsivo en el sexo, cosas que hacen que te pierdas mucho placer.

El Mindfulness es abrir la mente a la sabiduría, siendo capaces de realizar un silencio interno, vaciándonos de nosotros mismos, y centrarnos en el aquí y ahora sin ruidos externos ni distracciones, pues de aquí nace el Mindfulsex, que una técnica que te acompaña a ser más conscientes del acto sexual, centrándote en tu pareja llenando la mente con el sentimiento de amor más puro al conectar con su cuerpo y comprendiéndole con todo tu ser.

Inteligencia Sexual

Nuestra forma de ser, cuando quiere atenderlo todo a la vez, se preocupa y es cuando viene el estrés y unido a la tendencia a llenar la mente con pensamientos negativos, hace que no estemos a lo que hay que estar cuando follamos, y esto provoca que luego sucedan disfunciones sexuales y mucha frustración.

Para salir de esa desconexión con el presente y dejar de darle tanta importancia a lo que tienes entre las piernas, es decir: los genitales, debes potenciar la inteligencia sexual.

El órgano más importante para nuestra sexualidad es el cerebro y hacer el sexo con seso es lo mejor.

Una persona inteligente sexualmente posee: una buena educación sexual, posee información y su actitud hacia su sexualidad es sin tabúes, falsas creencias, ni miedos y sobre todo es positiva. Conoce bien lo que le atrae o excita, sus preferencias o gustos, y lo más importante, sabe comunicarse sexualmente con su pareja desde el saber dar y recibir, se preocupa de su bienestar, y tiene la mente abierta.

Test para calcular tu Inteligencia Sexual

  1. ¿Tomas la iniciativa en el sexo?
  2. ¿Hablas libremente con tu pareja sobre intimidad sexual?
  3. ¿Te sientes utilizado/a sexualmente a menudo?
  4. ¿Crees que la mayoría de los encuentros sexuales, sean casuales o estables con tu pareja, resultan gratificantes para ambos?
  5. ¿Haces el amor con la frecuencia que desearías?
  6. ¿Crees que tu pareja es demasiado egoísta y solo busca su placer?
  7. ¿Después de llegar al orgasmo te gusta permanecer al lado de tu pareja?
  8. ¿Consideras que tus relaciones son demasiado monótonas o rutinarias?
  9. ¿Cuándo te masturbas, te sientes culpable?
  10. ¿Consideras que el tipo de sexo que practicas es el que deseas?
  11. ¿Aceptas determinadas iniciativas en el sexo por parte de tu pareja aunque no sean las que tu quieres?
  12. ¿Te crees que los demás tienen una sexualidad más gratificante y plena que la tuya?

Resultados:
Preguntas 1, 2, 4, 5, 7 y 10: cada SÍ suma 1punto.// Preguntas 3, 6, 8, 9, 11 y 12: cada NO suma 1punto.

Nivel de Inteligencia Sexual:
0-2 puntos: Deficiente // 3-4 puntos: Insuficiente // 5-7 puntos: Aceptable // 8-10 puntos: Alto //11-12 puntos: Excelente

Los Chakras

Para comprender a tu pareja a través del cuerpo y adentrarte en el Mindfulsex debes conocer la función de los chakras. Un ejercicio que puedes realizar juntos, por este orden:

-El chakra corona nos ayuda a decirle a nuestra pareja lo que sentimos por medio de nuestros pensamientos, si enganchas su mente con la tuya, y entras por las puertas del alma observando sus ojos mientras le dices mentalmente: “te amo”, vas a crear la energía necesaria para envolverla en ese sentimiento que le hará olvidarse de todo, el efecto se hace más potente si le das un beso en la frente, ¡será como tener un orgasmo mental!.

-El chakra del entrecejo los ojos son la ventana del alma, cuanto más miras a los ojos a tu pareja mejor podrás comunicarte con ella, solo observar sus ojos generarás una fuerte atracción sexual, en silencio y observando, más se elevará la energía sexual, su mirada habrá penetrado en tu mente y te abras llenado de ella tal como en el mindfulness.

