efecto halo

¿HAS TENIDO UN “CRUSH”?

¿HAS TENIDO UN “CRUSH”? 469 1280 AnaCastroLiz

Esta palabra tan utilizada por los millennials vuelve a poner de moda, “el flechazo” de toda la vida

En las redes sociales «tener un crush» hace referencia a «sentir un flechazo», o enamorarse perdidamente de alguien a primera vista, según revisas su perfil u observas sus fotos. Se usa esta palabra porque la rapidez del flipamiento es tan inmediata y casi perdidamente alocada, que puedes sentir cosas tan explosivas dentro de ti que se asemeja a un enamoramiento adolescente y a sentir mariposas en el estómago.

Es una sensación de arrebato pasional hacia una persona que no conoces apenas y cuando existe mucha atracción sexual o cuando crees que has encontrado al amor de tu vida.

¿Cómo saber si tienes un crush?

Se podría encontrar una similitud entre; el efecto de enganche que hace un videojuego, el uso del móvil y la necesidad de revisar las redes sociales o buscar constantemente información de forma digital como meterse en apps de citas por mera curiosidad, en todas se busca el “efecto inmediato de reafirmación” y el entretenimiento, sin analizar mucho más allá.

A continuación, te muestro los síntomas que tienes que presentar si tienes un crush:

1.- Revisas sus redes sociales todo el tiempo para ver si te ha escrito algo.

2.- Si no te ha contestado a un mensaje te pones muy nervioso.

3.- Si te contesta releerás mil veces sus mensajes o audios.

4.- Hablas a todo el mundo de esa persona, lo idealizas.

6.- Buscas información por todas partes de tu crush.

7.- Piensas en las cosas que podríais hacer juntos.

8.- Te arreglas más de lo normal si tienes una cita con el/ella.

9.- Te pones celoso si habla con otras personas.

También puede suceder que jamás tengas una relación con tu crush y que solo sea alguien inalcanzable o platónico.

El cerebro

El flechazo es el tiempo que tarda nuestro cerebro en liberar las moléculas neurotransmisoraque generan las distintas respuestas emocionales, por eso nos enamoramos en un segundo. Las reacciones de amor tan intenso que se provocan son las mismas que el consumo de cualquier sustancia adictiva: como la cocaína o la heroína, etc. En este proceso se ven implicadas doce áreas del cerebro que al ponerse en marcha segregan un gran número de sustancias bioquímicas; dopamina, oxitocina y adrenalina, entre muchas otras.

Las técnicas de neuroimagen han permitido comprobar que el funcionamiento de la mente no sólo se limita a los procesos cognitivos, sino que implica toda nuestra estructura neuroquímica cerebral en temas amorosos.

Diferencias de genero

El cerebro de los hombres y el de las mujeres experimentan el amor de manera muy distinta: los caballeros, cuando se enamoran, parecen tener una mayor actividad en la región cerebral asociada a los estímulos visuales, mientras que en las damas se activan más las áreas asociadas a la memoria. Una gran diferencia que explicaría la forma en que el organismo de ambos se comporta cuando se enamoran.

Elaboramos un perfil inconsciente de lo que vamos a buscar en base de la experiencia vivida con nuestros padres, con nuestros amigos de la infancia y de nuestro entorno familiar, social y cultural, cuando estamos ante la persona que encaja en ese perfil, los circuitos cerebrales pueden ponerse en funcionamiento y se desencadenan las reacciones químicas como si fuera por arte de magia asociamos por puro reconocimiento.

En el amor pasional se pone en marcha el sistema de recompensas, ubicado entre las doce áreas del cerebro; en cambio, el amor incondicional como el que se produce entre una madre y un hijo se da en la mitad del cerebro.

El Efecto Halo

Atribuye características positivas a la gente que nos resulta atractiva. Se trata de nuestra tendencia a definir el conjunto de la imagen de una persona, basándonos en uno de sus rasgos. Si por ejemplo “fulanito” es atractivo, también tiene que ser una persona responsable y amable, es algo incoherente, pero así funciona.

Es como un sesgo de confirmación, ya que juzgamos a las personas de una manera que confirme nuestra primera impresión, o aquello que ya opinemos, sobre ellas. Lo empleamos para rellenar los huecos que existen en nuestro entendimiento de una persona a la que aún no conocemos y podría ser este hecho el causante de que fracasemos por hacer tantas falsas expectativas. Además, también nos podemos equivocar, ya que, si no nos caen bien, nos conducirá a preconcepciones negativas, por ejemplo, “fulanito” aparenta que discute mucho, seguro es también arrogante.

Fue Edward Thorndike quien presentó, por primera vez, este término en 1920.

Los seres humanos tenemos tendencia a asociar lo bonito con lo bueno. En otras palabras, asociamos con personas bellas o guapas los atributos más positivos mientras que las personas feas o poco atractivas son asociadas a las características más negativas. Al tener una primera impresión positiva, la evaluación global posterior será también buena, y si esta es negativa, la consiguiente evaluación también lo será.

Las primeras impresiones sobre una persona influyen en numerosas situaciones de la vida cotidiana como, por ejemplo; en una entrevista de trabajo, al buscar pareja o al relacionarte con los demás en sociedad.

Las personas tienden a relacionarse con otras que se encuentran a su mismo nivel de atractivo. Este “efecto” afecta también a niños e incluso en los bebés, investigaciones concluyen que los bebés prefieren relacionarse con personas atractivas.

Las pautas para saber lo que se tiene que ser hermoso o atractivo varían con el tiempo. En cada época y en cada cultura, son diferentes aspectos los que son valorados como atractivos o no según las modas.

Este efecto explicaría de alguna manera por qué tenemos prejuicios y por qué juzgamos a las personas sin conocerlas. Sería importante tener todo esto en cuenta para intentar no llevarnos decepciones por un exceso de expectativas cuando no conocemos a una persona o ser demasiado duros a la hora de sacar conclusiones precipitadas negativas sobre alguien nuevo.

Articulo escrito el 27 noviembre 2021 para El Progreso de Lugo

Back to top
Abrir chat