MIEDO AL FUTURO

MIEDO AL FUTURO

MIEDO AL FUTURO 751 2048 AnaCastroLiz

¿Tienes pensamientos negativos sobre cualquier cosa, lo quieres controlar todo y tu mente te domina?

A eso se le conoce como ansiedad, son muchas las personas que la sufren irrumpiendo una serie de síntomas en sus vidas, que les hace ver peligros constantes (que pueden ser reales o imaginarios) por todas partes. Es una forma de existir, cargada de inquietud constante e intensa, que desbarajusta la vida y provoca que estes disperso.

¿Estás anticipándote para estar preparado a lo que pueda suceder?, ¿ves peligros por todas partes o problemas por resolver, que te acechan a ti o tu entorno, consiguiendo que te paralices, huyas o simplemente te pongas a la defensiva?.

La ansiedad bloquea tu capacidad de vivir el momento presente, consiguiendo que te preocupes sin cesar por lo que pasó en el pasado o vendrá más adelante. Hace que hables de lo que fue, hiciste o te pasó a ti u a otro, o vas hacer, hace que seas muy perfeccionista, tengas fobias, trastornos obsesivo-compulsivo, pánico, agorafobia, claustrofobia, estrés o miedo escénico (tener que hablar en público), por ejemplo.

Te voy a explicar este miedo y cómo puedes superarlo. Sigue leyendo por favor:

¿A que no confías en ti?

En el fondo, la ansiedad te está mostrando que no confías en la vida, ni en ti mismo.

Siempre esperas algo. Esta espera te bloquea impidiéndote sentir y disfrutar de lo que te sucede en tu presente, obsesionándote con lo que pueda ocurrirte, imaginando toda clase de potenciales escenas peligrosas que están por venir o queriendo encontrar señales que puedan confirmar tus sospechas.

Tienes un gran potencial con tu imaginación y este es el problema, ¡mal utilizas ese poder!. La ansiedad te está enseñando que no te valoras y crees que no eres capaz de afrontar con éxito tu vida.

Es tu mente la que te domina, dando paso a montón de temores. Deberías conocer tus capacidades y cualidades, escuchar mas a tu intuición, olvidarte de tener que demostrar siempre a los demás quién y que eres y disfrutar lo que tienes ahora.

Lo quieres controlar todo pero lo que consigues es lo contrario: descontrolarte.

Repites comportamientos de tus padres

Además, la ansiedad suele ser un síntoma heredado comportamental, te explico; nacemos predispuestos para reproducir lo que sufrieron nuestros padres y repetimos sus frustraciones y miedos.

La exposición a ciertas escenas emocionales similares a las que ellos afrontaron hará que somaticemos esos conflictos. Por eso, analiza por un momento como funcionan tus papas (o como se comporta el que más afinidad tienes) con respecto a la ansiedad, al hacernos conscientes de esto tendremos más capacidad para saber resolver esta incógnita y desprendernos de ella.

Encontrar el “para qué” funcionas así te ayudará a desaprender y dejar de hacerlo, al cambiar tus creencias asociadas a esos miedos y temores, te liberaras y desactivarás definitivamente el conflicto en ti.

Herramientas para desactivar tus miedos:

  1. Respeta tu presente. Si después de una experiencia estresante, te quedas pensando: “casi acabo mal”; o “seré más precavido a partir de ahora asi evito que me vuelva a pasar”, o cualquier otra expresión con tal de conectarnos con lo ya vivido, ¡estarás alimentando esa ansiedad!. Al mantener ese pensamiento en tu presente sobre algo que ya ha pasado, hará que tu cuerpo se comporte todo el tiempo como si lo estuviera reviviendo de nuevo. Cuando tomes conciencia de que tus “angustias” forman parte de otro momento temporal, será el primer paso para que tu cuerpo pueda recuperar el equilibrio.

Dejar ir, lo que fue es importantísimo.

  1. Obsérvate. Para tu mente la vivencia que has tenido y lo que repites en tus pensamientos como tormentosos, es lo mismo, me explico, es como si lo estuvieras reviviendo constantemente. Tu mente interpreta unos hechos y eso fomenta que tengas ansiedad, al creer que todo es sumamente catastrófico, tu cuerpo se activa y empieza a funcionar como si estuviera en alerta constante, ¿entiendes? Y entras en un bucle de síntomas físicos y emocionales, acompañados de tu discurso mental; no valgo, no puedo, no sé nada, no me van a salir las cosas bien, todo irá mal, etc.
  2. Abandónate a la incertidumbre. Es algo difícil de hacer, lo sé, pero es lo que te va a salvar. Tienes obsesión por tenerlo todo controlado. Cuanto más controlada esté tu vida, se supone más seguridad tendrás. Pero eso te agota, y no te deja dormir, ya que estas en alerta constante, no paras de ocultarte frente al mundo.

Solo cuando te quites tu mascara y te muestres como realmente eres, dejarás de padecer esta exigencia.

Supervivencia Inconsciente

Aprendes a controlar los tiempos, las miradas, y las reacciones de los demás, te conviertes en casi un robot, donde todo está cuestionado y milimétricamente analizado. No das paso a lo que sientes o quieres, solo a lo que piensas a cada paso.

No admites criticas, ni te expones a quejas de compañeros, amigos o pareja, en cambio se te da muy bien cuestionarlo todo a tu alrededor. Te molesta el ruido exterior pero no te das cuenta del ruido que tienes en tu mente interior.

Has desarrollado un patrón de comportamiento tan activo en ti que te controla totalmente,

eso es lo que debes romper.

 

Actualiza tu “software”

Imagina que tu mente es como un ordenador y se ha acostumbrado a funcionar con programas (software) y que debes actualizarlos constantemente, eso te indica la ansiedad, que quieres manejar mejor el funcionamiento de tu vida, vas y te bloqueas. La liberación consiste en introducir herramientas psicológicas optimas y de última generación para que puedas expresarte correctamente de: lo que sientes, piensas y quieres, cómo dialogar, exponer tu opinión a los demás y saber tomar decisiones, entre otras cosas, sabiendo que no dependes de lo que piensen tus padres, amigos o pareja de ti.

¡No es fácil, no, pero es posible de realizar!. No todos los problemas de ansiedad se generan por el mismo conflicto emocional, pero puedes conocer mejor tus miedos y ser el dueño de tu vida empezando a descubrir lo que te depara el presente con todo su potencial.

Artículo escrito para El Progreso de Lugo, 30 marzo 2019

Enlace

5 comentarios

Dejar una Respuesta

Back to top
Abrir chat