El Diario de Pontevedra

LA RESTRICCIÓN PERIMENTRAL DE SAN VALENTÍN

LA RESTRICCIÓN PERIMENTRAL DE SAN VALENTÍN 469 1280 AnaCastroLiz

¿Se revolucionará por completo el concepto sobre el amor, por aprender que para cuidar a los demás, no podemos tocarnos?

El 14 de febrero se celebra el día de San Valentín, fecha especial para los que están enamorados, creen en la amistad y el amor. En estos tiempos tan revueltos de pandemia y cierres perimetrales, es un drama total tener que pasar un tiempo alejado de la pareja, si se vive en lugares diferentes y no tienes manera especial de celebrar dicho acontecimiento como se merece.

Los más jovencillos o parejas recién formadas, con todas sus hormonas revolucionadas y pasión desatada son los que estas restricciones mas han fastidiado y peor parados de esta situación están, por no poder dar rienda suelta a citas en restaurantes, visitar monumentos o descubrir lugares lejos del habitual.

Con todo lo que nos está cayendo se están poniendo a prueba muchas de nuestras fortalezas, sobre todo para el que tiene pareja, porque está descubriendo cómo funcionan juntos al no tener tantos evasivos, ni opciones donde divertirse, o desconectar.

O hablas más que nunca, y aprovechas para expresar tus miedos, angustias, quejas de la pandemia, si te pondrás o no la vacuna, y también los planes se quieren hacer después de todo esto, o te sientes más incomprendido y vacío porque tu pareja no te completa pero aguantas porque ahora es complicado tomar otro rumbo.

Lo que está claro es que esta situación de falta de libertad puede contribuir a un mayor crecimiento personal. Aprender a aceptar lo que sucede, contribuye a que uno profundice en sus potenciales y sepa con quien puede contar. Las crisis son grandes oportunidades no solo para el cambio en la sociedad, sino también en las personas. El cambio se suele producir cuando algo va mal, no cuando va bien.

Estés solo o acompañado, deseo que disfrutes de un día dedicado al amor hacia ti mismo y puedas celebrarlo en distancia o al lado de quién amas, sin tener la bata puesta ni las zapatillas, intenta hacer algo especial para que recuerdes de forma diferente este día.

Las tres posibles situaciones según tu estado sentimental para vivir el día de los enamorados con cierre perimetral son:

13 febrero día del soltero

La mitad de los españoles este solos o en pareja prefieren hacerse un regalo porque más que nada, van a lo seguro, saben que aciertan.

El día del soltero es el 13 de febrero que también coincide con el día de los amantes. Cabe destacar que las mujeres son las que más se hacen regalos en esa fecha (62%) frente a un 39% de los hombres. Así que una bonita forma de celebrar que estas soltero y te quieres, es sobre todo mimándote, ya que simboliza felicidad, siendo un acto de reafirmación personal, que refleja que te cuidas, que tienes autoestima y que sabes tomar decisiones y sabes controlar tu vida. Los Regalos estrella para hacerse pueden ser desde: joyas, perfumes, ropa, comprarse libros, hacerse una buena comida, tomar un vino especial o planificar un viaje, poder darte todo aquello que te gusta es reconocerte a ti mismo como especial, y si además puedes compartir risas, complicidad y momentos con personas que aprecias, como pueden ser: amigos, familiares, vecinos puede ayudar a sentirte mucho mejor, también puedes tener detalles hacia ellos.

Planes en distancia

El que está fecha distanciado de su pareja, seguramente ya esté acostumbrado a saber cómo llevar más fechas desatacadas de la misma manera, pero para dar un toque distinto a este día y sorprender a tu pareja, te propongo una lista de cosas que podéis hacer y son las siguientes:

– Sorprende en el desayuno con enviarle una canción o un poema, dale los buenos días con un video clip o cita amorosa, que pueda trasmitir tus sentimientos, no hay mejor manera que enfrentarse al día que hacerlo sincronizados y con buenos deseos.

– Dar un paseo y compartir las emociones, mantener una conversación por teléfono mientras os aireáis y hacéis algo de ejercicio juntos.

– Prepara una serie de preguntas y hacer un juego donde podáis compartir intimidades, ilusiones y proyectos, además de profundizas mas en vuestro interior para conoceros mas afondo.

– Usar el sexting, tener un momento para disfrutar del sexo con tu pareja, aunque no exista contacto de por medio, existe una aplicación que se llama “Bliss, que transforma el cibersexo en un juego. Podrás elegir tu música favorita, seleccionar qué llevas puesto y tus preferencias para que “Bliss” cree un juego específico para ti y tu pareja.

– Organizar una cena por videollamada romántica, donde poder compartir la última comida del día conectados.