-El chakra de la garganta decir lo que sientes, a la vez que acaricias: el cuello, la boca, orejas, los brazos y manos, debes tocar, besar y usar palabras dulces a la vez, así fluirá todo con lo que te hace sentir.

-El chakra corazón expresarte causando un impacto de emociones, acariciando la zona de los pechos y la parte superior de la espalda, te abrirá mas a tener contacto con lo que sientes tu y la otra persona.

-Del chakra del plexo solar dependen todos los demás chakras de este, ya que es el centro de poder, quien tiene autoestima baja tendrá desequilibrados todos los centros energéticos y será difícil que disfrute del mindfulsex. Este chakra se puede estimular acariciando el abdomen y la espalda media y así subirá la autoestima.

-El chakra sacro y por ultimo llegar a este punto, que es el máximo generador de energía sexual, si procuras mantener equilibrada la sensualidad de forma coherente, lograrás que tu pareja desde el momento en que te sienta dentro alcance un “orgasmo valle”, que es ese donde durante horas puede sentir el clímax de satisfacción más potente que se pueda experimentar, como si se estuviese en el cielo. Llegar a este tipo de orgasmo solo se consigue si has recorrido los anteriores chakras desde una conciencia plena.

Adentrarse en este mundo de sensaciones tan cósmicas hará que te sientas más vivo, feliz y lleno de abundancia.

Articulo escrito para El Progreso de Lugo, 23 febrero 2019

PROPOSITOS EXITOSOS PARA EL 2019

PROPOSITOS EXITOSOS PARA EL 2019 235 640 AnaCastroLiz

Si deseas que se cumplan tus sueños debes romper con las creencias limitantes que has aprendido toda la vida

Proponerse; bajar 10 kg de peso, dejar de fumar, ir al gimnasio cada día, encontrar un nuevo trabajo donde te paguen el doble, o tener un nuevo amor, viajar más, etc, son deseos habituales para el gran “populus” cuando comienza un nuevo año. El problema surge cuando haces revisión de todos esos 12 meses en diciembre, y no has conseguido ninguno de esos propósitos, frustrándote aun más.

Este 2019 puedes tener ese cambio de actitud deseado, si te planteas metas realistas y descubriendo realmente lo que quieres en tu vida.

Es difícil mantener tus ambiciones durante todo el año, si la motivación disminuye y tu fuerza de voluntad no es suficiente, es cuándo aparece: el autoboicot y las excusas, ambas cosas te explican porque renuncias a tu propósito: por falta de tiempo, el estrés que ya tienes  y un largo etcétera de contratiempos. Pregúntate; ¿Quiero mejorar mi vida? ¿Me gustaría ser más feliz?. Si es así, lee este artículo y podrás conseguirlo.

Toma de decisiones

Los propósitos de año nuevo son en realidad hábitos nuevos por adquirir. Para lograr construirlos en tu vida, es necesario tomar decisiones conscientes con gran voluntad y que durante al menos 21 días las repitas introduciéndolas en tu mente.

Cuantas menos decisiones tengas que tomar, más acertadas serán y podrás conseguirlas, ese es el secreto. Así que céntrate en unas pocas cosas por conseguir y que sean lo más importantes para ti, desde ese momento. Especifica por escrito, lo que quieres, para obtener resultados positivos y visualízalo. Si quieres cambiar tu vida para mejor, empieza por cambiar tus creencias y aprende a cómo lograr las cosas que te propones. Supera tu miedo al cambio (¿Qué miedos tienes? ¿a qué? O ¿a quién?) y refuerza tu autoestima (céntrate en lo positivo y que nada te entretenga).

Si haces siempre lo mismo pensando igual, obtendrás los mismos resultados.

Creencias Limitantes

Seguro que te has dicho alguna vez: “No valgo para nada, todo me sale mal”. Antes de cualquier acción hay un pensamiento, y los pensamientos se sustentan sobre tus creencias, por lo que para cambiar determinadas acciones y comportamientos deberás revisar tus creencias. Escríbelas en un papel, todas aquellas que te han acompañado toda la vida y las que tienes en este momento, para saber a lo que nos enfrentamos.

