LAS CENAS LOCAS DE EMPRESA

LAS CENAS LOCAS DE EMPRESA

LAS CENAS LOCAS DE EMPRESA 980 550 AnaCastroLiz

El ámbito laboral levanta tantas tensiones como pasiones, pudiendo originar “affaires”en las reuniones navideñas

Diciembre es un mes donde las comidas y cenas de navidad de las empresas están en su máximo esplendor. Entre vino y copa pueden ocasionarse situaciones de desmelene y desfase, uno se desinhibe y si todo fluye, pueden hasta producirse aventuras entre compañeros. Ir pasado de vueltas ayuda a sacar del interior aquello que llevas deseando todo el año, “tirar los tejos” a esa compañer@ que tanto te gusta, y tanto morbo te ha dado de lunes a viernes, convirtiéndose “eso de ir a trabajar” hasta de un placer para la vista.

Mezclar trabajo con placer

A veces se pasa más tiempo en el trabajo que en casa, llegando a convertirse tus compañeros, en tu segunda familia. Como el roce hace el cariño, puede darse tener una aventura.

Es que nos atrae lo prohibido y clandestino, excita mucho imaginarse que puede pasar “un rollete en el despacho” o “besarse en el habitáculo de la maquina del café, que hay para los descansos cuando nadie te ve”.

Salir y pasar un rato divertido con compañeros ayuda a relacionarse y que las rencillas, si las hay, se calmen, luego interesa, quedar bien con jefes, pero en general son situaciones que a la gran mayoría les atrae.

Preguntas que debes plantearte en una cena de empresa son: ¿Qué debo y no debo tomar en estas comidas?¿Que limite de alcohol puedo tomar? ¿Cómo debo comportarme para no perjudicar mi reputación?

En una cena de empresa no puedes comportarte como cuando estas con la familia

o los compañeros del bachiller, ¡no hables de política ni salud!

Puede ser un momento propicio para «pillar cacho», con ese derroche afectivo donde te abrazas más que cualquier otra época del año, junto con la efusión del momento, el exceso de brindis y soltar parrafadas varias, facilitará el cortejo.

Posibles Situaciones

Puede pasar que;

  • “Te líes CON UN COMPAÑERO”; no puedes aguantar más sus insinuaciones, y ese día no te resistes a sus encantos, ¡terminas por tirarte a su cuello sin piedad mordiéndolo como si fueras un vampiro!
  • “Te líes CON EL JEFE”; de forma obsesiva te maravillas por él, atrayéndote su poder y su magnetismo de líder, observando que posee un aplomo fuera de lo común muy alejado del resto de los mortales porque te da órdenes como nadie, hechizándote y caes como una “mosca”.

En ambos casos ten presente si es ¿sólo sexo o algo más?, además de lo que quiere la otra parte.

De ser la estrella acabar siendo estrellado

¿Qué sucedería si al día siguiente te arrepientes?. Porque hiciste el ridículo, o la noche acabó mal (no os entendisteis eróticamente hablando), o tiraste los tejos y te hicieron una cobra.

Tampoco pongas “podre” a tu “aventura” con los demás compañeros de trabajo o des demasiados detalles de lo sucedido, cuando llegues el lunes a la vida laboral.

Sé discreto para que ese día festivo no afecte a nadie. La madurez y la responsabilidad deben estar presentes en situaciones de este tipo, Mantener una relación educada y cordial con el compañero o compañera de trabajo con quien tuviste un tonteo o algo mas, te ayudará a enfrentarte cada día a verle de nuevo la cara si no queréis nada mas, o nunca se sabe, quizás de algo así, pueda surgir una bonita historia de amor, la magia de la navidad puede hasta sorprender.

Artículo escrito para La Voz de Galicia. Edición Lugo, 17 diciembre 2018

Enlace

Dejar una Respuesta