Sesión Vermut en pareja

No es necesario tener dinero para celebrar un día especial en pareja, por eso te propongo el siguiente plan sin salir de tu casa y totalmente asequibles ajustados a estos tiempos, y es organizar una buena fiesta y sesión vermut en pareja.

Este año San Valentín cae en domingo, y para comportaros como auténticos domingueros, no hay nada mejor que sorprende a tu pareja con una yincana casera, por toda vuestra casa. Vestiros todos guapos, comenzar por la Cantina Cocina, con la primera consumición y tapa, seguir hacia el Bar del Pasillo donde podéis simular estar en un museo y comenzar alguna obra, luego al Salón Center Musical para escuchar un concierto por la televisión donde podáis bailar, y comer en el mejor restaurante romántico la Terraza in Love decorar de forma acogedora vuestra terraza o tendal y pedir comida a domicilio. Actuar como unos turistas por vuestra casa, imaginaros que estáis por las calles de una ciudad que os guste o inventar un lugar por conocer.

Después de comer podéis dormir una siesta y por la tarde colocar tarjetas por toda la casa numeradas con pistas a seguir, que guarden desde preguntas, retos a superar y sorpresas.

Terminar la jornada con un spa casero, con masaje y bañera con espuma, adornado con velitas, luz tenue y música ambiental y dar lugar, como no, a la pasión, fantasia y al sexo.

Articulo escrito 13 febrero 2021 para EL PROGRESO de Lugo y DIARIO DE PONTEVEDRA

LOS FOTO-PAJEROS

LOS FOTO-PAJEROS 469 1280 AnaCastroLiz

¿Es moralmente incorrecto masturbarse al deleitarse con la foto de alguien ajeno a tu vida por Instagram?

Exhibir fotos por las redes sociales, mostrando “partes del cuerpo” que en tiempos pasados podrían ser censurables, hoy en día, están de lo más normalizas, convirtiendo de esta manera a cualquier mortal, en un protagonista de una portada del VOGUE particular, en su perfil social, sin necesitar ser un famoso. Lucir “cacho” te sube la autoestima hasta el cielo y más allá.

Los más tímidos, ya sea por tener unos determinados principios o por temer las críticas de los que se asoman a sus redes sociales, pueden ser los más reservados a la hora de enseñar, pero eso no quiere decir que no participen en todo esto de la imagen que se expone en Instagram. Son los protagonistas de este artículo por ser anónimos, y por pasar desapercibidos, además saben apreciar la belleza como nadie. Los “voyeristas” de las redes sociales, saben analizar las fotos de los demás con absoluta diseminación, por envidiar la valentía de los que se muestran o por querer copiar esa estética pero la realidad es que muchos son unos “foto-pajeros”, les encanta masturbarse espiando a personas súper- guapas.

¿Cuándo un simple mirón se convierte en voyeur?

El voyeur se caracteriza por la contemplación de personas desnudas o manteniendo relaciones sexuales, consiguiendo así una excitación, que puede terminar en masturbación inmediata (o más tarde, al recordar dicha escena). El riesgo de ser descubiertos actúa, a menudo, como un catalizador de la excitación. En estos tiempos que vivimos, con miles de estímulos por todas partes, los voyeurs del siglo XXI se excitan con una cara anónima, con que lleves puesta ropa sugerente, o como si vas totalmente vestido, y eso no tiene que ser prejudicial, al contrario, es maravilloso poder contemplar belleza en detalles que para muchos otros pueda pasar desapercibido.

El problema surge cuando, esa conducta es compulsiva y que solo consigue dicha excitación por tener sexo de esta manera: observando o añadiendo en su imaginación lo que falta en la escena y eso es lo que se considera un trastorno parafílico. Lo patológico surge cuando este comportamiento se convierte en la actividad más importante de cada día, queriendo hacerlo cada vez más y necesitando más estímulos para poder ser saciado, de forma muy frecuente, o si esa actividad es interrumpida por lo que sea, y el voyeur se comporta ansioso, deprimido y con pensamientos obsesivos, sobre cuando poder hacerlo de nuevo.

 

El problema surge cuando, solo se consigue excitación esta manera

 

Las redes de la lujuria

En los 90 se usaban revistas o pelis porno para conseguir pasar un buen rato a solas con tu “cinco a uno”, en los 2000 comenzaron los chats privados más “hots”, en el 2010 comenzó la especialización de páginas web y miles de peliculas para adultos con todo tipo de temáticas, esa misma libertad, se ha vuelto simple y a partir de este 2020 puede dar autoplacer solo mirar fotos; de tu vecina, conocida o de alguien accesible que puedas terminar conociendo, y sin que existan los remordimientos de gastar en otro tipo de aplicaciones o servicios que requieran un coste o implicación emocional.