Las creencias limitantes son esos pensamientos construidos a través de la experiencia, que hacen interpretar la realidad de una manera que impide que alcances aquello que deseas.

Las creencias se consolidan en la infancia, escuchando por parte de los adultos; “no puedes” o “eres muy pesado”, “nadie te va aguantar”, asociados a miedos (a ser rechazado o humillado), hasta que uno termina por creérselo. También puedes adquirirlas de alguien que consideras que posee autoridad moral o de  alguien que admiras de adulto y lo que dice, para ti “va a misa”.

Es una verdad que tú has construido (si dejo mi relación no encontrare a nadie y me quedare solo para siempre) y a fuerza de repetírtelo, te lo acabas creyendo.

Está claro que las creencias dirigen tus pensamientos y por tanto tienen la capacidad intrínseca de condicionarte. Si crees que “todo te va a salir mal” así será. No te olvides que una creencia puede llevar al cumplimiento de una profecía que tú diriges hacia ti mismo. Así que establece nuevos pensamientos positivos para mejorar tu vida y siéntete merecedor de lo mejor, ¡ponlos por escrito!.

Las creencias tienen un poder extraordinario, que es el condicionamiento.

¿Cómo puedo ser constante con mis propósitos?

Se puede cambiar tu percepción pasada, modificándola en el presente.

Te lo explico; solo estando totalmente presentes podemos resolver nuestros problemas. Tenemos como unos 70 mil pensamientos al día que son negativos, dejando muy poco espacio en la mente, para tener los positivos.

Cuando estamos conscientes de nuestro ahora, podemos darnos cuenta de las cosas que nos hirieron antes y así podemos hacer para que no se repita. El antídoto para cambiar tus creencias es tan simple como sentir gratitud, estar agradecidos por cualquier cosa y entusiasmados, hará que se modifique nuestra vibración.

A partir de ahora introduce en tu vida lo siguiente:

  • Los primeros pensamientos del día, que es cuando más libres estamos de ego, aprovéchalos para que sean más positivos y donde te imagines todo lo que quieres conseguir, cada día, sin bajar la guardia.
  • Cuando te vayas a dormir, repasa tu día y las situaciones que no han estado bien o te han hecho estar más nervioso, intenta liberar cualquier sentimiento de culpa y perdona o perdónate. Agradece lo bueno que te ha pasado y duérmete con esa gratitud.

Si se repiten las mismas situaciones desagradables en tu vida, que te quede claro que el pasado está directamente conectado con el presente y este no está resuelto en ti. Eso de que el tiempo todo lo cura, no es cierto, lo que te ayuda a superar algo es el trabajo interior y toma de conciencia sobre un hecho, asumiendo tu parte de responsabilidad, aprendiendo sobre eso para que no se repita.

Si eres capaz de liberarte de tus creencias limitantes del pasado, eres capaz de cambiar tu vida.

Si después de un tropiezo en el amor, donde te has entregado y te han lastimado, temes volverte a enamorar, es que están activadas tus heridas, y eso te limita. Así estas trayendo el pasado a tu presente. Estas proyectando esa mochila que traes encima de ti, con cada “heridita” en el amor, en tu ahora y así estarás determinado tu futuro.

Cada pensamiento que haces sobre eso estará creando futuros potenciales que acabarán sucediendo tal y como los programas, si lo que deseas es un futuro determinado que te favorezca debes de dibujar un presente cambiando ese pasado, es decir, supervísate a ti mismo, recuérdate lo que quieres lograr y créete merecedor de esa realidad.

Articulo escrito para El Progreso de Lugo, 3 febrero 2019

SOBREVIVE A LA NAVIDAD

SOBREVIVE A LA NAVIDAD 235 640 AnaCastroLiz

Como llevar la fiesta en paz con tu familia y pareja, puede resultar toda una odisea

Nos creemos que estas fechas va a pasar lo mismo como la típica película de Love Actually, por ejemplo, donde todo el mundo se besa y se declara amor, y allá donde camines te perseguirá la canción de Christmas is all around”, pero en la realidad no todo son villancicos.