Quizás puedas llegar a sentir remordimientos si conoces a esa persona, o si es la novia de un amigo, pero lo destacable de esta práctica es que cada vez existe menos sentimiento de culpa a la hora de ejecutar un acto erótico con el perfil de alguien, incluso atreviéndose a decírselo a esa persona, generando mucho más morbo y placer en poder expresar lo que deseas.

La incorrecta educación sexual (o falta de ella) a la que estuvieron sometidos los varones criados de los años 80 hacia décadas anteriores, contrarresta con la socialización, normalización y liberación de poder expresar hoy en día que masturbarse es sano.

Tanto perfiles públicos como de personas desconocidas, están sirviendo a todo tipo de foto-pajeros para alegrarles el día y sin tan siquiera caer en la cuenta del buen rato que hacen pasar por tan solo una simple mueca que han puesto, por su sonrisa pícara o una pose determinada.

 

El morbo es un lenguaje muy particular que cada uno interpreta según sus creencias eróticas

 

Preferencias mundo del Látex

Las fotos que más impacto dejan en la mente de un posible voyeur, suelen ser las de las vacaciones, porque se luce con menos ropa: con los bikinis y bañadores. Para un foto-pajero es fácil buscar perfiles de personas que viajan mucho o que solo cuelgan fotos de sus momentos de ocio, ya que ese escenario les excita más, metidos en faena (de masturbación) suelen alternar con otro tipo de imágenes o escenas que buscan por internet más explicitas o relacionadas con la pornografía y a partir de ahí, lo pasan en grande.

Cualquiera puede ser una víctima de este “mano a mano”, con mostrar un canalillo, llevar vaqueros o leggins que marquen. El caso es que el voyeur, se imagina vivir situaciones eróticas con esas personas, como será tocarlas, besarlas o tener sexo con ellas/ellos, etc.

El sentimiento de culpa

La conducta del voyeur es desadaptativa, suele reconocer que lo que hace, no está del todo bien ya que, si tiene pareja, puede sentir que le es infiel si busca estímulos sexuales ajenos a su relación.

A un foto-pajero, le es difícil poner fin a dicha conducta, cuando se acostumbra a funcionar solo con su imaginación y mente, desconecta de lo que pueda sentir su cuerpo o escuchar sus emociones, suele generar ideas donde se auto justifica para así reducir su sentimiento de culpa y buscar coherencia con sus actos.

¿Tiene solución este comportamiento? ¿Se debe dejar de hacer?

Es importante identificar las disociaciones que establece al realizar este comportamiento para superar ese sentimiento de culpa “encubierto” que padece, profundizar en las fantasías encubiertas, madurar conceptos sobre las relaciones sexuales y de pareja, aspectos entre otros muchos de la personalidad adictiva que se trabajan profundamente en una terapia psicológica.

 

Articulo 16 enero 2021 para El Progreso de Lugo

¡QUIERO QUE CAMBIES!

¡QUIERO QUE CAMBIES! 469 1280 AnaCastroLiz

Intentar que una persona se comporte como te gustaría genera mucha frustración cuando ves que no lo consigues

Es frecuente que un miembro de una pareja espere a que el otro “se dé cuenta alguna vez” y se acabe comportando como realmente desea que lo haga, incluso sin llegar a pedírselo, y siendo ésta a veces la única razón de unión, “esperar ese cambio que nunca llega”.

¿Si tu pareja no hace lo que tú esperas es que no te quiere? No tiene por qué ser así, lo que sucede es que se comporta en base a sus creencias, costumbres y principios, que no tienen por qué ser los mismos que los tuyos.

La frase “estrella” más repetida por la mayoría de las parejas que se encuentran con este problema, es: “siempre haces lo mismo, nunca cambiarás” y es realmente muy tóxica.

Pretender que tu pareja realice un giro de 180º con su forma de comportarse solo porque se lo pides, equivale a rechazarla y anularla, es como pedirle que sea quien no es, o que se convierta en otra persona.

Al pasar la primera fase del enamoramiento es cuando empiezan a aflorar los defectos, y se toma conciencia de que existen diferencias. Aprender a negociar y no dar por sentado que tu forma de percibir la vida y de hacer las cosas es mejor que la del otro o la manera más perfecta, es importantísimo, porque si tu pareja no cumple tus expectativas te sentirás frustrado. Existen muchas relaciones de pareja que llevan tiempo juntas y se basan en este comportamiento, de esperar un cambio uno en el otro, algo que nunca llega.

Puedes expresar lo que te molesta y proponer un cambio de actitud a la otra parte con críticas constructivas, pero sin acabar en la imposición del tipo de: “porque yo lo digo” o “tiene que ser así sino te dejo”.