Hay algo en la Navidad que nos activa las emociones y nos pone tontorrones, fomentando que tengamos que disfrutar de nuestra familia en las comidas y cenas típicas, más y mejor que en cualquier otra época del año.

Preparar la mejor mesa del mundo con los manjares más exquisitos, y vestirnos para esos banquetes con el mismo jersey que tiene un reno de adorno, que nuestra pareja, porque así molamos mas y damos imagen de pareja feliz.

También es una época temida por lo que pueda acarrear, o darse las peores discusiones familiares, _muchos se deprimen aun mas_ y acabar en divorcio en enero.

Al regresar por unas horas a tu hogar paterno y materno, es lógico que se produzcan roces y conflictos, se acogen familiares en casa, te reúnes para ver a; suegros, nueros, cuñados, tíos, sobrinos o primos, puede ser un terrorífico plan que te haga vivir una pesadilla de la que desees pronto despertar en el mes de julio.

Situaciones Familiares

Las mesas navideñas pueden ser más estresantes que conducir por una carretera llena de jabalís, si tú llevas el marisco siempre va a decir tu cuñado, que él conoce un sitio donde esas vieiras estaban a mitad de precio y de mejor calidad. Son muchas las situaciones bochornosas que puedes vivir pero pasas de todo, porque le debes tanto a tu familia, sobre todo si has ido a comer todos los fines de semana del año y te han ahorrado mucha pasta para que luego puedas hacerte algún viaje.

Temáticas Conflictivas

Política: Evita este tema, si tu pareja tiene una opinión contraria a ti, o tu suegro, podéis acabar mal, habla de futbol y la selección nacional, de Manolo el del Bombo, que eso siempre une mas.

Economía: Hablar de lo que te costaron los regalos o los langostinos no queda bien, es mejor valorar el trabajo de las cocineras y lo rico que esta todo.

Tecnología: ¿Qué haces si estás en la casa DE TUS SUEGROS y todo el mundo está con el móvil a vueltas? Pues proponles que dejen de subir videos a sus redes sociales en directo y os conozcais como hacen en el anuncio de Ikea, ese tan impactante donde echan al que no sabe si le preguntan algo sobre un familiar.

La primera vez con los suegros

Estrenarse con los suegros te convierte en el máximo protagonista. Pongan lo que sea en el plato, tienes que comértelo todo. En esa santa casa acabas de descubrir las partes que no te encajaban de tu pareja, veras el fiel reflejo del espejo en su madre o padre, o ambos. Si pasas la prueba ya eres uno más y si te toca fregar platos al lado de tu churri, eso te unirá más que ver la serie de “Narcos” juntos. Dormir en la habitación de “solter@” de tu pareja y que te enseñe todos los “recunchos” de la casa, incluyendo visitas guiadas sobre: “allí me caí y me hice esta brecha”, etc, es algo único y especial.

Tolera a tu familia política aunque tenga costumbres diferentes a las tuyas. ¡No hagas diferencias entre las dos familias (propia y política) y haz regalos similares!. Deja que tu pareja tenga una relación fluida con su familia sin que tengas que estar “pegado” o tenga que contarte todo lo que hace con pelos y señales, cuando no estás tus presente.

Si llevas poco tiempo de relación, e intercambiáis regalos en Navidad, serás más original y te gastarás más dinero. Cuando llevas más tiempo sueles dar un sobre con una tarjeta donde ponga: “canjear por lo que tú quieras” que al final eso queda en nada. ¿No sabes ya cómo sorprender y los regalos se convierten en un quebradero de cabeza? ¡seguro que siempre hay algo nuevo con que maravillar al otro!, busca ideas, rasca el bolsillo, rompe el cerdito de los ahorros, y que la magia de la navidad te ilusione con generosidad.

¿Tu familia o la mía?