En este artículo pretendo que entiendas por qué quieres cambiar al otro, que puedes hacer y como resolver esta situación de “las falsas expectativas”.

Expectativas e ilusiones

Las creencias limitantes irracionales del estilo de: “si me quiere cambiará”, “nuestro amor puede con todo”, son pensamientos que han surgido a raíz de películas e historias de amor muy dramáticas que llevas metidas en tu mente desde toda tu vida, creyendo que el amor verdadero consiste en tener que luchar por salvar la relación o intentar ajustarte a una persona que quizás no encaja para nada en tu vida.

Por lo que tienes configurado en tu “subconsciente” un concepto del amor y de las relaciones de pareja irreal, pero que aun así pretendes alcanzar y al no conseguirlo surge la desilusión y los conflictos.

Liberarse de las expectativas no es fácil, para eso debes analizar cuáles son tus creencias sobre el amor, y romper con esos ideales si te han hecho daño en tu vida amorosa y aprender a aceptar al otro como es, si es que ambos os beneficiáis.

¿Cambiar por ti o por él mismo?

Las terapias psicológicas sirven para ayudar a las personas a conseguir encajar otros enfoques y perspectivas distintas en su vida.

Situaciones como: la falta de respeto, abuso, desprecio o engaño no son aceptables en una relación y son muy difíciles de cambiar cuando además es algo repetitivo.

El típico: “yo soy así, me coges o me dejas” puede originar en quién lo escucha, una necesidad de tener que “transformar” al otro y por llevarle la contraria, hacer lo posible para que no se comporte más de esa forma.

No seas participe de esa dinámica tan toxica, ya que si: eres infeliz, sufres, no eres tú mismo, no te sientes respetado, y la otra persona no se plantea ningún cambio, debes cambiar tú, y romper. Cambiar es transformarse, despertar la conciencia a una nueva realidad y evolucionar, algo que no se consigue de un día para otro, sino con trabajo interior y mucha paciencia.

Para realizar un cambio son necesarias dos cosas:

  1. Darse cuenta de que se quiere cambiar y desear hacerlo con ilusión y
  2. Comprometerse con ello.

Comparte tu sentir

Utiliza estas pautas para aprender a expresar lo que no te gusta:

  1. Propón sin imponer. Coaccionar o ordenar, te colocará en una posición de “creerte superior” o en ofrecer un afecto “maternal”, ambas reacciones provocarán rebeldía o lucha, por ambas partes, y tendrá tendencia tu pareja a hacer justamente lo contrario para demostrarse a sí mismo que tiene libertad en sus actos. Si amenazas o presionas, obtendrás lo contrario a lo deseado. Utiliza frases en positivo del tipo de: “me gustaría que … “, etc.
  2. Es más importante el hecho de expresarte que desear que cambio en el otro. Decir lo que piensas te concede el derecho a manifestar tus necesidades o deseos.
  3. Distingue si lo que quieres es una preferencia o una necesidad. Si necesitas que cambie, te esclavizarás a que lo haga, y todo tu equilibrio girará en torno a ese objetivo.
  4. Revisar vuestras prioridades y valores. Lo que tú puedes ver como negativo a lo mejor tu pareja, no lo valora de la misma forma, así que debéis interpretar las realidades de una manera conjunta, dando cabida a las dos formas de ver las cosas.
  5. No te lo tomes personal. Intenta entender la intención de sus actos y donde se pudieron originar, sin atacarlo o juzgarlo por ello. Plantéale ese cambio en términos positivos:me gustaría que te comportaras asi …” para que tu pareja sepa exactamente qué esperas y por qué. Dar vueltas, una y otra vez, al comportamiento inadecuado de tu pareja, fomentará más negatividad entre ambos.

Transfórmate tú

¿Quieres que cambie para ser más feliz, o que él sufra menos, o que te sientas mejor por conseguir lo que te propones? .

Si quieres que tu pareja cambie, cambia tú, como, por ejemplo;

  • Si no te gusta cómo te habla, habla tú con respeto sin subir el tono.
  • Si un desastre con sus cosas, organiza tú las tuyas.
  • Si no sabe relacionarse socialmente o no tiene amigos, fomenta tu vida social.
  • Si hay algo de que no te gusta o te está haciendo daño, díselo, pero no busques su cambio.

Las relaciones de pareja son tu reflejo, si tú cambias, todo cambia, a lo mejor no como tú quieres, pero al menos podrás darte el derecho de evolucionar tú. Deja de luchar y pelear para conseguir que cambie, es algo que no depende solo de ti, solo eres el responsable de tus actos, pensamientos, emociones y comportamientos.

Articulo escrito 5 diciembre 2020 El Progreso de Lugo

Back to top
Abrir chat