¿Con tus padres o con los suyos?, ¿cada uno con sus familias?, es un dilema. Sea cual sea la combinación se avecinan tiempos de batalla para la pareja. Si no soportas a tu familia política y tienes que pasar por el “aro” de ir a visitarlos, ¡es una putada! o si estás muy apegado a tus padres y no los quieres dejar solos pero a tu “churri” le pasa lo mismo, ¿qué hacéis? ¿Quién da el brazo a torcer?. Si eres soltero, o tu relación es todavía informal, se soluciona fácil; cada uno en su casa “y listo” pero si la relación es comprometida y tienes críos_ ahí la cosa cambia. Cumplir con obligaciones y querer quedar bien con los demás podría hacer que no tuvieras en cuenta a la persona que duerme contigo, y debes darle prioridad.

Estableced lo que estáis dispuestos a hacer con ambas familias y no os dejéis dividir por ellas, permaneced juntos. Compartir comilonas y indigestiones es una gran prueba sentimental: resacas y gases, almax y manzanillas, ¡fusionar todo eso puede resultar hasta divertido!.

Ubícate

En las comidas familiares, siempre siéntate junto tu mejor aliado, de no poder estar al lado de tu pareja. Estén receptivo y sé educado con todos incluso con los antipáticos, piensa que lo que más te molesta de esa persona, puede ser que no lo creas, pero seguro lo tienes tu también. La navidad solo sucede 15 días cada año, son unas cuantas horas que enseguida pasan, piensa en quien tienes a tu lado y no en quien ya no está contigo, ¡disfruta del mejor regalo que te da la vida que es ese momento!.
Si te has unido a alguien, debes ser independiente y si deseas que funcione, pon límite a; tus padres y suegros. Valora su opinión pero no dejes que “mangoneen” tu vida como cuando eras un niño. Si respetas a los tuyos fomentaras que tu pareja haga lo mismo, si das pie a “cotilleos” o quejarte sobre lo que hacen tus hermanos o dicen tus cuñados, luego no “corrijas” a tu pareja si los juzga o pone “podres” y recuerda ¡sé Feliz en Navidad y también después!.

Articulo escrito para El Progreso de Lugo, 22 diciembre 2018

LA HERENCIA COPIADA DEL EX

LA HERENCIA COPIADA DEL EX 235 640 AnaCastroLiz

Comportarse por imitación de la pareja, aplicando a la vez lo aprendido en otras relaciones atiende al instinto de supervivencia

Sobrevivimos gracias a la imitación, esta idea forma parte de la evolución humana. Cuando un adulto desea subsistir en el universo emocional donde quiere convivir con otro ser, es capaz de hacer cualquier cosa por mantenerse a salvo.

Copiar la conducta del otro si es necesario puede ayudar a sentirse más reconocido y querido. Imitar es lo más habitual para un hombre y una mujer, ya que es un proceso para aprender, a reproducir conductas, movimientos y eventos, esto provoca que se activen áreas cerebrales que asocian las mismas emociones, sentimientos y memorias relacionadas de a quien copias, todo esto se aplicamos desde muy pequeñitos.

Todos nos hemos contagiado emocionalmente alguna vez: cuando vemos un partido de futbol y todos gritan animando, en un concierto, o en una situación de pánico cuando la histeria colectiva entra en miedo, son reacciones emocionales primitivas que se apoderan de nosotros. Pero también nos contagiamos emocionalmente en situaciones cuando sonreímos a otra persona que nos sonríe, o nos llenamos de optimismo con alguien que nos inspira.

Somos Fotocopias

Sobrevivir a las rupturas no es fácil, se pasa por un proceso de duelo que varía en cada caso y persona, suele ser muy duro pero luego, de cada relación sacas un bagaje de experiencias y aprendizaje que te das cuenta de su envergadura, cuando inicias y te implicas en una nueva relación. En ese momento es cuando aplicas esos comportamientos que son tuyos (tu personalidad, aficiones, gustos, etc.) y alguno que has descubierto gracias a esa pareja anterior (eres más cariñoso o comunicativo de lo que eras antes porque eso fue lo que te aportó esa persona) y otros que incorporas de forma heredada (costumbres y manías que tenia tu ex) y todo porque te parecen que te completan mas o se ajustan mejor a tu forma de ser actual. Cuando decides repetir los pasos de una pareja anterior te beneficias de su experiencia, el problema viene cuando lo que copias o reproduces es lo toxico; enfadarte por tonterías y gritar, irte en medio de una discusión sin mediar palabra, ser celoso o controlador, porque te lo hacía a ti de esa forma tu ex, entre alguno de los muchos ejemplos.

Trasformación Mimética

El motivo social de la imitación es que ésta ayuda a que exista una mayor integridad y sin darte cuenta de eso, lo reproduces. Las personas que conviven juntas por un tiempo tienden a parecerse y eso se llama: “trasformación mimética”. No es necesario que pasen muchos años juntos, si comparten muchas horas al día, lo más probable es que comiencen a tener pensamientos y actitudes similares.

Te has mimetizado con tu pareja si cumples parte o todos de estos requisitos:

1) Compartes el mismo estado de ánimo, gustos y aficiones. Quizás antes de conocer a tu pareja, a ti te gustaba salir de fiesta y a tu pareja era más casera, con el tiempo os decantareis por hacer solo una cosa u otra. El más positivo contagia al otro y el que más cosas hace tira del otro para tener más actividad. Te acaba interesando la misma música, etc.

2) Hablar igual. Se copian expresiones y frases particulares del otro.

3) Visten parecido. Se combinan con colores similares y compran cosas parecidas.

4) Mismos gustos culinarios. Probar cosas nuevas que te enseña el otro que quizás no conocías.

El Karma

Lo curioso de toda esta herencia comportamental es cuando funcionas en una nueva relación como hacia tu ex pareja contigo, es decir, imagínate que tu ex, le vamos a llamar “Zitanito”, tenía un papel contigo paternal; te cuidaba, era atento, estaba totalmente entregado a ti, te llamaba a todas horas, y para ti eso suponía una sobrecarga, porque no estabas “tan enganchada” a él pero como era majo, y como nunca antes nadie te había tratado así, aunque no estuvieras muy enamorada, seguías con él aunque te irritada y le hablabas mal. La relación se rompe por lo que sea, pasa el tiempo y aparece en tu vida “Menganito”, este tiene una actitud ahora evasiva contigo, y eres tu quien está pendiente, quién quiere verlo a todas horas y no sabe qué hacerle para que te dé afecto, parece que el karma te ha dado un buen “coscorrón”, haciéndote pagar por lo de antes. Acabas viviendo lo que ha vivido tu anterior pareja contigo y eso se va entrelazando en cada relación sucesiva que tienes, añades lo que te ofrecen a tu personalidad y lo reproduces, unas veces positivamente y otras negativamente. ¡Esto le sucede a muchas personas!, ¿Te apetece analizar tu historial sentimental a ver si se cumple también en ti?.

Neuronas Espejo

Las llamadas neuronas espejo, son un grupo de células nerviosas que se activan cuando una persona realiza una acción o cuando observa a otra realizando una actividad, se activan poniendo en marcha en nuestro propio cerebro los mismos circuitos cerebrales que esa persona. El estudio de las neuronas espejo se considera el más importante aporte a la neurociencia en las últimas décadas, son las encargadas de la imitación y, del desarrollo de la empatía que nos permite ponernos en el lugar de los demás, cuando sintonizamos con nuestra pareja compartimos el mismo estado emocional.

Lo que debemos sacar en limpio es que juntos avanzamos en mejores condiciones que solitariamente (la unión hace la fuerza) y la finalidad de las neuronas espejo y la empatía, es: favorecer nuestra sociabilidad, subsistencia y conexión con el entorno para entendernos mejor y respetarnos.

Captar la realidad del otro, pero manteniendo la nuestra propia también para poder acompañar con eficacia en el proceso de ayuda, de apoyo, de generosidad quizás nos acerque a humanizarnos más y entender muchas cosas de lo que va esto de ser personas que conviven en el planeta llamado tierra.

Articulo escrito para El Progreso de Lugo, 8 diciembre 2018

Back to top
Abrir chat